.......... ........ ......... ....... .......

6 cosas que la clase media no acaba de comprender de los ricos.

27 de diciembre de 2014



La mayoría de nosotros no acabamos de comprender realmente la mentalidad de los ricos. Para Steve Siebold, autor de How Rich People Think  (Cómo piensan los ricos), es un hecho, ya que él tiene claro que si la clase media entendiera y se creyera cómo actúa la mente del verdadero empresario multimillonario, todos nosotros seríamos verdaderamente ricos.

La clase media se satisface a sí misma diciendo que los ricos han tenido suerte, que la gente rica viene de familias ricas, o que los ricos son todos unos corruptos o personas dañinas que harán todo lo que tengan que hacer por su ambición por el dinero. Y aunque nos cueste trabajo creerlo, ese tipo de casos son una minoría en la actualidad.

Para Siebold, lo que separa a los ricos de la clase media, es una diferencia extrema en la forma de pensar y ver el mundo de los negocios. Pero sobre todo son hábitos. Ninguna universidad, curso o lectura te ayudará si no eres capaz de cambiar de forma extremista tu mentalidad e implantar nuevos hábitos. Aunque suene a cliché, para alcanzar la riqueza deberás actuar de una forma totalmente diferente a como lo haces en la actualidad, y deberás pensar de una forma que hasta ahora no te han enseñado.


Cuando decimos que el dinero no debe ser tu prioridad si tienes como objetivo el hacerte millonario, puede sonar contradictorio, pero lo cierto es que si te centras en el dinero, estás perdido.

(Leer: 7 formas de hacer un millón que no tienen nada que ver con hacer un millón)

1. Los ricos buscan el riesgo. El resto buscamos la comodidad.

La mayoría de la gente busca comodidad. A fin de cuentas nos han vendido que el dinero no es lo más importante, y por tanto, tener un trabajo para poder pagar la hipoteca y una estabilidad emocional es todo lo que buscamos. Luego alguna de estas cosas se tuerce y todo nuestro sueño se viene abajo.

Los ricos saben que alcanzar la riqueza no será fácil; montar una empresa no será fácil. Pero ante todo saben que vivir en esa denominada zona de confort puede ser devastador, sobre todo si algún problema entra como un virus en esa zona de comodidad.

Saben que hay que asumir riesgos en la vida, y saben que puede salir bien o mal, pero también saben que la partida nunca acaba hasta que ellos no digan que se ha acabado.

A la clase media les asusta el no saber qué ocurrirá mañana, mientras que los ricos abrazan la incertidumbre. Es más, la incertidumbre y el riesgo se ha convertido en su zona de confort. Ellos están cómodos viviendo en una zona donde el resto estarían permanentemente nerviosos.

Hay que pagar un precio para luchar por el sueño de hacerse ricos, y este precio únicamente pueden pagarlo aquellas personas entrenadas mentalmente para soportar el dolor, la incertidumbre y el riesgo. Sólo de esta forma podrán recoger los beneficios, y en caso de que fracasen recogerán la tranquilidad mental de que al menos lo han intentado.

Consejo: haz una lista con algunas cosas que sabes que deberías hacer para alcanzar tus objetivos, pero que no te sientes cómodo haciéndolas. Es decir, esas cosas que sabes que en caso de que salieran bien, te ayudarían a tener éxito y mejorar tus finanzas. Y recuerda que hasta que no saques los "bemoles" necesarios para enfrentarte a esas cosas, tu sueño y tu objetivo estará en la lista de espera.

(Leer: Las 4 diferencias más notables entre cómo piensan los ricos y el resto)

2. Los ricos sueñan con el futuro. El resto viven en el pasado.

La mayoría de nosotros crecemos escuchando viejas historias de otros tiempos cuando la vida era más sana, cuando no había crisis, cuando todo era más barato, cuando los hombres de negocios eran honestos...

Y en la actualidad hemos trasladado ese pensamiento a nuestra mutilación personal, cuando hace 5 años eras... cuando hace 4 años ganabas....

La mayoría de las personas creen que sus mejores días ya han pasado; los mejores días de sus vidas ya están detrás de ellos, y por eso luchan por intentar encontrar un atisbo de felicidad en ese estado intermitente de depresión.

Pero los ricos saben que sus mejores días están por llegar. Sienten que forman parte del cambio del futuro.

3. La mentalidad de ayudar y crear.

Quizá esta parte sea la que más trabajo le cuesta creer a la clase media, y a muchos de nuestros lectores, que creen que se dice por decir.

Pero lo cierto es que el problema de la clase media es que nos centramos únicamente en nuestro propio beneficio. Queremos ser..., queremos ganar....

Es por eso que cobra sentido el famoso dicho: "No busques la forma de hacer un millón; busca la forma de ayudar a un millón de personas". Ayuda a ese millón de personas, y ganarás más de 1 millón.

Mark Zuckerberg ha buscado la forma de ayudar a 1.200 millones de personas a entretenerse, a subir sus propias fotos e incluso a perder su tiempo, pero su principal negocio no se encuentra en generar ingresos por publicidad, sino en ayudarte a ti a conectarte con tus amigos y después ayudó a las empresas a poder llegar a millones de potenciales clientes, que sois tú y tus amigos. Y por ayudarte a entrar en Facebook, Zuckerberg se embolsa unos cuantos miles de millones.

Google te ha ayudado a encontrar la información de la red de una forma ordenada, ayuda a miles de empresas a promocionar sus servicios y ayuda a millones de webs y blogs a generar ingresos publicitarios.

Por no hablar de que los empresarios se convierten en las principales fuerzas de creación de empleo y fortalecimiento de la economía de un país. El mundo lo mueven los empresarios, y por eso las personas que critican a los empresarios no creo que sepan el mundo en el que viven.

(Leer: Por qué los ricos son cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres)

4. Los ricos son más seguros.

La clase media se alimenta constantemente de proyecciones negativas, y cuando hablan de los ricos, en lugar de inspirarse, tienden a buscar etiquetas para criticar todo aquello que ellos mismos no han conseguido.

Siebold dice que una de las etiquetas más comunes que la clase media le coloca a los ricos es la de ser arrogantes y engreídos, que piensan son mejores que los demás.

Las personas exitosas suelen ser más confiados que el resto, y quizás esa confianza se pueda interpretar como arrogancia. Lo cierto es que son personas que en repetidas ocasiones han hecho arriesgadas apuestas y por regla general les ha salido bien, por lo que adquieren esa confianza extrema en su capacidad de tomar decisiones, además de adquirir ese sano hábito de aprender de sus fracasos y volver aún más fuertes y más sabios.

Aprovechan sus éxitos para duplicar su confianza, y una vez que triplican su patrimonio, añaden aún más eficiencia a su pensamiento. Con el tiempo creen que pueden lograr cualquier cosa que se propongan, y como lo creen, lo convierten en profecía autocumplida. Su seguridad crece conforme avanzan sus éxitos, y esta extrema confianza en sí mismos es lo que muchos de nosotros interpretamos como arrogancia.

5. Los ricos saben que el dinero es la libertad.

Mientras que nosotros escuchamos el famoso discurso "el dinero es el causante de toso los males", los ricos saben que no hay verdadera libertad si no tienes dinero.

Es imposible ser verdaderamente libre sin riqueza. El empleado es un esclavo controlado por su empresa, el cual estará en la empresa tanto tiempo como su jefe quiera mantenerlo. 

A los Gobiernos siempre les será más fácil robarte a ti como pobre, con subidas de impuestos, multas o cambios sin previo aviso que afectarán a tu nivel de vida. Y si te levantas, el Gobierno te oprime.

Pero los ricos (los verdaderamente ricos) sí tienen poder para ponerse en pie y luchar contra un Gobierno. Es más, los Gobiernos son esclavos de la clase rica. Cuando los ricos enferman, tienen mejores médicos y tienen más facilidad para acceder a créditos para nuevas ideas de negocio. Tanto si estamos en un boom económico como si estamos en una devastadora crisis, los ricos van a seguir ganando dinero, porque saben cómo funciona el sistema y el dinero.

De hecho, los pobres y clase media también pueden ganar dinero en una recesión si dedicaran algo de tiempo a aprender lo necesario de finanzas.

6. Los ricos analizan muy bien con quién pasan el tiempo.

Es ley de vida. Las personas cultas suelen pasar más tiempo con personas de alto nivel académico. Las personas físicamente cuidadas suelen pasar más tiempo con personas que están en forma. Las personas religiosas no quedan con ateos para ir a misa los domingos. Y desde luego, los ricos se rodean de otros ricos o personas que tienen la ambición necesaria para entrar en ese selecto círculo.

En cualquier caso, existe una alta probabilidad de que acabes siendo como las personas con las que pasas la mayor parte de tu tiempo, y desde luego, con el tiempo, puedes contagiarte de su forma de pensar, tanto para bien como para mal.

Como ya hemos dicho otras veces, si te rodeas de fumetas, puede que acabes siendo un fumeta o no (lo más probable es que sí), pero una cosa está clara, y es que nunca te aportarán lo mismo que puede aportarte el tener un círculo de amistades con ambiciones empresariales o sueños de grandeza.

Recuerda que nuestra inteligencia acaba siendo la media de las 5 personas con las que más tiempo pasamos.

Y básicamente, éstos serían los principales puntos que según Siebold, más nos cuesta entender a la clase media y pobre sobre los ricos.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo