.......... ........ ......... ....... .......

Negocios, Finanzas y vida: errores que cometemos, luego nos arrepentimos y hoy tú puedes aprender.

14 de julio de 2014



Hace algún tiempo varios lectores me preguntaban qué errores podrían prevenir los jóvenes en materia de negocios y finanzas en base a mi experiencia.

Aunque prácticamente a lo largo de estos 4 años he ido introduciendo pedazos de mi vida en muchos de los artículos, voy a nombrar las que considero las lecciones más importantes que podría sacar en función de algunos de mis errores personales, y de paso, mostraremos algunas lecciones que podemos extraer de personas con más recorrido de vida que también tienen algo que decir al respecto.

(Leer también: Los peores errores de dinero que las personas cometen en cada cada década de sus vidas)

En mi caso personal, siempre insisto en el que probablemente es el error número uno en aquellos que venimos de la pobreza.

1. Pensar que las buenas rachas no se van a acabar nunca.

A pesar de que desde bien joven tenía conocimiento sobre lo gilipollas que puede llegar a ser el ser humano por aquello de caer dos veces en la misma piedra, nunca pensé que yo fuera uno de esos gilipollas que cayó en esta trampa 2 veces.

Como ya he dicho en otras ocasiones, si con 20 años hubiera sabido una tercera parte de lo que ahora mismo sé con respecto al dinero e inversión, no me hubiera sido nada complicado el ser literalmente rico, calculo aproximadamente con 32 años. Es por eso que en Negocios1000 siempre intentamos enviar a los jóvenes ese mensaje de ahorro y preparación financiera, pues es tremendamente sencillo alcanzar esa libertad financiera que se vende como una utopía.

2. Lo que falló en mi primer negocio.

Mi primera idea de negocio nació de forma casual. Dada mi trayectoria y experiencia comercial + los contactos que durante tanto tiempo estuve haciendo, comencé a introducir nuevas marcas ( nacionales e internacionales) en Andalucía.

Y aquello funcionó como la seda. El dinero entraba a raudales. Pero nunca caí en la cuenta de que una vez se introdujeran las marcas, estas empresas ya no necesitarían a tu empresa como intermediario. Así que tuvimos un éxito grande y rápido, y un cierre igual de rápido cuando las marcas ya no nos necesitaban. Curiosamente nadie me advirtió de esto, ni siquiera el abogado que redactaba los contratos de colaboración.

Digamos que tuve una mala planificación enfocada al largo plazo, cuando debería haber enfocado la estrategia en el corto plazo y haber actuado en consecuencia, sin cometer también el error número 1 :-)

(Leer: 21 cosas que los jóvenes deben saber y asumir a los 20 años)

Otros errores de los que otras personas advierten:

3. No te hagas adicto a un sueldo mensual.

Mucha gente a los 35 y 40 años se arrepienten de haberse acostumbrado y adaptado a un sueldo. Y eso es muy peligroso, pues si pierdes ese sueldo a los 40 años, la situación puede ser verdaderamente complicada. Es por eso que siempre aconsejamos diversificación de fuentes de ingresos e incluso pequeños emprendimientos sin dejar el trabajo. ¿Cuál es el primer requisito para perder el trabajo?; tener un trabajo.

4. Despertarte, ir a trabajar, comer y dormir.

Trabajar duro, dormir y volver a trabajar, repitiendo cada día esta "jugada". Cuando pasan los años, y descubres que lo único que has hecho ha sido trabajar, descuidando tus amigos, familia e incluso tu propia salud es otro de los círculos que debemos plantearnos.

Cada cierto tiempo hay que hacerse 3 preguntas muy simples:

  • ¿Me gusta dónde vivo y con quién vivo?
  • ¿Me gusta lo que hago?
  • ¿Soy feliz?
Cuando 2 de estas preguntas encuentran una respuesta negativa, es porque necesitamos urgentemente cambios. Sólo tenemos una vida, así que no la desperdicies.

Ejemplo personal: mientras mucha gente está deseando que llegue el viernes, en mi caso, a veces estoy deseando que llegue el lunes y vuelvan a abrir los mercados. Claro que esto tiene 2 lecturas:
  • 1. He encontrado en cierto modo una gran pasión en la inversión y mercados financieros.
  • 2. Me aburro en ocasiones los fines de semana, lo cual significa que estoy descuidando otras facetas de mi vida.
5. Pensar que debes tener dinero para disfrutar.

Esa famosa frase de "si tuviera dinero haría..." es errónea, pues si te juegas tu felicidad al dinero, descubrirás que si algún día llegas a tener dinero, te sentirás vacío. Como siempre decimos, el dinero no debe ser una meta para alcanzar la felicidad, sino que es la felicidad el camino para alcanzar el dinero. Disfruta del proceso y todos los aspectos de la vida para los que no necesitas dinero. (Leer: Reflexiones: 11 verdades sobre el dinero que cambiarán tu forma de verlo)

6. Un pasaje de James Altucher.

Me encanta poner como ejemplo a Altucher, pues es una persona que ha conocido los fracasos y los éxitos de una forma rápida y pasajera, donde su carácter y filosofía de vida le han hecho salir rápidamente de los pozos y volver a hacer 1 millón de dólares una y otra vez con la misma facilidad que perdía todo el dinero.
  • "Cuando tenía 30 años mi empresa fue a la quiebra.
  • Aquel mismo año construí una empresa basada en servicios en lugar de productos (que se valoran más) y aquello me costó millones de dólares.
  • Con 31 años pasé 365 días jugando al póquer sin dedicarle tiempo a mi familia, a mis amigos y la creatividad.
  • Con 32 años, coincidiendo con el auge de las puntocom, comencé con mi propio fondo de capital riesgo. Invertí millones de dólares en estas empresas y lo perdí todo, incluida mi casa. Tuve que comenzar desde menos de cero, pues estaba endeudado.
  • Con 34 años mi padre me colgó el teléfono en una discusión y nunca volvía a llamarle. A los 6 meses tuvo un derrame cerebral y murió. Una semana antes me escribió y no le contesté.
  • Con 36 años comencé mi propio Hedge Funds, pero a los 38 tuve que cerrarlo.
  • Con 39 años compré una casa en la parte alta del mercado inmobiliario. Entonces me divorcié, perdí mi casa, mi familia y todo mi dinero (otra vez).
  • Con 40 años las cosas se pusieron algo peor, pero  luego todo mejoró mucho. De hecho, todo está mucho mejor." (James Altucher).
Y es que Altucher hoy día es un referente de los medios y ha demostrado ser un excelente escritor que cuenta con varios Best Seller. 

Lo que muestra este pasaje de Altucher, así como su vida en general es que el dinero va y viene, los fracasos llegan con la misma rapidez que los éxitos, pero nuestra mente es como un músculo al que podemos enseñar a luchar contra los obstáculos y reveses de la vida. ¿Imagináis qué hubiera ocurrido si Altucher hubiera ligado su felicidad únicamente al dinero? Esta persona es un ejemplo de persistencia en toda regla. (Leer: James Altucher: lo que aprendí de la vida mientras hacía trading con millones de dólares)

Warren Buffett también nos daba sus 8 lecciones de vida con un increíble valor, así como hace un tiempo recogimos de Quora 10 lecciones que van en contra de la creencia popular (interesante).






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo