.......... ........ ......... ....... .......

España: No es país para autónomos.

13 de enero de 2015



Mientras vendemos al exterior una imagen de recuperación económica y de auge en la creación de empleo, probablemente muchos españoles se crean el mensaje, pero en el exterior no cuela. España es continuamente citada en la prensa internacional a modo de crítica y burla, donde hace algún tiempo, incluso el propio Forbes se reía de las medidas que España había tomado con respecto a las renovables (un motor de crecimiento económico y creación de empleo en muchos países).

En aquel artículo de Forbes, titulado "Sin ideas y endeudados, España grava el sol", la reportera no entendía tal estupidez como la cometida por el gobierno español en la política de renovables.


También somos criticados por los bajos sueldos que en España están rozando el esclavismo laboral. Está claro que somos muchos los que publicamos que ante la falta de trabajo y las nefastas condiciones laborales, la salida más viable es crearte tu propio trabajo; lo que viene siendo emprender tu propio negocio, también llamado convertirte en autónomo.

Pero el Gobierno sigue sin colaborar en este aspecto, pues ser empresario en España, más que recibir apoyo, se siguen recibiendo patadas y zancadillas por todos sitios.

Comenzando por los propios trámites burocráticos que hacen interminable el proceso de creación de una empresa; continuando por las supuestas ayudas para emprendedores, que en ocasiones llegan después de haberse cerrado la empresa por falta de fondos, y continuando por el alto coste de crear una empresa si la comparamos con otros países, no podía faltar una nueva publicación de la revista Forbes que deja en evidencia el alto coste de ser autónomo en España con respecto a nuestros vecinos.

Y es que puede que a los españoles nos parezca lo más normal del mundo el pagar una cuota de 260€ al mes (ganes o pierdas dinero en tu actividad), así como hacer frente a las declaraciones trimestrales de IVA y de IRPF. Pero lo cierto es que no es nada normal, y de hecho, en muchos países ni se lo creen.

El atraco que sufre un autónomo en España.

Para entender las nefastas condiciones de un autónomo en nuestro país, únicamente debemos recordar que en Francia, un autónomo no paga nada durante el primer año de actividad, y posteriormente pagará en función de su facturación.

En Reino Unido, los autónomos pagan una cuota ANUAL (no mensual) de entre 13 y 58 euros, no debiendo realizar declaraciones trimestrales de IVA, pagándolo al final del año fiscal en función de los ingresos.

En Portugal no se paga cuota de autónomos mientras que en Holanda únicamente se pagan 50€ anuales.

Está claro que en comparación, España sale muy mal parada en las condiciones para convertirse en autónomo.

Y ésto provoca en cierto modo lo que el Gobierno llama economía sumergida.

Escuchaba en Televisión que un alto porcentaje de autónomos no llegan a los 1.000€ al mes. Ser tu propio jefe y no llegar ni a mileurista, debe ser una sensación desagradable para un emprendedor.

Si una persona hace "chapuzas" por su cuenta y consigue ganar 600€ al mes sin estar dado de alta, el Gobierno lo llamará defraudador, pero...¿qué opciones tiene esa persona en España si dice de regular su situación?

El tejido empresarial en España y la fuente de creación de empleo, como ya vimos, no se encuentra en las grandes empresas. España depende de la pequeña y mediana empresa, siendo el autónomo una figura de las más importantes en la creación de empleo. Y precisamente, no le estamos apoyando.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo