.......... ........ ......... ....... .......

¿Joven y sediento de éxito?, sigue estas 3 palabras.

11 de agosto de 2014



3 sencillas palabras pueden cambiar tu vida. Estas palabras son: Crear, Grande y Desafiar. Son las palabras que ayudaron a Oliver Emberton a lograr el éxito. 

Palabras sencillas y de aplicación aún más sencilla, según Emberton. Así que si estás perdido o no sabes cómo hacer algo, sigue estos consejos.

joven ambicioso exito margin call

1. Crear.

La creación te permite hacer lo que quieras. ¿Quieres ser escritor?, pues escribe. ¿Quieres ser programador?, pues programa. ¿Quieres ser empresario?, inicia tu propia empresa.


Emberton reconoce que él nunca tuvo formación en ninguna de estas cosas, y no le importó, pues conforme iba creando, iba aprendiendo lo que necesitaba para continuar. Hoy día es realmente bueno programando, escribiendo y como empresario. Es el fundador de Silktide.

Si creas las cosas bien no necesitas un curriculum, pues tu creación es tu carta de presentación. Crear es también una forma de mejorar uno mismo, pues cuando escribes, cuando creas arte o cuando creas una empresa, todo suma, y con el tiempo, todos tus conocimientos adquiridos a través de la creación, en algún momento se fusionan. Piensa en la creación como en una inversión en ti mismo.

Dice Emberton que considera que la mayoría de personas cometen un error al intercambiar su tiempo por dinero, también conocido como "conseguir un empleo", cayendo en una trampa de la vida , donde vendemos nuestro tiempo para ganar dinero. Mientras estamos haciendo eso, no estamos creando valor para nosotros, y más adelante perdemos el control sobre nuestro destino. Por tanto, tu misión es crear. Lo que sea pero comienza a crear.

2. Grande.

Si tienes un objetivo grande, tú casi siempre ganas. Y eso no significa que las cosas vayan a salir como tenías previsto. Pero vas a ganar. Y tus logros serán mayores que tus pérdidas.

Digamos que tu objetivo es escribir un solo estado en Facebook (hola, parece que hoy está nublado!!). Ese objetivo lo puede cumplir cualquiera. Ahora digamos que tu objetivo es escribir una novela completa. Probablemente no llegues a terminarla, o probablemente te acabe tomando cinco veces más del tiempo que tenías previsto para acabarla.

Pero el hecho de únicamente ponerte a escribir la novela te ha sacado de tu zona de confort y ha hecho que saques algunas habilidades. Incluso puede que hayas ganado en creatividad haciendo uso de ese cerebro que estaba poco trabajado.

Aunque no la llegues a terminar, dejándola únicamente con 150 páginas escritas, ya habrás escrito mucho más que la mayoría de la gente en toda su vida. Si sigues haciendo esto en todo lo que te propongas, en algún momento obtendrás una victoria. Y si hablamos de negocios, como decía el propio Warren Buffett: "un día dirigiendo una empresa te da más experiencia como empresario que todos los libros que puedas leer juntos".

Claro que siempre ayuda el hecho de tener claro que para lograr el éxito nunca hay que abandonar.

(Leer: La clave del éxito a través de 2 discursos)

3. Desafía.

Si eres de los que piensan que el mundo es justo y lógico, vas a estar frustrado y triste toda tu vida. En realidad, el mundo tiene mucho sentido. Pero no de la forma que puedes pensar.

Trabajar duro no es suficiente. Ser inteligente tampoco es suficiente y querer que ocurran las cosas, tampoco es suficiente. Tus instintos y educación te pueden decir lo contrario, pero se equivocarán.

Sabrás que tienes que hacer algo, tendrás claro cómo hacerlo, tendrás ganas de hacerlo, y acabarás haciéndolo, pero sin embargo, te encontrarás con el fracaso y no sabrás por qué, ya que hiciste lo correcto.

La mayoría de las personas, cuando no encuentran una explicación a este tipo de fracasos, suelen culpar a todo el mundo (la crisis, el inepto de mi jefe....)

Externalizar la culpa sólo conduce a la negación, el dolor y la ignorancia. Por tanto, lo que hay que hacer y todo lo que necesitas hacer es mirar dentro de ti mismo y pensar de qué diferente forma se podría haber hecho para que el resultado hubiera sido diferente.

Casi siempre es culpa nuestra, pero en caso de que tras un análisis lleguemos a la conclusión -estemos completamente seguros- de que el problema no ha sido algo evitable por nuestra parte, entonces déjalo pasar y sigue adelante sin flagelarte.

Crear, Grande y desafiar. Las 3 cosas que casi nadie hace al pie de la letra, y por tanto, un motivo de peso para aplicarlas y salir en la búsqueda del éxito.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo