.......... ........ ......... ....... .......

11 sencillos consejos para invertir en bolsa.

1 de diciembre de 2014



No es tan complicado, pero tampoco es tan sencillo. Incluso en algunos momentos, aquellos que más saben acaban teniendo menos rentabilidad que el que menos sabe, e invierte basándose en lo más simple. No obstante, sí que hay algunos consejos que se pueden dar de forma universal y que siempre hay que tener en cuenta cuando incursionamos en el apasionante mundo de la inversión en bolsa.

(Leer: 19 secretos de la inversión que todo el mundo debe conocer antes de invertir)

1. Haz tu propia investigación sobre la empresa en la que vas a invertir.

Gordon Gekko en Wall Street 2
Imagen: Captura Wall Street 2
Probablemente esta sea la parte que la mayoría de la gente olvida, bien porque tienen dificultades para entender el balance de una compañía, o bien por comodidad. Aunque suene increíble, muchas personas invierten en una empresa que no saben exactamente a lo que se dedica. Y únicamente invierten porque un analista, experto o millonario ha dicho que la empresa X puede tener una alta rentabilidad.

(Leer: Enséñame la pasta: lecciones del caso Enron y Gowex que todo inversor debe aprender)

Como parte de esa investigación, entran los siguientes puntos.


2. Mira el largo plazo.

No hablamos ahora mismo de invertir a largo plazo, sino de mirar el comportamiento de la empresa en un gráfico de largo plazo. Es decir, no mires únicamente la cotización de los últimos 5 años. Mira, a ser posible, el gráfico de los últimos 20 ó 30 años, si es que la empresa tiene dicha longevidad.

En ese gráfico se esconde una valiosa información. Puede que un gráfico de corto plazo la empresa tenga una tendencia alcista, mientras que en largo plazo la tendencia principal es completamente bajista. Del mismo modo, también podrás ver cómo se comportó la empresa en anteriores crisis. Un inversor está mucho más tranquilo si observa cómo la empresa en la que invierte, ha atravesado anteriores crisis con menos dificultad en su cotización que otras empresas, e incluso mejor que el propio índice.

3. ¿Qué es lo siguiente que viene?

¿Son renovables, son coches eléctricos, son redes sociales...?, está claro que un inversor debe preguntarse cuál será el próximo negocio del siglo, la próxima industria de crecimiento, pero mucho ojo con caer en empresas de moda, las cuales quizá puedan ser muy buenas para especular en el corto-medio plazo, pero nefastas para invertir seriamente en el largo plazo, pero, una vez llegado este punto....

4. ...Evita empresas infladas.

Una empresa puede haber sido muy rentable, tener un negocio excelente, y haber subido un 1.000% en el último año. La empresa será la leche, pero... ¿ha descontado el mercado ya todas esas expectativas?. En ocasiones, el comprar acciones calientes conlleva que estemos comprando una empresa muy de moda por los inversores, pero que la estemos comprando a un precio verdaderamente caro.

5. A veces lo mejor no siempre es lo mejor.

En bolsa, como ya hemos dicho otras veces, puedes comprar mierda y ganar más dinero que si compras Coca-Cola. Depende del precio al que hayas comprado la mierda y al que hayas comprado Coca-Cola. Depende también de tu horizonte de inversión, porque en bolsa...

(Ver: No se trata de lo que compras; se trata de lo que pagas por lo que compras)

6. ...El momento de entrada lo es todo.

"Al igual que en los negocios, en la bolsa se gana más dinero comprando que vendiendo"

Si tras 10 años de subidas, una compañía no ha dejado de subir, cotizando con un PER astronómico y con expectativas de crecimiento limitado para el próximo año, lo único que puede ocurrir es que inviertas para ver cómo comienza la caída, mientras que al otro extremo podríamos tener una empresa que los inversores han castigado en exceso y podríamos encontrar una oportunidad de compra. Del mismo modo, el invertir en un momento turbio del mercado nos da...

7. .... el margen de seguridad.

Para mí, una de las cosas más importantes es encontrar ese margen de seguridad del que tanto se habla en los libros de value investing. Cuando compras una acción en las severas caídas, y posteriormente el valor comienza a recuperarse, una vez que la acción ha subido un 20, 30 ó 1.000%, tienes la tranquilidad de que vas tener un precioso tiempo de reacción en caso de que la empresa comience a caer.

Lo contrario es entrar en un momento neutral, y no saber qué hacer cuando nuestra inversión está entrando en pérdidas; ¿vendemos, promediamos o mantenemos?, el margen de seguridad te garantiza que salvos casos de fuerza mayor, tú ya no vas a perder dinero, pues puedes colocar los Stop loss para salirte del mercado con grandes ganancias.

8. No subestimes la deuda de las compañías.

En el riesgo se encuentra la rentabilidad. Y precisamente en una recuperación del mercado se pueden ganar grandes de dinero apostando por los chicharros en lugar de los Bluechips. Pero muchos de estos chicharros, y en ocasiones no tan chicharros, tienen tanta deuda que ponen en peligro todo su negocio.

El ejemplo de Abengoa: El negocio de Abengoa me gusta, pero personalmente subestimé la alta deuda de la compañía, y como podemos ver, el mercado no la ha perdonado. De no ser por el margen de seguridad, habría sido inevitable comerse las grandes caídas que lleva acumuladas la compañía.

9. Entender el negocio de la bolsa al completo.

Sigue habiendo muchas personas que creen que la bolsa únicamente consiste en invertir en una empresa, esperar que suba y vender; se olvidan de los dividendos. Ya que tanto hablamos de crear activos que nos generen ingresos pasivos, con las acciones podemos conseguirlo; elegimos una empresa sólida y que pague dividendos, pero que esos dividendos sean consistentes en el tiempo.

Inviertiendo con esta mentalidad, las caídas en su cotización son bendiciones para ese inversor que no quiere asumir riesgos y que puede ejecutar una estrategia de inversión DCA. Y si además tienes la suerte de que esas empresas sólidas lo hacen mejor que el resto habiendo asumido un menor riesgo, enhorabuena. (Ver: finalmente las empresas más rentables han sido las que recomendamos a inversores conservadores).

10. El comportamiento ante el error.

Es muy común que una persona diga de "probar suerte" en la bolsa, haga su inversión, entre en el peor momento del mercado, se coma una gran caída esperando que su inversión se recupere, y al ver que ésto no ocurre, decida vender con unas abultadas pérdidas.

Conozco casos de personas que se han estrenado en bolsa cortando una pérdida de 7.000 y 9.000 euros. Y como la bolsa, finalmente es más emocional que otra cosa, esta persona actúa como un desenamorado que no quiere volver a a saber nada de la bolsa, perdiéndose la oportunidad de volver a entrar para aprovechar las subidas que suelen preceder a las grandes caídas.

11. Llegado el momento, recuerda que puedes usar las 2 direcciones del mercado.

Como ya explicamos, hoy día es fácil para cualquier inversor el ponerse alcista o bajista en los mercados. Es decir, puede ganar dinero tanto si la bolsa sube como si baja. Y ante conflictos puntuales que afectan a los mercados, una apuesta bajista te puede hacer ganar tando dinero como una inversión alcista. Pero ésto ya es especulación pura y dura. (Ver: Consejos a tener en cuenta para ganar dinero en un mercado bajista)

Pero ante todo, debes tener en cuenta lo que eres, pues muchos dicen ser inversores de largo plazo cuando realmente son especuladores de corto plazo que mantienen en el largo plazo sólo si la inversión les sale mal en el corto plazo.

Recomendable para ti:






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo