.......... ........ ......... ....... .......

¿Aprovecharíamos una brusca caída en el Bitcoin para comprar?

20 de marzo de 2014



Una conversación muy típica que suele surgir cuando se habla de invertir en Bitcoin, es si sería rentable invertir en caso de una nueva brusca caída en esta "moneda digital".

Todos hemos visto cómo el Bitcoin ha llegado a cotizar por encima de los 1.200 dólares, caer cerca de los $300 para volver a subir a los $700. Es inevitable pensar o equiparar el Bitcoin a los movimientos bursátiles, donde en caso de que la cotización cayera a los $100 parecería una verdadera ganga.

A fin de cuentas, una creencia de la bolsa es que todo lo que baja, sube, y todo lo que sube, en algún momento baja. Y el caso es que esta jugada podría salir bien, pero también podría acabar horrorosamente mal.


 Si queremos jugar o especular, todo vale, bien sea la compra de tulipanes, de Bitcoin o de margaritas, pero si analizamos el Bitcoin racionalmente como inversores, estos serían los motivos por los que no habría que acercarse a este tipo de inversión que inversores profesionales de la talla de Warren Buffett han considerado como la nueva tulipomanía.

En toda inversión innovadora suele encontrarse un mismo patrón: en primer lugar invierten los visionarios cuando el precio está por los suelos. Después llega la manada que invierte en función de lo grande que va a ser ese tipo de inversión al haberse disparado su precio. Luego llegan los que Buffett definía como los idiotas, que son los que invierten para ver cómo el precio de ese activo se derrumba.

(Leer: este hombre gana 8 millones de dólares al mes con el Bitcoin)

El problema con el Bitcoin es que al no tener valor intrínseco, podría ser uno de esos idiotas tanto el que compra a 500 dólares como el que compra a 5 dólares, pues... ¿alguien puede decir cuánto vale realmente un bitcoin, cuál es su valor?. El valor del Bitcoin es $0 y su precio fluctúa en base a la esperanza especulativa de que alguien esté dispuesto a pagar más del precio al que compraste inicialmente.

Vamos a analizar racionalmente este tipo de inversión suponiendo que hablamos de un activo X.

El activo en cuestión:

1. Fue creado de forma anónima: nadie sabe quién es su creador, pero todos saben que el creador se embolsó 400 millones de dólares antes de desentenderse del activo en cuestión.

2. El activo no está regulado por ningún organismo o institución.

3. La principal plataforma de intercambio cerró y todo indica que los usuarios no van a recuperar su dinero.

4. Las plataformas de negociación pueden hackearse, robar ese activo y nadie se hace responsable. Es decir, pueden robarte tu inversión y aquí no ha pasado nada. También puede cerrar la plataforma y no puedes reclamar, porque realmente no te han robado nada de valor.

5. Es una inversión demasiado innovadora, pues únicamente lleva unos pocos años y nadie sabe si tendrá futuro, aunque el futuro de ese activo por ahora pinta muy negro.

6. Es un activo que en cualquier momento puede declararse ilegal por los Gobiernos, perdiendo la totalidad de la inversión.

7. Es el activo empleado para el blanqueamiento de dinero, compra de armas y todo tipo de actividades ilícitas.

8. El activo tiene una enorme volatilidad que no responde a patrones económicos ni referencias macro.

¿Invertirías en este tipo de activo?. Analizado de esta forma no es la clase de inversión con la que uno sueña. Y por tanto, esta inversión es de alto riesgo tanto a 400 dólares como a 50 dólares.

Existe un principio muy básico de inversión, que sería no invertir en algo que no conozcamos su valor o podamos averiguar cuál sería su precio razonable. ¿A un precio de 1 dólar por Bitcoin sería barato o caro?. Nadie lo sabe y no hay ninguna forma de averiguarlo, por lo que la inversión desde el punto de vista racional estaría totalmente descartada.







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo