.......... ........ ......... ....... .......

10 chistes de negocios y empresa.

11 de septiembre de 2014



Para que no falte el buen humor y a modo de terapia anti-estrés, hacemos una recopilación de los mejores chistes sobre empresas y negocios. (Leer también: 6 moralejas de negocios extraídas de 6 historias divertidas). Si alguien conoce algún otro, únicamente debe compartirlo en un comentario.

1. Diplomacia para repartir vacaciones.

El jefe de una empresa está repartiendo los meses de vacaciones para los empleados. Llama a un empleado a su despacho:

- Martínez, ¿te gusta la cerveza caliente?
- Claro que no, jefe. La cerveza siempre bien fresquita.
- ¿Te gustan las mujeres sudorosas?
- Por supuesto que no, jefe.
- Bien Martínez, entonces tú te tomarás las vacaciones cuando acabe el verano.

2. La subida de sueldo.

Un empleado llama a la puerta de su jefe, sudoroso y nervioso, le dice:

- Jefe, necesito hablar con usted.
- Sí, claro, siéntate y dime.
- Gracias... pues verá.... como ya sabrá, llevo 10 años trabajando en esta empresa. Entré cobrando 460€ y aún no he tenido un aumento de sueldo. Como sabrá, mi sueldo está incluso por debajo del salario mínimo y...
- Entiendo, y para eso estamos, para hablar. ¿Dime, cuánto quieres ganar?
- Pues teniendo en cuenta la importancia del trabajo que realizo, mi dedicación, el aumento del coste de la vida.... había pensado que 1.500€ al mes es lo que me merezco. Mínimo eso.

El jefe coge la calculadora, y comienza a hacer cuentas. Una vez acaba, le dice al empleado:

- Lo cierto es que llevas razón. Eres una figura muy importante para esta empresa, y admiro  y respeto mucho tu trabajo. De hecho, no voy a pagarte lo que me pides. Te voy a pagar 4.000€, yte voy a ascender. Tendrás tu propio despacho con secretaria, y te pondré un coche de empresa + una visa oro cuyos gastos se cargarán a la empresa. ¿Qué te parecen tus nuevas condiciones?.
- Joder.... pero si eso es fantástico. ¿De verdad?, ¿No se estará quedando conmigo, no jefe?
- Pues claro que sí me estoy quedando contigo. Pero que conste que tú has empezado!!

3. El nuevo en la empresa.

Por algún motivo, un incompetente consigue superar las entrevistas de trabajo y obtener un puesto de mando intermedio en una gran compañía (y eso no es un chiste, pasa todos los días). El primer día de trabajo, entra a su oficina, se sienta en su silla con los pies encima de la mesa, coge el teléfono y pide el desayuno:

- Hola, quiero que me suban un zumo de naranja natural bien colado, una tostada completa con poca mantequilla y poca mermelada, no muy hecha. Y por favor, me gustaría que me la subiera la mujer del vestido rojo ajustado y grandes pechos que hay sentada en recepción. Y no tarden.

Al otro extremo del teléfono se escucha:

- Pero payaso, te has equivocado de número de teléfono, holgazán, vago asqueroso... la mujer del vestido rojo es mi esposa, imbécil... ¿sabes a dónde has llamado?, ¿sabes quién soy yo, pedazo de escoria?

El empleado, responde asustado:

- No, no sé quién es usted.

Al otro lado se escucha:

- Soy el presidente de la empresa, idiota!!!

Tras unos segundos de silencio, el empleado quita los pies de la mesa, se pone de pie, y contesta:

- ¿Y tú sabes quién te está llamando, pedazo de hijo de p*** desagradecido de mier**?, responde!!! ¿Sabes quién soy yo?, ¿Tienes la put* menor idea de quién cojon** te está llamando?

El presidente de la compañía, extrañado, responde;

- Pues no, no tengo ni idea.

El empleado cuelga inmediatamente el teléfono murmurando:

- Ufff, menos mal.

4. Los estudios y el talento.

Dos empleados; uno de ellos con un MBA y el otro con Bachiller son enviados de campamento para conocerse mejor. Arman su tienda de campaña, cenan y se quedan dormidos.

A las tres de la mañana, el empleado de Bachiller despierta a su compañero BMA, y le dice:

- MBA, mira al cielo y dime qué es lo que ves.

El MBA responde:

- Veo las estrellas.
-Y qué te dice eso - Pregunta el Bachiller.

Tras un minuto pensando, el MBA le da una completa respuesta:

- "Astronómicamente hablando, me dice que hay millones de galaxias y potencialmente billones de planetas. Astrológicamente me dice que piscis está en Saturno. Por la situación de la luna con respecto a su ángulo, deben ser aproximadamente las cuatro de la mañana, y meteorológicamente, creo que mañana hará un día muy soleado. ¿Por qué lo preguntabas, Bachiller?, ¿Qué ves tú cuando miras al cielo?.

Y Bachiller, tras un largo silencio y 10 suspiros, le responde:

- Sólo veo que eres idiota MBA.... ¿No ves que nos han robado la tienda de campaña?


5. Algunos gerentes......

Un hombre en mitad de Madrid se da cuenta de que está perdido, y para a un coche para preguntarle al conductor:

- Perdone, he quedado a las 11con un cliente muy importante, llevo 20 minutos de retraso y no sé dónde estoy. ¿Podría usted ayudarme?

- Claro que sí. Usted se encuentra al final del Paseo de la Castellana, en el número 134, intersección con Gran Vía, entre los 35º y 43º latitud sur y los 50º y 55º de longitud este.

- Es usted ingeniero, ¿verdad? - Pregunta el hombre perdido.
- Sí. Lo soy, ¿cómo lo adivinó?
- Es sencillo. Todo lo que me ha dicho es técnicamente correcto, pero inútil en la práctica, pues continúo perdido, llegaré más tarde aún, y no sé que utilidad puedo sacarle a la información que me ha dado.

El hombre del coche le pregunta al hombre perdido:

- Es usted Gerente de alguna empresa, ¿verdad?.
- Pues sí, ¿y usted cómo lo ha adivinado?.
- Pues más sencillo aún. Es muy simple. No sabe ni dónde está ni hacia dónde va. Ha hecho una promesa que no puede cumplir, y además, espera que otra persona le resuelva el problema. De hecho, ahora mismo se encuentra en la misma situación en la que estaba antes de que nos encontráramos, pero por algún extraño motivo, ahora soy yo el que tiene la culpa.

6. Una carta de recomendación con diplomacia.

Un empleado muy vago decide abandonar la empresa, lo cual le supone un alivio a su jefe, el cual tenía pensado despedirlo. De esta forma, se ahorrará el finiquito. Pero el empleado necesita una carta de recomendación de su jefe, o de lo contrario, la otra empresa no lo contratará.

Es cuando el jefe entra en conflicto interno consigo mismo, pues quiere deshacerse de su empleado a toda costa, pero no quiere mentir en la carta de recomendación para endosarle semejante vago a la nueva empresa.

Es decir, no quiere mentir, pero tampoco puede decir la verdad, por lo que tras horas de reflexión, decide escribir una carta de recomendación que no incluye ninguna mentira, y cuya verdad hay que saber interpretarla. La carta dice:

"Ustedes tendrán mucha suerte si consiguen que esta persona trabaje en su empresa"

7. El jefe que leía a Paulo Coelho.

Un empleado le dice a su jefe:

- Jefe, necesito que me suba el sueldo, pues mi novia quiere que nos casemos, y con lo que cobro no voy a poder casarme.

El jefe, suelta el libro que estaba leyendo (Paulo Coelho), y le dice al empleado:

- Eso que hoy te parece un problema, siempre tiene algo positivo si no te centras tanto en el problema y miras en tu interior, pensando que las cosas siempre suceden por algo, y que las circunstancias actuales son las que dictan el camino que seguiremos.
- Pero jefe, ¿qué narices quiere decir con eso?
- Que si por no subirte el sueldo, no te puedes casar, aunque ahora no lo entiendas, con el tiempo me lo agradecerás.

8. El presidente de Coca Cola llama a Vladimir Putin.

El presidente de Coca-Cola llama por teléfono a Putin y le dice:

- Señor Putin, habíamos pensado que si tiene pensado cambiar la bandera de Rusia y volver a sus colores originales, aquella preciosa bandera comunista toda de color rojo, podríamos pagarle muy bien si a cambio nos deja incluir nuestro logotipo de Coca-Cola en una esquina de la bandera, pues el color haría juego.

Putin llama a su experto en marketing y le pregunta:

- Oye, cuánto nos queda de contrato con los de AquaFresh?


9. ¿Por qué la Gran Muralla China está entre las 7 maravillas del mundo?

Porque es el único producto fabricado en China que ha durado más de 3 semanas.

10. Un aumento de sueldo.

Un empleado abre la puerta del cuarto de de la fotocopiadora y ve a la secretaria tocándose a sí misma, diciendo:

- Necesito un hombre, Oh my God ... quiero un hombre, hace tiempo que no lo hago con un hombre....

El empleado, cierra la puerta para no interrumpir. Al día siguiente, vuelve al cuarto de las fotocopiadoras, y al abrir la puerta, ve a a secretaria montándoselo con un proveedor. Vuelve a cerrar la puerta.

Al día siguiente, la secretaria abre la puerta del cuarto de la fotocopiadora y ve a este empleado tocándose a sí mismo y diciendo:







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo