.......... ........ ......... ....... .......

"Cuánto dolor estás dispuesto a soportar" - La pregunta más importante que debes hacerte en la vida.

6 de mayo de 2015



Cuando le preguntamos a la gente qué les gustaría conseguir en la vida, estoy seguro de que el 100% de las personas dirían básicamente algo así:

"Quiero tener una vida feliz, libre de preocupaciones, un buen aspecto físico. Tanto mis seres queridos como yo una buena salud, estar libre de enfermedades. Amor, buen sexo, sentirme querido y respetado, no tener problemas económicos y ser financieramente libre"

Está claro que alcanzar todo eso, sería una buena definición de felicidad, pero por desgracia, rara vez alguien va a tener el "pack" completo simultáneamente. Supongo que ya te habrás dado cuenta de que cuando todo está bien, siempre aparece alguna preocupación de algún tipo, que cuando mejor estamos, solemos recibir una llamada de teléfono que puede amargarte el día.


Finalmente, debemos aprender a convivir con los momentos positivos (que suelen ser muchos) y con los momentos negativos (que suelen ser muy pocos pero jodidos). Es por eso que la vida es como un piano donde las teclas blancas son los buenos momentos, mientras que las teclas negras son los malos momentos. Depende de nosotros y de cómo combinemos esas teclas para que la música nos guste.

En el ámbito de la vida en general es así. Buenos y malos momentos siempre va a haber, y no nos queda otra que aprender a poner nuestro foco en los buenos, mientras que toreamos los malos.

En el mundo profesional y negocios es similar, pero algo distinto.

Pero en el mundo profesional, en el éxito profesional, la cosa se complica. Y es que para buscar los buenos momentos, estamos obligados a pedir que vengan los malos. Es decir, la pregunta no es "Qué quiero alcanzar", sino "cuánto dolor estoy dispuesto a soportar para alcanzarlo".

Todo el mundo quiere tener un trabajo increíble, y si es una persona emprendedora, quiere tener un negocio rentable de éxito, pero muy pocos están dispuestos a sufrir una jornada laboral de 60 ó 70 horas a la semana, de sacrificar temporalmente parte de su vida personal.

La gente quiere ser rica, pero sin esfuerzo y sacrificio. Quieren alcanzar la libertad financiera, pero sin prepararse en conocimientos financieros.

La felicidad y el éxito requiere de una constante lucha. En el mundo de los negocios, todo lo positivo es una manipulación de nuestra perspectiva sobre lo negativo. Y no podremos evitar esas experiencias negativas, únicamente podemos aplazarlas, pero tarde o temprano llegan. Y es buena señal, porque significa que estás en el camino correcto del éxito.

Es decir, la felicidad pasa por el dolor.

Suelo poner como ejemplo a las personas que quieren trabajar su cuerpo para tener un físico atractivo. Si esa es tu meta, antes de que tengas el placer de verte sexy, deberás pasar por el dolor y  sacrificio que conllevan las horas y horas de gimnasio, así como olvidarte de algunos alimentos que te encantaban e introducir otros que probablemente no te agraden.

Por tanto, la pregunta sería "¿Cuánto dolor y sacrificio estoy dispuesto a tener para lograr tener un cuerpo de gimnasio?"

Sin duda, la parte más difícil del éxito es el dolor.

Cuando un emprendedor quiere crear su propio negocio o ser financieramente libre, no llegará a ser un empresario de éxito a menos que le pida a la vida apreciar el riesgo, la incertidumbre, los posibles fracasos y el trabajo duro durante jornadas muy largas. Y todo ello, deberá hacerlo aún sin saber si tendrá éxito o no en el negocio.

Dicho de otra forma, los negocios son un tipo de juego de estrategia. Cada cual tiene su propia estrategia, pero para ganar hay que jugar. Y las fichas para jugar a este juego son el dolor y sacrificio. La recompensa es el éxito o la felicidad. Tiene más posibilidades de ganar aquel que más fichas ponga sobre la mesa.

Decía una persona muy sabia que la vida no está determinada por la calidad de tus experiencias positivas, sino por cómo afrontas las experiencias negativas, dando por hecho, que nunca te van a faltar en la vida, y que el dolor y sacrificio es necesario para cumplir tus propósitos sean cuales sean.

¿Sólo tienes que desearlo lo suficiente?

"Sólo tienes que desearlo lo suficiente, y conseguirás aquello que deseas". Y una mierda. Por eso criticábamos el libro de "El Secreto", ya que todo el mundo quiere algo, y muchos lo quieren lo suficiente, pero el deseo sin acción, es sólo eso; un deseo. Prueba a pedirlo cuando pase un cometa, y más o menos tendrás el mismo resultado.

Si quieres tener beneficios en la vida, tienes que pagar por esos beneficios. Si quieres un cuerpo 10, tienes que sudar. Si quieres tener un negocio de éxito, nada te librará de las madrugadas, las jornadas insanas, y probablemente "molestar" a mucha gente. Por eso decimos que realmente no todo el mundo serviría para tener su propio negocio. No todo el mundo sirve para ser emprendedor. No obstante, cuando no hay más remedio, hay que hacerlo.

Por tanto, y resumiendo, cuando deseas algo, debes elegir sufrir. Si quieres placer, debes elegir sufrimiento en primer lugar. Y si deseas algo lo suficiente, debes hacerte la pregunta mágica: "¿Cuánto dolor y sacrificio estoy dispuesto a soportar por este deseo, objetivo o meta?", entonces te darás cuenta, en cuanto sepas el coste de ese beneficio, que probablemente no lo deseas tanto como para cargar con tanto sacrificio.

Cuanto buscas un resultado, debes casarte con el proceso para lograr dicho resultado. Y ese es un matrimonio de dura convivencia para algunos, mientras que otros se sienten cómodos con ello.

Finalmente, son nuestras luchas las que determinan nuestros éxitos, y como reza el dicho: "no podemos ganar todas las batallas, así que elige muy bien aquellas que estás dispuesto a pelear".






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo