.......... ........ ......... ....... .......

Cómo ser un experto en cualquier cosa.

28 de octubre de 2014



Únicamente debemos irnos a Linkedin para ver cómo abunda la palabra "experto". Y aunque en muchos casos, estoy seguro de que muchos de ellos rozan la mediocridad en su profesión, lo cierto es que ser un experto en algo es la mejor forma de avanzar en tu carrera, en tu negocio y en tu retribución económica.

La buena noticia es que nunca es demasiado tarde para darle un giro de 180 grados a tu carrera y llegar a ser un experto en un campo, tanto si hablamos de desarrollar tu actual carrera, como si hablamos de comenzar en un campo totalmente nuevo, sobre todo ahora que está tan de moda la palabra reinventarse.

Aquí van algunos consejos y pasos que te ayudarán a alcanzar el grado de experto en algo.

Leon el profesional experto
Imagen: El Profesional

1. Identifica en qué quieres ser un experto.

Evidentemente, el primer paso es saber en lo que queremos convertirnos en expertos, y a ser posible que nos dé dinero. Pero ojo. Probablemente ya seas experto en algo, o estés cerca de serlo, según lo que estés haciendo en la actualidad. En este caso, si es ahí donde quieres atacar, te será mucho más fácil, pues únicamente debes adquirir unos pocos de conocimientos añadidos para pasar al siguiente nivel.

Si por el contrario, sientes que deseas iniciarte en un nuevo sector y ser un experto en él, el camino ya no es tan fácil, pero del mismo modo está a tu alcance, independientemente de si tienes 20 ó 50 años.

Aunque este punto suene repetitivo, si deseas ser un experto en un sector que te apasiona, lo conseguirás mucho más fácil. Si por el contrario únicamente quieres aprender porque has escuchado que en esa industria se gana dinero pero no te atrae especialmente, probablemente te pesarán las horas de aprendizaje.

2. Centra toda tu atención en un sólo tema.

Peter Economy, autor de más de 75 libros relacionados con la gestión empresarial, asegura que el problema de muchas personas es que tienen una mente desordenada y no siguen una estrategia concreta. Si tratas de aprender muchas cosas a la vez, aprenderás un poco de todo y serás un experto en nada.

(Leer: 5 estrategias para aprender más rápido)

Debes centrar toda tu atención en un sólo tema. Si quieres convertirte en un diseñador de sitios web, aprende a diseñar webs, y una vez dominado ese concepto ya puedes seguir avanzando para aprender técnicas de posicionamiento web u otro tipo de estrategias. No obstante, conforme vayas haciendo y aprendiendo, llegarás a ser un experto antes de considerarte un experto.

3. Aprende de otros expertos.

No hay mejor forma de ser un experto que aprender de los expertos. Si aprendes de mediocres, te moverás en el campo de la mediocridad. No hay atajos en la mayoría de las cosas en esta vida, como puede ser la creación de una empresa rentable o la construcción de riqueza. En cambio, para hacerte un experto, encontraremos muchos atajos. Y uno de ellos es rodearse de las personas que ya son de la forma que nosotros queremos ser.

4. Cuestiona a los expertos.

Del mismo modo, debes aprender a cuestionar a los expertos, sobre todo, porque cuando cuestionas a los expertos de una industria, puedes encontrarte con que no había tantos expertos, sino personas adaptadas a unas creencias y limitaciones.

No hay mayor experto que aquel pionero que encuentra una solución diferente al resto de "expertos".

5. La práctica te convertirá en un experto.

En este punto no hay atajos. El experto se hace a base de crear escamas y toparse con toda clase de situaciones y problemas.

Por ejemplo, si quieres ser un experto en ventas, ni 20.000 horas de teoría podrán evitar la necesidad de aprendizaje visitando a más de 1.000 clientes. Concretamente, un profesional de la venta se hace un experto a base de ensayo y error.

Malcolm Gladwell decía que para ser un experto necesitarás mínimo 10.000 horas de práctica en ese campo, aunque un estudio muy sensato, demostraba que en muchas profesiones no son necesarias esas 10.000 horas para hacerte un mejor profesional que otra persona.

No obstante, necesitarás horas de práctica en cualquier cosa que te propongas aprender. Como dice el propio Warren Buffett: "Un sólo día dirigiendo una empresa te dará más experiencia que 100 años de Universidad".

6. Y vas a tener que esforzarte por aprender.

Para ser un experto, vas a tener que actuar como los expertos. Deberás dedicar mucho tiempo a la lectura, probablemente hacer cursos y asistir a seminarios. Lo más aconsejable, sin duda, es escuchar a aquellos que tienen una visión diferente o innovadora, así como no perder de vista la visión más clásica. Todo cuenta para el aprendizaje.

Pero tu mayor ventaja será si realmente te estás haciendo un experto en algo que te gusta, haciendo que ese proceso de aprendizaje sea divertido, emocionante y satisfactorio. Si ese no es tu caso, deberás volver al primer punto y plantearte si realmente te compensa hacerte un experto en ese campo.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo