.......... ........ ......... ....... .......

Los 3 únicos hábitos de Warren Buffett que probablemente engloban su éxito.

18 de mayo de 2015



Warren Buffett es uno de los personajes que probablemente más hemos nombrado en Negocios1000. Y lo hemos hecho desde todos los ángulos, tanto a nivel de inversor, a nivel de empresario (que es lo que realmente es) y a nivel personal.

Pero podríamos englobar todo el éxito de Warren Buffett en 3 únicos hábitos de los que cualquier persona podría aprender independientemente de cuál sea su profesión o negocio. Son 3 sencillos hábitos en los que se puede comenzar a trabajar desde hoy.



1. Aprender constantemente y nunca dejar de aprender.

Si se tuviera que elegir el hábito más importante de Buffett, éste sería el principal. Y así lo hizo saber en su carta anual a los accionistas de Berkshire Hathaway.

Buffett tuvo éxito en la vida por el mismo motivo que Roger Federer y Rafa Nadal se convirtieron en  estrellas del tenis: aprendieron constantemente lo máximo posible de "eso" a lo que iban a dedicarse, y nunca dejaron de aprender (entrenar en el caso de los tenistas).

El éxito de Buffett se debe a un aprendizaje constante durante más de 70 años, y donde a sus 84 años, sigue aprendiendo y haciéndose cada vez mejor.

Dicho de otra forma, Buffett descubrió aquello en lo que era bueno y le gustaba, y nunca dejó de perfeccionar sus habilidades para sacarle la mayor rentabilidad posible a su profesión.

Para que cualquier persona pueda convertirse en un verdadero experto, se necesita algo de habilidad, pero el componente clave es la práctica. Cualquier persona que dedique 10.000 horas de práctica a una cosa en concreto, puede superar a alguien con esa habilidad innata pero que no esté trabajando en ella.

(Leer: Cómo ser un experto en cualquier cosa)

De ahí viene la expresión: "El trabajo duro vence al talento si el talento no trabaja duro".

Buffett dice llevar un ritmo distinto al de otros empresarios. Él dice sentarse a pensar, leer y reflexionar, para asegurarse el tomar mejores decisiones que la mayoría de hombres de negocios. Y lo hace porque es lo que ha elegido. Es el tipo de vida que le gusta, y para él, el aprendizaje no es una carga, sino algo divertido y productivo.

(Leer: Así de rico serías si hubieras invertido 1.000€ con Warren Buffett)

2. La paciencia es la clave.

El mundo se está moviendo de una forma inusualmente rápida. Por poner un ejemplo, se tardaron 75 años para que los teléfonos alcanzaran 50 millones de usuarios, mientras que el juego de Angry Birds alcanzó ese mismo objetivo en tan sólo 35 días, según publicó The Wall Street Journal.

Buffett es paciente por naturaleza. De hecho, su éxito en la inversión se debe a su metódica paciencia, usando el Value Investing para el largo plazo sin centrarse en los movimientos cortoplacistas.

(Leer: Cómo analiza Warren Buffett las acciones antes de invertir)

La fortuna de Buffett se debe a la acumulación de capital, e intereses añadidos al capital, más la apreciación paulatina del valor de su cartera de acciones.

Pero si es paciente para ver crecer su fortuna, también lo es para tomar decisiones.

En su carta a los accionistas de 2010, dijo que iban a necesitar sus negocios actuales y más adquisiciones importantes. "El arma está cargada y lista para cazar nuevos elefantes, y mi dedo en el gatillo me pica. Tengo ganas de disparar", dijo Buffett.

Pero Buffett tardó mucho tiempo en apretar el gatillo. No lo vio claro y decidió sentarse en el banquillo hasta ver clara una oportunidad de negocio.

Y es que a veces, por muchas ganas que tengamos de hacer algo (cuando se trata de decisiones importantes con respecto al dinero), más vale dar un paso atrás y ser pacientes hasta que sea el momento.

(Ver: Los 16 mejores consejos de Warren Buffett para la inversión)

3. Dar crédito a quien corresponde.

Buffett no sólo es grande como empresario e inversor. Lo es aún más como persona. Caracterizado por su humildad, siempre ha agradecido públicamente la labor de Charlie Munger (su mano derecha) y siempre ha alabado en público al equipo de gestores que le rodean.

De hecho, en más de una ocasión ha dicho que Berkshire Hathaway no sería la empresa que hoy día es si no llega a contar con la ayuda de Munger.

(Ver: 8 lecciones de vida de Warren Buffett)

El año en que la mayoría de gestores de renta variable no pudieron superar al S & P 500, Berkshire lo consiguió. Los medios endiosaron a Buffett, pero éste no tardó en presentar a los artífices de tremenda hazaña, que fueron Todd Peines y Ted Weschler, apodados como los discípulos de Buffett, y de los cuales Buffett se siente orgulloso.

Buffett entiende perfectamente que el trabajo que han hecho los demás es tan importante como el suyo para el éxito que ha tenido. Por tanto, no importa cuál sea tu sector. Debes tomarte un tiempo para agradecer y recompensar a las personas que te ayudaron a estar ahí.

(Ver: 10 citas de Buffett para los negocios)

Básicamente, estos serían los 3 hábitos más importantes que han hecho de Buffett uno de los mejores inversores y empresarios de nuestra historia más reciente.

Por desgracia, el tercer hábito es el que más cuesta aplicar a una gran mayoría de directivos.

Ver: 8 libros que Warren Buffett cree que todo el mundo debería leer





Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo