.......... ........ ......... ....... .......

Las primeras ideas de negocio de Bill Gates y Steve Jobs, y las diferencias que marcarían su futuro como empresarios.

29 de junio de 2015



Bill Gates y Steve Jobs fueron dos grandes rivales en el negocio de los ordenadores personales, cada uno con sus diferencias con respecto al otro. Ambos nacieron en 1955 y ambos abandonaron la universidad. Probablemente esas fueran las únicas cosas que ambos tenían en común. Bueno... también tenían en común una especie de odio/admiración entre ambos, y los dos tenían ambiciones similares con respecto a la tecnología y el mundo de los negocios.

Bill Gates venía venía de una familia acomodada. Su padre era un conocido abogado de Seattle, y su madre, un miembro importante de la sociedad civil que participaba en comités de gran prestigio. Se convirtió en un obseso de la tecnología en una de las mejores escuelas privadas de la zona. No fue un rebelde, ni un hippy al igual que Steve Jobs.

(Ver: la apasionante vida y carrera de Bill Gates)

Steve Jobs, en cambio, provenía de una familia de clase media/baja que lo acogió en adopción, y que con mucho esfuerzo pudieron ahorrar para enviar a Jobs a la universidad.

Según cuenta Walter Isaacson en la biografía oficial de Steve Jobs, cada uno de estos genios de los negocios se consideraba más listo que el otro, en especial Jobs, que nunca llegó a respetar a Gates, y siempre lo vio como alguien muy inferior a él.


Bill Gates era un excelente programador, mientras Jobs no sabía programar, y aunque aquello era motivo de desprecio para Gates, lo cierto es que admiraba a Jobs por la forma que tenía de cautivar a los demás, a pesar de su constante grosería. Lo admiraba también por aquella visión que tenía para saber qué productos iban a gustar a los consumidores.

Steve Jobs era todo pasión, romanticismo e intuición, con un instinto para hacer la tecnología fácil de usar, y diseños agradables. Buscaba la perfección, y aquello le hacía ser demasiado exigente con todo el que le rodeaba.

(Ver: Steve Jobs estuvo donando dinero de forma anónima durante 20 años)

Por el contrario, Bill Gates tenía una mente más práctica y disciplinada, y con mayor capacidad de procesamiento analítico. No tenía tanto amor y pasión como Jobs por los productos, lo cual le hacía centrarse directamente en el negocio y tomar decisiones racionales. No emocionales como Jobs.

Para Jobs, Apple era como un hijo, y los productos eran sus nietos. Para Gates, Microsoft era un negocio muy rentable, una máquina de generar dinero y crear empleo.

Como podemos ver, ambos alcanzaron el éxito, y ambos tienen una mentalidad y rasgos completamente distintos el uno con respecto al otro:

Corazón + emociones = Jobs = éxito.
Metódico + analítico = Gates = éxito.

Sus primeras ideas de negocio reflejan su personalidad.

Cada uno tuvo una incursión distinta en el mundo de las creaciones y los negocios, pero incluso viendo cuáles fueron sus ideas iniciales y sus primeras formas de hacer dinero, podríamos identificarlas con sus respectivos creadores.

1. La primera idea de negocio de Steve Jobs.

Según contó Jobs a Isaacson, sus primeros dólares ganados con un emprendimiento fue básicamente una idea que consistía en estafar a la compañía telefónica.

Su amigo Wozniak había inventado algo para interpretar los sonidos que emiten las compañías telefónicas para conectar las llamadas, por lo que a modo de travesura, podían llamar gratis a donde quisieran.

Steve Jobs vio en aquello la panacea, pensando que podían vender aquello y sacarse un dinero juntos, como una primera empresa, pero ilegal. Eso sí, Jobs ya mostró ser un obseso del diseño, cando pensó que para hacer más atractivo aquel invento de cara a los posibles compradores, debería verse más llamativo, por lo que decidió encerrar aquellas placas en unas cajas azules.

Jobs demostró sus dotes de persuasión y ventas al conseguir vender un centenar de aquellas cajas por unos 150 dólares de la época.

A raíz de aquello surgió la sinergia que acabaría siendo el comienzo de Apple. Wozniak creaba, y Steve Jobs vendía. Jobs visionaba el futuro, y Wozniak lo construía. Era algo más complejo, pero básicamente eso.

2. La primera idea de negocio de Bill Gates.

Bill Gates, como empresario metódico y práctico, tuvo otro tipo de inventos. En el caso de Gates, en primer lugar mostró su creatividad creando un programa para organizar las diferentes asignaturas de forma que, coincidiría con las chicas que a él le gustaban.

Aunque su primer invento monetizado fue un programa de recuento de vehículos para los ingenieros de tráfico de la zona.

Está claro que Gates aprovecharía su habilidad de programación para así poder crear programas útiles y hacer de aquello su forma de vida.

Conclusión:

No existe un camino o rasgos específicos y únicos para el éxito, pues se llega por muchos caminos y vías. Pero sí que hay algo que la mayoría de empresarios de éxito tienen en común: Siempre están creando, siempre están pensando, inventando y haciendo, buscando ideas de negocio en su entorno y aprovechando las oportunidades que surgen. Es decir, siempre hay que estar en movimiento.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo