.......... ........ ......... ....... .......

Negocios: Cómo llegar hasta la idea del millón. (1ª Parte)

17 de septiembre de 2014



Como ya habréis notado, me gusta la mentalidad emprendedora estadounidense, pues para un emprendedor todo es posible. Para muchos, el hecho de pensar en tener una idea de negocio que valga 1 millón de dólares o euros, es algo prácticamente impensable.

Para los emprendedores estadounidenses, es calderilla. Como le dijo Sean Parker a Mark Zuckerberg: "1 millón no está bien. 1.000 millones sí está bien". Algo que Zuckerberg se tomó muy en serio, y a precios de capitalización bursátil de hoy, Facebook ya vale 200.000 millones de dólares. Y eso es mucho mejor que 1.000 millones.

Por tanto, para llegar hasta la idea del millón, hay que meterse en la cabeza de aquellos que lo hacen prácticamente cada mes y copiar su brillantez mental y proceso.


El proceso podemos dividirlo en 2,5 partes:
  • 1. Llegar hasta la idea.
  • 2. Hacerla un negocio rentable (esta parte no necesita explicación)
  • 2,5. Escalar hasta el millón (la parte más difícil).
1. Llegar hasta la idea.

En Silicon Valley se usa el proceso de síntesis y reducción. En síntesis, una gran cantidad de ideas de negocio son recogidas. La mayoría se basan en la resolución de un problema, sin tener en cuenta su verdadera utilidad, los costes de llevarla a la práctica, los riesgos, el tiempo que se tardaría y otros muchos factores. De hecho, muchas de estas ideas son completamente locas y absurdas.

En la reducción, muchas de estas ideas son eliminadas. Algunas nunca serían un negocio rentable, otras son prácticamente imposibles de ejecutar en un plazo de tiempo razonable. Otras únicamente generan más dudas que alicientes. Por tanto, se comienzan a descartar ideas en varias rondas, donde finalmente quedarán aquellas que tengan más peso.

*En ocasiones, se descartan ideas y más adelante alguien da con la forma de hacerla un gran negocio.

Jeff Nelson, un empresario de la industria tecnológica, pone como ejemplo a Google Labs, donde miles de ideas se discuten, y solo algunas decenas de ellas llegan a las rondas finales. Al final únicamente 3 ó 4 ideas son realmente valiosas al encontrar un modelo de negocio rentable.

Combina conceptos. 

Si hoy día miramos todo lo que existe, podríamos pensar que prácticamente está todo inventado. Pero esta sensación de imposibilidad de innovación, ya la tuvieron en la edad media, también en 1970, y también en el año 2000 con el auge de las puntocom.

Y lo cierto es que no han existido realmente grandes innovaciones, sino mejoras en productos que han dado lugar a otras ideas que únicamente son una unión o combinación de conceptos de cosas existentes, pero combinadas de una forma que nunca antes se ha hecho.

Robótica, domótica, el internet de las cosas, los coches eléctricos, combustibles alternativos, nuevas formas de electricidad, viviendas inteligentes..... parece que todo lo nombrado ya está inventado, pero lo cierto es que todos esos avances de los que disfrutamos, aún están muy verdes.

¿Sabes cuál es una de las patentes más valiosas de toda la historia?

Los cartones de la leche. Antiguamente (no hace tanto tiempo), la leche se vendía en frascos de vidrio, los cuales eran pesados y frágiles. Supongo que si alguien hubiera aparecido con la idea para solucionar el problema del transporte y venta de la leche, alguien le habría dicho que ese problema ya estaba solucionado con los envases de vidrio.

Pero un inventor se dio cuenta de que podía mantener la leche en un recipiente de papel recubierto, resistente, ligero y que no fuera tan frágil como el vidrio. Y aquello ha dado lugar a una de las patentes más rentables de la historia, junto con la fregona y el palo de los helados y caramelos.

Pero la idea del millón no siempre viene de la originalidad e innovación.

En muchos casos, las ideas de negocio más rentables no son el proyecto original, sino la solución a los problemas que han originado otros proyectos millonarios. Por ejemplo, todos los datos que proporcionamos a las empresas por internet, han originado el gran negocio del BigData, así como la creación y conexión a internet desde smartphones han hecho que cientos de emprendedores puedan crear aplicaciones valoradas en miles de millones.

Por tanto, todos esos nuevos servicios y productos, desde internet hasta la innovación en tu vivienda, las tecnologías verdes, la convergencia móvil y social, el correo electrónico, la robótica... crearán nuevos problemas y nuevas oportunidades de negocio, y también necesidades. Es decir, cada uno de estos servicios innovadores necesitará de nuevas ideas de 1 millón de dólares.

Así que es cuestión de subirse a "la gran cosa". Y una vez que hemos tenido la gran idea y ya estamos subidos a la gran cosa, ahora hay que escalar hasta el millón, y para ello continuamos en una segunda segunda parte con algunos consejos que es conveniente seguir.

*Puedes suscribirte gratuitamente para recibir nuestros artículos en tu correo desde aquí (no olvides validar tu correo). Puedes seguirnos en Facebook y Twitter.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo