.......... ........ ......... ....... .......

El negocio de la infidelidad - Ashley Madison planea salir a bolsa.

29 de mayo de 2015



La infidelidad es un negocio rentable. No hay ninguna duda de ello, pues son muchas las webs y aplicaciones que hacen grandes sumas de dinero con ello. La empresa que mejor gestiona la infidelidad es Ashley Madison, una web especializada en proporcionar este servicio desde hace más de 10 años a los adúlteros de más de 40 países de todo el mundo.

Mientras que la aplicación Gleeden (otra empresa especializada en la infidelidad femenina) se metía en problemas legales en Francia, Ashley Madison está planteándose salir a cotizar en la bolsa de Londres, pues ha quedado demostrado que su modelo de negocio funciona, y que clientes, por desgracia, no faltan.

Concretamente en España, la web cuenta con más de 1,3 millones de usuarios, y que teniendo en cuenta el número de habitantes del país, Noel Biderman, el empresario que hay tras la polémica web, ya se refirió a los españoles como los más adúlteros del mundo, algo que no es de extrañar, pues también estamos considerados los más puteros de Europa. Como podemos ver, no sólo nos llevamos trofeos en el fútbol ;-)


La vida es corta, ten una aventura.

Éste es el eslogan y reclamo publicitario de la web, la cual ya ha protagonizado más de una polémica campaña de marketing, incluyendo aquella en la que usó a la Reyna Sofía sobre el eslogan "Ya no tienes por qué pasar la noche sola".

Una de cada 5 personas casadas que viven en España (hombres y mujeres) ha tenido una relación fuera del matrimonio, según un estudio del CIS en el que se aseguraba que un altísimo porcentaje de parejas son infieles entre sí.

Y es ahí donde entra el negocio de empresas del tipo Ashley Madison, ya que esta compañía asegura que las personas infieles son más reacias a separarse, por lo que permanecen con su compañero/a sentimental y buscan esas aventuras fuera del matrimonio. Mientras permanezcan casados y la web ofrezca anonimato, estos clientes vuelven una y otra vez.

Ahora, Biderman deberá convencer a los inversores de que la infidelidad es un negocio sólido, rentable y estable en el tiempo. Claro que no está libre de peligros con otro tipo de aplicaciones como Tinder, que no está pensada para infieles, pero tiene un alto porcentaje de personas casadas en sus perfiles, según datos de la propia compañía.

Finalmente, el negocio de la infidelidad es similar al de la prostitución. Sabemos que está ahí, sabemos que mueve muchos millones, pero nadie hace uso de ello.

Según el crecimiento que ha experimentado la compañía en estos años, siendo España uno de los países donde más rápidamente ha crecido, los expertos dicen, que en caso de salir a bolsa, sus acciones podrían llegar a reportar un beneficio anual del 19%.





Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo