.......... ........ ......... ....... .......

Gracias!!, lo he conseguido: El mejor mensaje que he podido recibir estas navidades.

24 de diciembre de 2014



No me gustan especialmente las navidades (por si alguien aún no lo ha notado), aunque como imagen o marca (la de Negocios1000) siempre hago un esfuerzo para lanzar algún tipo de mensaje alentador para estas fechas, que por otra parte no es distinto a lo que hacemos a lo largo de todo el año.

Pero en esta ocasión no voy a tener que esforzarme demasiado, pues al abrir el correo ayer por la tarde, encontré el mensaje de una persona que me ha emocionado, a pesar de que no soy una persona que a estas alturas me emocione o me estremezca con facilidad.

Comencé Negocios1000 en abril de 2010. Millones de personas han pasado ya por aquí; miles de correos hemos recibido para todo tipo de cuestiones, y aunque en los últimos meses ya nos es prácticamente imposible responder a todos los correos, hacemos lo que buenamente podemos para intentarlo.

En 2012 recibí el correo de una chica argentina, la cual me contó de forma breve su historia.

Perdió a sus padres en un accidente años atrás, dejando huérfanos a ella y su hermano menor, por lo que vivía con sus tíos de clase muy humilde y trabajadora en una zona algo conflictiva de Argentina.


Por los caprichos del destino (o de Google), un día vino a parar a nuestro espacio web, entrando en uno de esos artículos en los que hablamos de salir de la zona de confort y asumir riesgos para cambiar nuestra vida.

En su correo me detallaba que si no salía de la zona donde vivía, su futuro y el de su hermano no sería distinto al de otros jóvenes vecinos suyos, pero también tenía miedo de intentar cambiar esa situación.

Le pregunté qué quería realmente hacer y conseguir; le pregunté cuál era su objetivo de corto plazo y de largo plazo.

Me respondió que quería salir de allí, sacar a su hermano de aquella zona, y también a sus tíos, los cuales desde hacía años ahora eran como sus padres; y su sueño, su meta de largo plazo era irse a Estados Unidos para trabajar en marketing o publicidad, una meta verdaderamente difícil para un hispano. Ese era su sueño profesional, pero era un sueño que estaría dispuesta a sacrificar con tal de sacar a su hermano de aquel lugar y ofrecerle una oportunidad de futuro.

Tras una serie de intercambio de correos, la última vez que supe de ella, fue en un correo en el que acabó diciendo:

"Voy a arriesgarme. Siento que tengo que arriesgarme. Muchas gracias por todos tus consejos. Te voy a mantener informado de cómo me va este cambio que quiero realizar y cuando lo consiga te lo haré saber".

El caso es que muchas personas me han dicho que me mantendrían informados sobre su trayectoria, y después nunca he vuelto a saber de ellas. Y con esta chica ocurrió exactamente éso. Al menos pensé que había ocurrido éso.

Mi correo ha seguido llenándose de mensajes de personas, de spam, de ofertas, de proposiciones, etc...

De vez en cuando he recibido fotos de una chica que pensé se estaba equivocando de correo, o al menos que me había incluido en alguna lista de correos. Pero siempre era la misma en las fotos: en pleno centro de Manhattan, bajo el famoso letrero de Wall Street, detrás del toro simbólico de Wall Street y en el famoso parque de Nueva York.

Recibí fotos en las que salía sonriente con su uniforme de McDonalds recién salida del trabajo y más adelante un ascenso en su carrera laboral consiguiendo un trabajo en un Starbucks. Pero sólo eran fotos; no había ningún mensaje en ellas.

Ayer, al abrir el correo, vi un mensaje cuyo título era: "Gracias!!, lo he conseguido". Al abrir el mensaje me encontré con la misma chica de las fotos que he ido recibiendo a lo largo de este tiempo, y esta vez no lleva el uniforme de McDonalds ni de Starbucks. Viste de traje y está en una cena de empresa acompañada de su jefe y sus compañeros de trabajo pertenecientes a una empresa de publicidad de Nueva York.

Entonces he filtrado la dirección de correo, y he comenzado a ver de más antiguo a más nuevo todos esos correos de aquella desconocida chica, y que ahora sus fotos han cobrado sentido para mí.

Esas 12 fotos en total forman una trayectoria del cambio de vida de una persona.

En la última foto aparece con su hermano y sus tíos en su apartamento de Nueva York , y en el mensaje da las gracias. Para ella serán unas navidades especiales, pues por fin ha podido llevarse a su familia a Estados Unidos y poder reunirse todos para Navidad en un ambiente distinto.

Su hermano acaba de entrar en la Universidad, y ella tiene una prometedora carrera profesional en esta agencia de publicidad.

Dice que no ha sido fácil; de hecho, asegura que ha sido verdaderamente duro lograrlo, habiendo debido compaginar diferentes trabajos para poder cuidar de su hermano, pero el esfuerzo ha merecido la pena. Y lo sabe al ver la cara de satisfacción de sus tíos y poder cuidar hoy de ellos, así como ellos cuidaron de ella y de su hermano, cuando perdieron a sus padres.

Termina el correo con una frase: "tuve mucho miedo de no conseguirlo, pero gracias a un artículo tuyo, comencé a preguntarme... ¿qué pasaría si lo consigo?"

Sin ningún tipo de duda, este correo probablemente sea el mejor regalo que he tenido estas navidades, aunque he de reconocer que casi se me saltan hasta las lágrimas (pero que eso quede entre nosotros).

Y para eso están los sueños; para luchar por ellos.

Quizás esta sea mi forma de decir este año "Feliz Navidad" a todos, y muchas gracias gracias por vuestras palabras, por vuestras historias y por estar ahí. Muchos de vosotros también sois una fuente de inspiración para mí.







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo