.......... ........ ......... ....... .......

6 razones por las que debes dejar de usar Facebook.

16 de noviembre de 2014



Con más de 1.200 millones de usuarios en todo el mundo y unos 750 millones de cuentas activas, Facebook se ha convertido en la red social más adictiva. Pero los estudios revelan que Facebook te hace gastar más, trabajar menos y, en general, nos desalienta, por lo que Facebook se ha convertido en un pasivo de nuestra vida, y en un "restador" de nuestra productividad.

Así de tajante lo afirma la periodista Anna James, colaboradora habitual del sitio web Entrepeneur.com, en un artículo elaborado para la revista mencionada titulado: "6 razones por las que debes salir de Facebook".

1. Facebook es la última pérdida de tiempo.

Dice esta periodista que ella se unió a Facebook hace unos 8 años, y a pesar de los límites que ella misma se pone en el uso de Facebook - 1 hora máximo cada día + 2 horas los sábados y domingos - son 10 horas a la semana, 4160 horas o 173 días de forma continua que ella ha tirado en Facebook desde 2007, momento en que se abrió la cuenta.


Ahora hay que tener en cuenta que incluso cuando no estás conectado a Facebook en tu PC, lo llevas contigo en el smartphone. Muchas personas lo usan en su trabajo, otras miran sus muros cada hora.

¿Dedicarías 6 meses de tu vida viendo las fotos de las vacaciones de tus amigos y extraños?, probablemente si te obligaran a ello y te dieran un sueldo, no querrías ese trabajo.

2. Facebook es un pozo de dinero.

En 2012, como todos sabemos, Facebook salió a bolsa. En la actualidad, esta empresa tiene una capitalización bursátil de más de 200.000 millones de dólares. No vende camisas ni zapatos. Ese precio es lo que valen los datos de nuestros perfiles. Nuestros datos son una mina de oro para Facebook, pues como se suele decir: "Cuando te ofrecen algo gratis, es porque el producto eres tú". Tú eres el negocio, tus datos son el oro.

Lo que comenzó siendo una plataforma de diversión sin complicaciones, y que incluso su fundador Mark Zuckerberg dijo el mismo día de su salida a bolsa que Facebook seguiría centrándose en el bien de los usuarios, todo eso ahora es papel mojado.

Incluso para los que hacían un uso productivo de la red social siguiendo a las páginas y perfiles que les interesaban, ahora, no recibes el 100% de las publicaciones de la gente o páginas que sigues (más bien un 9%). Pero sí recibes el 100% de la publicidad que está segmentada para alguien con tus intereses y gustos según tu historial de navegación.

Dicho de otro modo, Facebook ahora es un lugar donde tu muro lo invaden los anunciantes. Y el problema es que muchos de estos anunciantes ofrecen productos que realmente son una estafa o un timo.

De hecho, Facebook ha servido como propagador de servicios que han puesto en peligro tu información y la seguridad de tu ordenador, ya que no ejerce ningún control sobre los anunciantes. De esta forma, a pesar de las innumerables quejas y denuncias a través del formulario de Facebook, se han seguido propagando software maliciosos a través de la red social.

3. Problemas de adicción a Facebook.

Los psicólogos advierten de que Facebook puede causar adicción como cualquier otra ludopatía. De hecho, el Hiffington Post publicó un artículo para explicar cómo salir de Facebook sin experimentar el mono, ya que realmente, dejar de usar Facebook puede producirte ansiedad, debiendo buscar un sustituto, como puede ser Twitter o Linkedin, que si bien son redes sociales, al menos podrían emplearse para algo más productivo, sobre todo si eres un empresario o un profesional.

De hecho, una vez que cierras tu cuenta de Facebook, existe un período de 14 días de reflexión, donde cuando una persona elimina su cuenta, dispones de esos 14 días para arrepentirse, pudiendo recuperar su cuenta tal y como la dejó. Facebook te da esos 14 días, sabiendo que un alto porcentaje de personas tienen un momento de debilidad (mono) y deciden finalmente no eliminarla.

Linkedin es una plataforma que no está hecha para ver fotos de vacaciones sino para promover tu carrera. De hecho, a raíz de tantos ajustes del algoritmo de Facebook, Linkedin cada vez nos está enviando más tráfico a nuestra web con menos "me gusta" y "compartir". Eso nos ha llevado a crear hace unos días la página de empresa de Negocios1000 en Linkedin.

4. Los perfiles ya no son privados.

Tras su polémico movimiento el año pasado, Facebook ahora marea a los usuarios con una agotadora sección de opciones de privacidad disponibles, pero finalmente, la única forma de ser invisible para los desconocidos en Facebook, es bloquear a esa persona antes de que te agregue.

Pero aún hay más. Desde la compra de Whatsapp, ahora Facebook tiene aún más acceso a tus contactos del teléfono, por lo que no te extrañes si la red social te recomienda a aquella novia que tuviste hace 10 años, con la no has vuelto a hablar, pero nunca borraste el teléfono. Probablemente a ella también le hayas aparecido como recomendación.

5. Facebook te hace menos feliz.

Un reciente estudio elaborado por el Departamento de Ciencias del Comportamiento de la Utah Valley University, encontró que las personas que más usan Facebook, eran mucho más infelices que aquellas personas que no lo usaban o lo usaban menos. También influye el tipo de noticias que consumes y lo que comparten tus amigos.

6. No se puede confiar en Facebook.

¿Recordáis el experimento que Facebook realizó  manipulando el muro de sus usuarios para recibir distintas y únicas noticias de una temática concreta (negativa o positiva)?. Ese es el serio alcance que puede tener una red social de este calibre.

Facebook manipuló los muros de 689.000 usuarios que no dieron su consentimiento para comprobar su teoría de "contagio emocional" y la capacidad de manipular las emociones de una persona a través de Facebook.

La mayoría de las personas que se abren una cuenta en Facebook no leen las condiciones ni los términos del servicio. Si lo hicieran y se lo tomaran en serio, realmente nadie se abriría ninguna cuenta en la red social. Claro que tampoco nos instalaríamos el 99% de las aplicaciones para smartphones.

El problema es que incluso hoy quizá puedes confiar en Facebook y en el uso que hace de tus datos, pero.... ¿puedes confiar mañana?.

No obstante, fuera de la privacidad o del uso de nuestros datos, la cuestión no es si usar Facebook es bueno o malo, sino el uso que se hace. Si crees que Facebook te ayuda en tu negocio o en tu carrera (en definitiva a ganar más dinero o conocimiento), bienvenido sea. Pero si no es así, es cuestión de comenzar a plantearse si compensa ese tiempo de dedicación, que en ocasiones, es mucho tiempo.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo