.......... ........ ......... ....... .......

Esta es la mejor pregunta para medir la salud de tus finanzas personales. Educación financiera.

18 de septiembre de 2014



La salud de nuestras finanzas personales, en ocasiones es desconocida si no hacemos las preguntas adecuadas. El ser humano, por defecto, tiende a centrarse en el presente y creer que la situación que está viviendo en ese momento es una situación que va a durar siempre. Y no siempre es así.

Puedes tener un buen trabajo y cobrar una nómina de cuantía alta, pero mañana puedes dejar de percibir ese ingreso, bien por ser despedido o bien por quebrar la empresa. Puedes tener un negocio rentable que te esté dando grandes cantidades de dinero, y por algún motivo, al cabo del tiempo, las ventas comienzan a caer y te ves obligado a cerrar.

educacion financiera
He visto personas presumir de su alto patrimonio, y con el tiempo, algunas de esas personas descubrieron que su patrimonio no era líquido, y además se estaba devaluando. Finalmente, la construcción hacia la libertad financiera y riqueza personal pasa por la construcción de activos, y cuanto más líquido sea nuestro activo, mejor salud financiera tendremos. (Leer: cuáles son los activos líquidos y los activos ilíquidos (no líquidos))

Por tanto, una de las preguntas más importantes para medir la salud de nuestras finanzas, sería tan básica como preguntarse:

¿Cuánto dinero estoy percibiendo sin necesidad de trabajarlo?.

En otras palabras, ¿qué cantidad de ingresos pasivos estoy recibiendo de mis activos?, ¿qué cantidad de dinero percibo de mis activos sin necesidad de estar presente?, ¿en caso de que cayera enfermo y no tuviera trabajo, cuánto dinero seguiría recibiendo trimestral, semestral o anualmente?

No has alcanzado la verdadera libertad financiera hasta que la cantidad percibida por estos ingresos pasivos o redituables no te alcance para poder vivir y hacer frente a los gastos cotidianos sin necesidad de trabajar.

Y esa cantidad, debería crecer cada año para saber que vamos por buen camino.

Puedes tener 2 casas en propiedad, pero si esas casas están vacías, realmente tienes un patrimonio poco líquido y que conlleva gastos anuales en lugar de ingresos. En cambio, si esos inmuebles están alquilados, la vivienda deja de ser un pasivo para convertirse en un activo (de eso hablaba Kiyosaki).

Del mismo modo, las acciones, más allá de usarlas para especular, suelen ser uno de los mejores activos cuando invertimos en empresas que pagan buenos dividendos. Muchas acciones pagan trimestralmente dividendos.

Para aquellas personas que están construyendo su riqueza personal, lo aconsejable es reinvertir esos dividendos en nuevas acciones, para que cada vez el pago de dividendos sea mayor, aunque ya nos podemos ir haciendo una idea del dinero anual que percibimos a través de las acciones (un activo muy líquido).

Y evidentemente, el mayor activo siempre será nuestro negocio propio, aún con el riesgo de que nuestra empresa quiebre, pero sin duda, la mayor parte de la riqueza proviene de las empresas.

Estas serían los 2 tipos de diversificación más comunes para la creación de riqueza (lo explicábamos en este artículo)


Por tanto, el camino hacia la libertad financiera debe ser en cierto modo centrarse en la construcción de activos, y por activos, nos referimos a la creación de un negocio propio por regla general, aunque no necesariamente debes ser empresario para alcanzar la libertad financiera, siempre y cuando vayas buscando vías alternativas de ingresos y vayas creando activos que con el paso del tiempo te generen los deseados ingresos pasivos.

Así de sencillo. ¿Cuánto dinero recibes sin necesidad de trabajarlo, procedente de tus activos?. Esa es tu salud financiera.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo