.......... ........ ......... ....... .......

Trabajar por cuenta ajena es la inversión menos rentable y de mayor riesgo.

18 de abril de 2014



Muchas personas dicen eso de: "yo prefiero algo seguro sin calentamientos de cabeza, así que no me veo montando un negocio, pues te puede ir mal". Y es cierto, pero... ya que por aquí tratamos temas de inversión, vamos a analizar esta inversión de la forma que Jeff Haden lo ha hecho en Inc.com:

Es una inversión simple. Nosotros apostamos todo nuestro dinero sin diversificación a un solo valor. Ventaja: cada año ganamos un 3% más aproximadamente. Desventaja: Cualquier día podemos perderlo todo por razones que escapan a nuestro control y que podríamos no ver venir. ¿Te parece una buena inversión?. Con esta analogía que Jeff Haden emplea, lo cierto es que esta inversión es demasiado arriesgada, a pesar de que es la elegida por millones de personas en todo el mundo. Todos los días se dirigen a trabajar para levantar la empresa de otra persona y sin una garantía de que nuestro trabajo (nuestra inversión) vaya a permanecer siempre.


Imagen: The Good Wife
Si nos fijamos, por primera vez (al menos que yo haya vivido), el riesgo de montar un negocio y tener un trabajo se ha equiparado, pues un negocio te puede ir mal y perderlo todo, pero tú lo diriges y el crecimiento es ilimitado (te puedes hacer rico). Un trabajo te puede ir bien, y el crecimiento es limitado, y si te va mal, te quedas en la calle y lo pierdes todo (dedicación, esfuerzo, sacrificio y tiempo que hayas empleado).

Ahora bien, no voy a caer en el error que comenten muchos apasionados de los negocios, pues para que un empresario tenga éxito, debe contar con trabajadores. Por tanto, para que haya empresarios debe haber trabajadores, y para que haya trabajo debe haber empresarios. La pregunta sería si quieres ser uno u otro. Ambas elecciones son comprensibles, pues no todo el mundo sirve para ser empresario. Ahora bien, desde la educación financiera siempre recomendamos el tener una segunda fuente de ingresos para aquellas personas que trabajan por cuenta ajena. (Ver: 29 formas para ganar dinero extra)

De no tener esa segunda fuente de ingresos, siempre tendrás un riesgo de padecer serios problemas en un futuro. En el momento que buscas la forma de tener una segunda fuente de ingresos, digamos que ya eres una especie de emprendedor a tiempo parcial, y quién sabe si en un futuro se convierte en tu ingreso principal.

Así mismo, esa segunda fuente de ingresos nos permitiría poder ahorrar más e incluso invertir, pudiendo general además esos ingresos pasivos que tanto gustan.

(Ver: El secreto de los millonarios contado por millonarios)

Como en cualquier inversión, es nuestra responsabilidad el conocer tanto los beneficios como los riesgos. Si analizamos el trabajar por cuenta ajena como si fuera una acción, en la ecuación riesgo/rentabilidad, el trabajo sería mucho menos aconsejable que iniciar tu propio negocio, si tenemos en cuenta la alta rentabilidad que se puede conseguir asumiendo un riesgo similar al de un trabajador.

No obstante, tómate este artículo como mera lectura de entretenimiento y ejercicio mental para pensar, ya que según la situación actual, si tienes un trabajo, no es plan de despedirte el lunes para montar tu propia empresa, aunque sí que se le puede ir dando forma a tiempo parcial a alguna idea que tengas en mente.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo