.......... ........ ......... ....... .......

Éstos son los 3 únicos tipos de problemas que vamos a encontrar en la vida - Mentalidad para afrontarlos.

26 de mayo de 2015



Todos tenemos problemas, pero realmente no tenemos tantos problemas como a veces nosotros mismos queremos hacer creer. Hace unos meses publiqué cómo hacer frente a los peores momentos de tu vida, donde hablábamos sobre identificar cuál era exactamente el sentimiento que teníamos: ira, enfado, tristeza....

Del mismo modo, por regla general, cuando parece que el universo conspira para hacernos la vida difícil, la mayoría de las veces únicamente se trata de un problema que está contagiando nuestra visión y hace que ya todo parezca un problema. Es decir, a menudo, un simple problema puede traer a simple vista cientos de problemas.

Puesto que los problemas reales existen (aunque sean muy pocos), vamos a ver cuáles son los únicos tipos de problemas que vamos a experimentar en la vida para ayudarnos a identificarlos y de esta forma hacerle frente o dejarlo ir.

En primer lugar dividimos los problemas en 2.


1. El 99% (en rojo) no son problemas.

Puede parecer que son problemas, pero no lo son. A veces son pajas mentales que nosotros mismos nos hacemos, porque el ser humano, aunque suene contraintuitivo, se siente bien viviendo en el caos para buscar la forma de explicar por qué no se siente feliz.

Aquí incluiríamos: "me ha dejado mi novia/o", "el chico/a que me gusta no me llama", "discuto con mi jefe", "mis hijos no me entienden". ¿Por qué no son problemas? porque son situaciones que casi todo el mundo atraviesa. Son circunstancias que nos pueden doler más o menos, pero forman parte de la vida y finalmente nos hacen ser las personas que finalmente llegamos a ser, y que a menudo dan paso a una mejor versión de nosotros mismos.

Es decir, y sin pretender que suene a cliché... cuando tu pareja te deja, hoy duele, pero mañana conoces a otra persona y te alegras de estar con esa persona, alegrándote de que acabara tu relación anterior.

Otras personas no terminan de asimilarlo. No llegan a asumir que una persona ya no quiere estar con ella, y por tanto, lo convierte en un problema. Pero en este caso, el problema no es que te hayan dejado, sino tu capacidad de resistencia para asumir un revés de la vida.

2. El 1% (verde) que sí son problemas.

Los verdaderos problemas que surgen en la vida vienen sin avisar un día cualquiera. No los esperas y te arrodillan directamente ante la vida. Está claro que nos referimos a un accidente o una visita al médico que acaba en malas noticias... el fallecimiento de un ser querido o tener que vivir a partir de ahora la vida en una silla de ruedas.

Realmente, cuando alguien ha experimentado los problemas de la parte verde, aquellos que se encuentran en la parte roja, dejan de cobrar importancia.

 Pero vamos a incluir también el no tener dinero, o tener un trabajo desde hace 20 años que no nos gusta, vivir en un lugar peligroso, etc...

Pero.... este tipo de problemas también los subdividiríamos en 2 más.

A. El que tiene solución (90%).
B. El que no tiene solución (10%).

Hay problemas que no tienen solución. Si un ser querido fallece, no puedes hacer nada para recuperarlo. Hay personas que se hunden, y hay personas que siguen avanzando, ya que es lo que ese ser querido hubiera deseado.

Cuando nos topamos con este tipo de problemas, de nada sirve centrarnos en él. Sólo podemos, y de hecho es lo más sano, seguir adelante con nuestra vida.

(Leer: Cómo encontrar el lado positivo de los cambios dolorosos de la vida)

Pero si un problema tiene tiene solución, nos debemos centrar en la solución, y no en el problema, porque si tiene solución, no es un problema, sino una circunstancia en la que debemos trabajar para mejorarla.

"No llego a final de mes" - Entonces no te centres en que no llegas a final de mes. Céntrate en buscar formas alternativas de ganar un dinero extra o en la forma de darle un giro completo a tu vida. Antes de ponerle a una situación la etiqueta de "problema", asegúrate de haber hecho todo lo posible por mejorar dicha situación.

En resumidas cuentas, y a fin de identificar los problemas que nos llegan en la vida, únicamente debemos recordar que el 99% no son problemas, y dentro del 1% que sí son problemas, deberemos preguntarnos si éste tiene solución o si no la tiene. Si la tiene, la buscamos y trabajamos en ella, y si no la tiene, pasamos página, lo asumimos y seguimos adelante.

Puede sonar frío, pero no hay mas alternativas para las personas que quieren avanzar.

Ver: 5 cosas que debes recordar cuando te sientas atascado, vacío y sin sentido





Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo