.......... ........ ......... ....... .......

Cómo arruinar completamente tu vida y no fracasar en el intento.

27 de mayo de 2014



Si bien los consejos de vida para tener éxito pueden ser muy variados e incluso chocantes, a la inversa, cuando se trata de auto-sabotear nuestra vida, parece que es más sencillo ponernos de acuerdo, y por tanto, extraer numerosos consejos de lo que no hay que hacer, ya no para tener éxito, sino para al menos no arruinar completamente nuestra vida.

Hace algún tiempo dimos los 10 mandamientos para fracasar seguro en los negocios. En esta ocasión seleccionamos los mejores consejos para enviar nuestra vida al garete y no fallar en el intento. Si alguno de nuestros lectores quiere añadir algún consejo extremadamente destructivo en la vida de una persona, puede hacerlo en un comentario.


1. Juega con las drogas cuanto antes.

En busca de la felicidad will smith
Es guay, y probablemente te haga adaptarte mejor a tu selecto grupo de amigos. Evidentemente, cuanto más dura sea la droga, más probabilidades de alcanzar tu objetivo conseguirás. Haz caso de todo eso que se dice, como que la coca te hace más productivo, aumenta tu rendimiento en la cama, y que la matanfetamina no es tan mala como te quieren hacer creer. Pero sobre todo, bebe. Bebe en cantidad para no ser es@ chic@ tan introvertid@. A fin de cuentas, el alcohol está bien aceptado. No seas el típico soso que no hace lo que hace todo el mundo. Eso de tener personalidad propia está sobre-valorado.(Leer: Este ranking con las drogas más perjudiciales te sorprenderá.)

2. Persigue tus sueños pero no dediques tiempo para adquirir las habilidades y conocimientos necesarios.

Si tienes como meta ser un gran empresario, no pierdas demasiado tiempo aprendiendo de negocios. Abre internet y busca esos artículos de un tío en la India que sin tener ni idea de negocios ha ganado 100 millones haciendo qué se yo. No pierdas ni un minuto en la educación financiera. Cuando seas rico tendrás buenos asesores financieros de esos que asesoran a las estrellas de cine y multimillonarios, como Bernard Madoff. Como decía Emilio Duró, un "incompetente con una meta" es como un "tonto motivado". El que es tonto a secas, no hace mucho, pero tampoco estropea demasiado. Ahora... un tonto motivado destruye todo lo que encuentre a su alrededor, pues su capacidad de destrucción es proporcional a su motivación.

3. Rodéate de la gente equivocada.

No hay camino más directo para el fracaso que rodearte de las personas equivocadas. Aplicable para arruinar tu vida personal, profesional y empresarial. Pruébalo... ésto no falla. Pero sobre todo juega un "poquito" en la línea de la ilegalidad en todo tipo de asuntos. A fin de cuentas, políticos y grandes empresarios lo hacen y no les pasa nada. Prueba suerte.

4. Cuando tengas un problema, métete en la cama y tápate la cabeza con una sábana.

Es muy efectivo. De hecho muchas personas lo hacen antes de dirigirse a un médico especializado que le dará unas pastillas para superar ese problema. Los problemas se solucionan solos. Corre por ahí una frase que dice: "todo lo bueno llega para quien sabe esperar". Saca la frase de contexto y estarás más cerca de cumplir ese objetivo.

5. Alimenta tu carácter envidioso.

Me cae bien el tipo de personas que siempre están criticando los éxitos de los demás, refugiándose en una mentalidad cerrada donde ellos son los más inteligentes, poseedores de la verdad absoluta, y el resto o bien son tontos (para quien haya fracasado) o han tenido suerte (para quien haya triunfado).

6. Consigue un trabajo únicamente por dinero aunque no te guste.

Esta es una forma de llegar a tu objetivo muy lentamente. Buscamos un trabajo monótono donde cada día de nuestra vida hagamos lo mismo durante 30 años de nuestra vida. Si te cuesta soportar tu trabajo, bebe para intentar olvidar el aburrimiento que te queda por pasar mañana, la semana que viene y probablemente los próximos años. Esto nos lleva a nuestro siguiente consejo. Adaptable a los estudiantes: estudia una carrera que no te guste pero que tenga salidas.

7. Nunca asumas riesgos.

No te equivoques. Asumir riesgos es de locos e irresponsables. ¿Sabes cuánta gente ha fracasado por asumir riesgos y después se ha arrepentido?. Abraza la seguridad y permanece en esa comodidad que denominamos zona de confort.

Nunca te olvides de aquella lápida en el cementerio en la que ponía: "Aquí murió una empresa libre de riesgos". Y es que su dueño llevó a la empresa a la quiebra por no arriesgarse a expandirse y adquirir nuevas vías de mercados... la empresa murió rápidamente, pero al menos, a diferencia de las otras que siguen vivas, ésta murió feliz al no haber sufrido complicaciones. Recuerda que los sueños son sólo eso. Sueños. Yo sueño que vuelo, y no por ello voy a saltar desde un edificio. Por tanto, si tienes un sueño, despierta, tómate un café y mejor participa en los sueños que tienen esos otros locos arriesgados, como tu jefe, por ejemplo.

8. Gasta todo el dinero que puedas. La vida es corta.

La vida es para disfrutar. ¿Es que te vas a llevar el dinero a la tumba, hombre? disfruta y gasta todo lo que puedas a los 20 y 30 años que a lo mejor no llegas a los 60 años. Si pierdes tu principal fuente de ingresos, usa el crédito que tengas. Si ya te fundiste el crédito, pues vuelve al paso 4; métete en la cama y espera que se solucione el problema por sí sólo. No hagas caso sobre tener un fondo de emergencia, pues es dinero aparcado que no estamos disfrutando. Recuerda que la vida es corta para quien la disfruta, pero demasiado larga para quien no puede disfrutarla.

9. Usa a las personas únicamente para tus intereses.

Eso de que hay que dar más de lo que recibes lo tuvo que inventar un boxeador. En la práctica lo más efectivo es recibir más de lo que das. Usa a las personas para este objetivo, y cuando ya no las necesites, deshazte de ellas. No importa si hablamos de amigos, proveedores, socios... la gente olvida rápido y muchos son tan idiotas que una vez que los has usado, cuando los llamas te ofrecen su ayuda nuevamente.

10. Nunca aprendas de los errores.

Se dice que hay personas que cometen una y otra vez el mismo error. "Qué idiotas que son. Eso me pasa a mí, pero lo mío es mala suerte". Haz lo mismo que siempre has hecho, sobre todo, si hasta ahora sólo has cosechado fracasos. Eso indica que vas por buen camino.

¿Qué más podemos hacer para arruinar nuestra vida?







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo