.......... ........ ......... ....... .......

El futuro de los negocios: el cambio se está produciendo más rápido de lo esperado.

30 de abril de 2014



El sector minorista está sufriendo un cambio dramático. Todos los empresarios saben que su empresa debe tener una presencia en Internet y redes sociales para que su negocio goce de visibilidad. Pero lo que no esperaban los expertos es que el comercio electrónico creciera tan rápido como lo está haciendo, según muestra el informe de Business Insider Inteligence. Y es que el sector del Retail en 2014 ha alcanzado unas ventas nunca antes vistas, y desde luego inesperadas.


Se prevé que de continuar este crecimiento, las tiendas físicas de muchos de los productos cotidianos podrían quedar obsoletas o sencillamente convertirse en un complemento de la venta online, teniendo un impacto en los ingresos mucho más bajo.

Según estos expertos, con el cambio de los hábitos de los consumidores se está produciendo un abandono de la venta al por menor en tiendas físicas para pasar a las compras digitales. Y este cambio es más rápido de lo que pudieron prever.

Y no hablamos únicamente de productos tecnológicos, sino de tiendas de ropa y accesorios, contratación de servicios variados como pueden ser agencias de viaje y servicios financieros.

(Leer: Los negocios más rentables del futuro y las industrias que generarán empleo)

La contratación de viajes ya se está haciendo prácticamente por internet, por lo que las agencias de viajes  online, con el cierre de oficinas y prestando más atención a la presencia online, han descubierto su filón incrementando su rentabilidad. Lo mismo ocurre con las empresas de seguros y con los comparadores de precios.

La falta de potenciación en el comercio electrónico se encuentra entre los motivos de por qué la cadena J.C Penney está en números rojos mientras sus rivales van creciendo. Inditex (Zara) es una de las empresas que está aumentando su facturación online considerablemente hasta el punto de que en 2020 podría hacer más del 40% de su facturación a través de la red. Hay quien piensa que que nos quedamos cortos en esa estimación, y que podría ser más del 50% de su facturación.

En España ya encontraríamos también un incremento asombroso en el comercio electrónico, donde las tiendas de ropa y complementos en la red están comenzando a ser negocios muy rentables, así como ya están alcanzando un volumen de ventas considerable algunas empresas de productos ecológicos que venden exclusivamente por internet.

En un futuro no muy lejano, probablemente haremos la compra del supermercado por Internet, y rara vez pisaremos una tienda de ropa física. Probablemente los centros comerciales sean a través de nuestro ordenador, donde gracias a la realidad virtual tendremos la sensación de estar en unos grandes almacenes.

Hay quien piensa que este cambio en nuestros hábitos de compra y contratación de servicios es un gran avance, aunque otros lo ven como el "Armageddon" del empleo, un destructor de empleos donde se podrá prescindir de decenas de trabajadores para cubrirlas con varios empleados de perfil tecnológico.

Como decía el otro día uno de nuestros lectores, llegará un momento en el que seamos tan eficientes tecnológicamente que los coches se fabricarán solos sin intervención humana. El problema es que la gente no tendría dinero para comprar esos coches.

Sin duda, se podría hacer un gran debate sobre los beneficios/inconvenientes de la tecnología y su impacto económico. El caso es que si el futuro de los negocios es el comercio electrónico, hay que formar parte del futuro.







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo