.......... ........ ......... ....... .......

34 Lecciones sobre el dinero que jóvenes y adultos deben aprender. La guía definitiva de Educación Financiera.

30 de julio de 2014



En tema de gestión y administración de dinero, la mayoría de jóvenes y adultos están suspensos, aunque más que estar suspensos en educación financiera, pues son conscientes de muchos de estos puntos, estarían suspensos en disciplina financiera y adquisición de hábitos financieros. Espero que esta pequeña guía te ayude a aclarar algunos puntos sobre el dinero, así como abrirte un interés por hacer las cosas bien en este sentido.

Si alguien tiene alguna pregunta, duda o desacuerdo sobre algún punto en concreto, puede dejar un comentario.


1. Saber a dónde va tu dinero.

Nunca sabrás hacia dónde va tu dinero si no llevas un control de gastos e ingresos (como en las empresas). Hoy día existen muchas aplicaciones que te ayudarán en tu educación financiera al menos a poner hacia dónde se dirige cada euro que sale de tu bolsillo. Aunque el antiguo truco de apuntarlo en una libreta a boli, también sigue funcionando. Es la única forma de saber qué gastos son tóxicos y cuáles se pueden reducir para así disponer de más dinero para ahorrar e invertir.

2. Ten un presupuesto para tu dinero.

Es una forma de asegurarte que no estás gastando un dinero que en realidad no te puedes permitir gastar. En este presupuesto vamos a indicar cuánto dinero vamos a ganar cada mes y cuánto de ese dinero va a destinarse a los pagos fijos, llevando una parte hacia un fondo de emergencia.

3. Explicamos el concepto de pagarse a sí mismo primero.

Este concepto de pagarse a uno mismo primero, no significa que del dinero que te sobre a final de mes, ahorres lo que te puedas permitir. Consiste en enviar una cantidad de dinero fija a la cuenta de ahorros nada más que cobrar, y de lo que te sobre, puedes comenzar a gastar. Parece lo mismo pero no es ni parecido. Eso es pagarse a sí mismo.

4. No es lo mismo una cuenta de ahorros que una cuenta corriente.

Debemos acostumbrarnos a la idea de que nuestro dinero debe generar más dinero y no pagar por el favor que le hacemos a un banco de depositarle nuestro dinero. En una cuenta corriente, a nuestro dinero se le descuentan todo tipo de comisiones. En una cuenta de ahorros, buscamos que nos paguen un interés (aunque sea mínimo) por nuestro dinero.

5. Nunca pagues por usar cajeros automáticos o por cobrar un cheque.

En el momento que debas pagar por alguna de estas cosas, es mejor que busques otro banco. Estos puntos anteriores nos llevan al siguiente punto esencial.

6. Negocia con tu banco o cambia de banco.

No tengas miedo en entrar a tu banco y decirle que no quieres pagar ni un céntimo por el mantenimiento de tu dinero o por los servicios asociados a tu cuenta. Muchas personas pagan entre 150€ y 300€ anuales en cargos evitables. Y eso puede no parecer mucho, pero son nuestros, y recuerda que las pequeñas fugas pueden hundir grandes barcos.

7. No confundas tarjetas de débito y tarjetas de crédito.

Con las tarjetas de débito únicamente podemos gastar el dinero que tenemos, mientras que con las tarjetas de crédito podemos gastar hasta el dinero que no tenemos multiplicando el coste real de la compra. Antes de usar una tarjeta de crédito, asegúrate de que realmente necesitas de forma urgente lo que vas a comprar.

8. No usar la tarjeta de crédito si....

Si no vas a poder liquidar el crédito que has consumido a final de mes, no deberías usar la tarjeta de crédito. A casi todo el mundo le cuesta llegar ni si quiera imaginarse la situación que puedes llegar a vivir si una tarjeta de crédito se te sale de control. Casi nadie se lo cree, hasta que le ocurre. Entonces escucha eso de "Te lo dije".

9. De hecho... ¿sabes lo que es una tarjeta de crédito?

Mucha gente cree que sabe lo que es una tarjeta de crédito, pero realmente no lo saben, y muchos de los que lo saben, realmente no terminan de comprenderlo. Una tarjeta de crédito es un tipo de préstamo cuyos intereses son los más altos del mercado. De hecho, es "usura" legal. Antiguamente, la estrategia de las compañías de tarjetas de crédito no era buscar a buenos pagadores, sino a clientes que ya hubieran tenido problemas anteriores en el pago, para de esta forma poder facturar el paquete completo, que en ocasiones consiste en quedarse con tu casa por lo que comenzó siendo una deuda de 150€.

10. Las personas nunca te darán el dinero que no pides.

Si nunca negocias tu sueldo, nunca tendrás un aumento hasta que a tu jefe le salga de las narices. Del mismo modo, si nunca negocias con las empresas de servicios, siempre pagarás lo mismo que pagan todos.

11. En finanzas, el tamaño hace la fuerza, y más número significa mejor calidad.

En una familia, el tener todos los miembros la misma compañía de telefonía móvil, puede hacer fuerza en el precio, del mismo modo que tener todo el servicio completo (internet, móvil, adsl y cable) con la misma empresa. De la misma forma, el tener todos los seguros (casa, coche...) dentro de la misma compañía te puede hacer apretar en el precio. Negocia o cambia, porque el dinero ahorrado...

12. Ahorrar más es exactamente lo mismo que ganar más.

A fin de cuentas, la economía doméstica la podemos equilibrar tanto bajando los gastos como subiendo los ingresos, aunque siempre es mucho mejor ganar más.

13. El verdadero concepto del dinero.

No todo el mundo llega a tener este claro concepto del dinero. El dinero que sale del bolsillo y no vuelve con retorno, se pierde. ¿Dejarías 20€ de propina en una cafetería a la hora de pagar un café de 1€?, ¿No, verdad?, pues no hay ninguna diferencia entre pagar 150 euros de comisiones evitables en un banco a darle 150€ de propina a un camarero. Lo primero lo tienes asumido, y lo segundo te parece raro, pero créeme, son igual de raras las dos cosas.

14. La mayoría de la gente cree que sabe cuánto gana, pero no lo saben.

Mucha gente dice que cobra 1.200€ porque se llevan a casa 1.200€ en un sobre o cheque, pero se olvidan de que el dinero que ganamos es dinero menos impuestos. Y ojo, porque en muchas ocasiones, 50€ que hayas ganado de más, te puede causar un agujero en la declaración de la renta. No soy un experto en tema de impuestos, y por eso llegado el momento me gusta que un experto en esta materia me asesore. El hecho de asesorarte en cómo pagar menos impuestos, también significa ganar más. Si eres de los que cada año debe pagar una alta suma de dinero en la declaración de la renta, puede que un asesor financiero tenga algo que decirte. Y te saldrá rentable.

15. No te harás rico trabajando por cuenta ajena.

Esta afirmación no es del todo correcta, pues claro que te puedes hacer rico trabajando para otra persona. Muchas personas se han hecho ricas de esta forma. Así que lo diré con otras palabras: "Es imposible que te hagas rico cobrando 1.500€ al mes". Y esta afirmación no es negociable ni debe generar ningún tipo de debate. Y no es nada malo cobrar 1.500€, siempre y cuando no quieras ser rico, pero sí que puede ser peligroso que te adaptes a una nómina cuyo ingreso prolongado en el tiempo no depende de ti.

16. Ser autónomo no es ser empresario.

El otro día leía que un alto porcentaje de autónomos no llegan a los 1.000€. Existen 2 tipos de trabajadores: el empresario (trabajador por cuenta propia) y el trabajador (empleado por cuenta ajena). En el medio está el autónomo, que por desgracia tiene lo peor de ambos mundos, y su existencia, por regla general únicamente beneficia al Gobierno, pues es un desempleado menos y que paga más. De hecho, puede llegar a pagar hasta más de lo que puede llegar a ganar. Voy a más, y es que paga incluso si no gana nada.

El autónomo, al menos en España, es el trabajador con peores condiciones que existe, y al igual que los deportistas de élite, debe asegurarse de que durante su vida laboral útil pueda hacer suficiente dinero para cuando termine su carrera.

17. Nunca es pronto para ahorrar para la jubilación.

En finanzas personales, cuanto más pronto comiences, más tiempo le das al interés compuesto para hacer su trabajo. Desde tu primera nómina deberías comenzar a ahorrar en lugar de gastar, pero...

18. Automatiza el ahorro.

Es muy aconsejable tener un plan de ahorro en el que cada mes nuestro banco coja de nuestra cuenta una cantidad fija, por pequeña que sea (30 ó 40 euros) y que ese dinero vaya a parar a una cuenta remunerada. Esa especie de letra nos creará la obligación adulta de tener ese dinero en cuenta, así como nuestro primer "estrés mental" de no tener ese dinero si no hacemos algo para tenerlo. Puede parecer algo retorcido pero muy útil.

19. Evita los planes de pensiones.

Lo siento, soy un verdadero enemigo de los planes de pensiones. Aunque es una opinión personal, lo cierto es que podría explicar 100 estrategias distintas que nos darían muchísimo más dinero y ventajas que hacerse un plan de pensiones. Esto nos lleva a uno de los considerados puntos más importantes.

20. Nuestro dinero siempre líquido.

A no ser que seas un tiburón de los bienes raíces (siendo los inmuebles una inversión no líquida), asegúrate de que toda inversión que hagas sea un activo líquido. Y por este motivo, entre otros muchos, jamás me abriría un plan de pensiones, pues el coste de la oportunidad nos puede salir muy caro. (Leer: Cuáles son los activos líquidos y los activos no líquidos).

21. Invertir es más seguro que ahorrar.

Ya hemos hablado de ésto. El hecho de no invertir, gracias a la inflación, significa que estamos haciendo una inversión que nos está generando pérdidas. Es cuestión de conocer nuestro perfil de inversor y nuestra tolerancia al riesgo para elegir qué tipo de inversión sería aconsejable para nosotros, pero ahorrar y no invertir no es de personas inteligentes.

22. La inversión en bolsa no es peligrosa, tú eres peligroso.

En la bolsa ocurre igual que en la carretera, y es que multiplicas las posibilidades de tener un accidente conforme aumentas tu comportamiento de kamikaze. La ignorancia financiera y la falta de preparación es lo que hace la inversión en bolsa algo arriesgado, pero es la inversión más rentable. Mucha gente dice: "es que por muy bueno que seas, puede ocurrir algo y perder tu dinero". Y es cierto, pero estadísticamente también hay algunas posibilidades de que nos de un infarto mientras hacemos el amor, y hoy por hoy, es un riesgo que estoy dispuesto a asumir.

23. Es fácil hacerse rico.

Es verdaderamente fácil hacerte un millonario. El problema es que no nos explican cómo a una edad temprana, y si nos lo explican, no solemos hacer caso. Si comienzas a ganar dinero muy temprano, no te endeudas, vives frugalmente, destinas una gran parte de tu dinero a la inversión, hacerse rico es un proceso que llega por la propia inercia. (Leer: Cuánto dinero debes ahorrar para retirarte con 1 millón )

24. El interés no es bueno ni malo, es buena o mala su dirección.

Los intereses son de dos tipos: los que pagamos por nuestras deudas o los que nos pagan por nuestras inversiones. A mí me gustan más los segundos. Son más rentables para nuestro propósito siempre y cuando nuestro propósito sea acumular riqueza.

25. No hay cuentas de interés compuesto. Tú tienes que fabricarla.

Hasta donde yo sé, no existen cuentas de ahorro de interés compuesto, pero dado que el interés compuesto únicamente es añadir el interés devengado de una inversión (el dinero ganado) al capital principal, es algo que todos podemos fabricar, tanto en la inversión en bolsa como en depósitos a plazo, así como en bonos.

26. Comienza a calcular tus gastos cotidianos de forma anual.

Ya hemos hablado de las comisiones bancarias y otras. Ahora hablemos de un café o una cerveza. El café es aproximadamente 1€, lo cual son 30€ al mes que se sumarían a unos 360€ al año. Pero realmente no es así, pues serían 360€ hoy que de haber estado bien invertidos en el mercado de valores con una tasa anual compuesta del 12%, esos cafés nos costarían más de 1.200€ al cabo de 10 años + los cafés acumulados durante esos años, calculamos que te habrías gastado aproximadamente unos 8.000€ en cafés. Suma las cervezas, el tabaco y algunas cosas mas, y entenderás por qué no somos ricos.

No obstante, si te gusta el café con los amigos, mi consejo es que no te tiques ese lujo, pues también debemos darnos nuestros muchos pequeños caprichos.

27. Pequeños placeres antes que grandes lujos.

Y ese es el secreto para ser feliz. Si te gustan los masajes, no te des un masaje de 200€ una vez al mes. Date 6 masajes de 30€ a lo largo del mes. Diferentes estudios han demostrado que la gente que sueña con un gran lujo, una vez que lo alcanza descubre lo infeliz que era, mientras que aquellos que disfrutan de los pequeños placeres más a menudo, disfrutan mucho más.

28. Las apariencias importan, pero...

Es cierto. Vestir bien y cuidarte físicamente, así como ser educado y respetuoso con los demás, son apariencias que dicen cómo eres, pero....

29. Un coche de alta gama también dice lo que eres.

Sólo hay dos tipos de personas que llevan un coche de alta gama: 1. Los que se lo pueden permitir y 2. Los tontos. Parece algo obvio, pero esta crisis ha dejado entrever que había más tontos de lo que podíamos imaginar. Y que nadie se de por aludido. Recuerda que tener un coche de alta gama no significa que seas rico, del mismo modo que tener un coche de gama media no significa que seas un "pobretón".

A menudo significa que el propietario del vehículo de gama alta tiene una deuda mayor que el propietario del vehículo de gama media.

30. No gastes dinero en la lotería.

Jugar a la lotería es una pérdida de tiempo. Estadísticamente hay más probabilidad de que te atropelle un coche de camino a echar la lotería a que te toque la lotería. Ahorra e invierte ese dinero que gastas en lotería. De esa forma, al cabo de unos años te habrás fabricado tu propia lotería.

31. Tú eres el único responsable de lo que le pase a tu dinero.

El dinero y tú tenéis una relación sentimental. Tu misión es proteger a tu pareja, no compartirla y no prestarla así como así. No culpes a nadie si pierdes dinero, pues tú eres el único responsable de lo que le pase. No es el director del banco que te asesoró para invertir en preferentes, no es el analista que recomendó invertir en Pescanova.

32. La ignorancia cuesta dinero.

El dinero bien movido a través de inversiones se puede multiplicar de una forma sencilla. No es sencillo como para que cualquiera a través de varios libros esté preparado, pero no es tan complicado como para que con dedicación e interés en todo lo relacionado a la educación financiera e inversión, no se pueda hacer.

Quien decide no estudiar acerca de la inversiones, es el que debe guiarse por los consejos de algunas personas que suelen fallar más que acertar, y cuando fallan las culpamos para esconder el hecho de que no hemos sabido proteger nuestro dinero.

33. Y para ganar dinero en las inversiones, los profesores no pueden ayudarte.

La mayor parte de lo que se enseña acerca de la inversión en la escuela o universidad es un disparate teórico inservible en el mundo de la inversión real. Es por eso que muy pocos profesores son ricos. Muchos profesores saben explicarte qué son las acciones, los futuros o las opciones (puede que lo expliquen bien o mal), pero muy pocos de ellos han llegado a probar cómo las enseñanzas teóricas desaparecen cuando aparecen el estrés y el miedo en una inversión.

De hecho, cuando veo los temarios de los estudiantes universitarios con respecto a la inversión en bolsa y la explicación de los vehículos financieros, entiendo perfectamente que ese temario ha sido creado por alguien que: 1. Nunca ha invertido en bolsa, 2. No quiere que sus estudiantes inviertan en bolsa, ó 3. Quiere que cuando sus estudiantes inviertan en bolsa, pierdan dinero.

34. Por orden, se paga la deuda antes que invertir.

Si tienes deudas como créditos personales o tarjetas de crédito, no se te ocurra destinar dinero a la inversión antes de desprenderte de esas deudas.

Visita nuestras secciones de Educación Financiera y de inversiones.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo