.......... ........ ......... ....... .......

Nelson Dellis, el hombre de la memoria prodigiosa, asegura que cualquiera puede hacerlo.

7 de abril de 2014



Me imagino que la mayoría de las personas, al ver esos programas donde aparecen mentes privilegiadas capaces de memorizar lo que a simple vista parece imposible de memorizar, pensarán que estos genios nacieron con una mente privilegiada, con un don, con un talento innato. Y eso podría no ser del todo correcto.

Nelson Dellis acaba de ganar por tercer año consecutivo el Campeonato de Memoria de Estados Unidos 2014, batiendo su propio récord nacional al conseguir memorizar 310 dígitos aleatorios en 5 minutos y memorizando 193 nombres y caras en tan sólo 15 minutos. El propio Nelson Dellis asegura que cualquiera puede hacerlo, aunque para ello, más que un talento o facultades cerebrales inusuales, hay que tener un entrenamiento y una perseverancia en el entrenamiento, pues él mismo, veía impensable poder hacer lo que hoy día hace. ¿Cómo se consigue tener una de las memorias más privilegiadas y prodigiosas del planeta?


Cuatro años y medio de formación y 5 horas de entrenamiento cada día es lo que ha convertido a esta persona en el campeón nacional de memoria. Lo único diferente entre su cerebro y el cerebro de los demás, es que el suyo está más entrenado.

Dellis dice en su blog que memoriza siete barajas de cartas cada día, así como una secuencia de 360 palabras al azar, 600 nombres, 1.500 dígitos y 100 líneas de poesía. Digamos que es más de 1 millón de bits de datos memorizados cada año, según sus propios cálculos. Asegura que el entrenamiento es muy sencillo para cualquier persona que desee mejorar su memoria.

(Leer: 7 cosas que tienen en común las personas más exitosas del planeta)

Dellis, el cual era analista de programas informáticos, se inspiró en entrenar su mente cuando su abuela fue diagnosticada de Alzheimer, por lo que comenzó a investigar sobre este tipo de técnicas. En 2009, compitió en el Campeonato de Memoria, pero no logró ni siquiera clasificarse, aunque su obsesión y perseverancia le hizo trabajar aún más duro hasta que en 2011 ganó por fin el campeonato, repitiendo victoria los siguientes años, y quedando en séptimo lugar en el Campeonato Mundial de Memoria.

Uno de sus récords se encuentra en memorizar una baraja de cartas barajada en 63 segundos y 303 dígitos aleatorios en sólo 5 minutos. Ha compaginado su entrenamiento con su otra pasión, el montañismo, donde dice que que mientras escalaba el Everest en 2011, iba memorizando barajas de cartas.

En 2012, Dellis fundó Climb For Memory, una organización sin ánimo de lucro que recauda fondos para la conciencia e investigación del Alzheimer.

Entre sus futuros proyectos se encuentra el hacer un torneo de memoria propio con el fin de hacer el deporte de la memoria más atractivo para el público en general y resaltar la importancia de trabajar y entrenar el cerebro evitando el oxidamiento cerebral, y quién sabe si evitar de esta forma la enfermedad del Alzheimer.

Es otra lección más de cómo el trabajo duro y entrenamiento puede llegar a vencer al talento.







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo