.......... ........ ......... ....... .......

16 Hábitos simples que te hacen parecer más profesional.

21 de julio de 2015



En un artículo anterior hablábamos de los 8 malos hábitos que te hacen parecer muy poco profesional, en esta ocasión hablamos de lo contrario, los hábitos que te hacen parecer más profesional.

 Éstos son algunos de los atributos que se pueden demostrar para parecer más profesional. No estamos diciendo que sean fáciles, pero sí bastante simples. Nadie los demuestra constantemente, y todos somos humanos, pero hay que tratar de ser el mejor ser humano posible. Y ya que hablamos del mundo de la empresa, ser lo más profesional posible.

1. Confianza.

Tener confianza en sí mismo es clave para el éxito de cualquier persona en todos los ámbitos de su vida. Cuando eres capaz de realmente creer en tus capacidades, eres capaz de logar todo lo que te propongas. Por eso, las personas realmente competentes poseen una gran confianza en sí mismos.

2. Honestidad.

No seas deshonesto. Las personas verdaderamente profesionales son directas y honestas. Evalúan la situación, calculan los riesgos, y ofrecen una opinión veraz.


3. Comunicación.

Comunicarse con los demás es importante para aumentar la productividad en ciertos aspectos de tu trabajo. Las personas profesionales mantienen una buena comunicación con todos los miembros de la empresa.

(Ver: 3 habilidades de comunicación que todo líder de empresa debe dominar)
4. Conciencia de sí mismos.

Esta es una parte de mostrar confianza, saber quién eres y dónde encajas en el mundo, y ser dueño de tus fortalezas y debilidades. Entonces, trabaja para reforzar las cosas que no se hacen así.

5. Puntualidad.

La puntualidad demuestra que estás dedicado al trabajo, interesado en el trabajo y eres capaz de manejar la responsabilidad. Cuando llegas a tiempo al trabajo o a las actividades relacionadas con el trabajo, demuestras que eres capaz de honrar tu palabra. Ser puntual ayudada a los empleados a proyectar un sentido de profesionalismo y compromiso.

6. Pensamiento estratégico.

Uno de los principios básicos del éxito es tener en mente una meta. Proponerte una meta puede aumentar tu rendimiento y darte una sensación de dirección. Las personas verdaderamente profesionales identifican sus metas y trabajan duro para alcanzarlas. Por regla general, éstos tienen un plan.

(Ver: 11 cosas que nunca debes decir en una entrevista de trabajo)

7. Anticipación.

Anticiparse no siempre es fácil, pero siempre podemos intentar anticiparnos en cierta medida a lo que viene para conseguir mejorar nuestra productividad en el día a día. Anticiparse es la clave del éxito. En muchos casos anticiparse no es difícil: si tenemos una reunión, la preparamos con antelación. Si tenemos una conferencia, la preparamos con antelación.

8. Cuidarse.

Esto es lamentable, pero cierto. Si no te preocupas por tu salud y por tu vestimenta,  es mucho más difícil proyectar profesionalidad, y con ello proyectas la idea de que no te preocupas por otras cosas. Si vas con traje arrugado, una corbata sucia y la camisa sin planchar, ¿qué puede esperar tu jefe o tu cliente de lo que tengas que entregarle?

9. Realismo.

Prometer el mundo puede ser una manera de conseguir al chico o la chica de tus sueños, pero no hace nada para hacerte parecer profesional. Promete lo máximo que puedas, en consonancia con tu capacidad para ofrecer.

10. Entusiasmo.

Sentir entusiasmo por lo que uno hace es fundamental para tener un rendimiento alto. El entusiasmo hace que te sientas bien, aumente tu motivación y disfrutes lo que haces. Por eso aquellas personas que poseen entusiasmo son más profesionales.

11. Diligencia.

Ser diligente significa que cumples muy bien tus responsabilidades y además lo haces rápido. Las empresas necesitan personas diligentes para brindar respuestas oportunas.

12. Rendimiento.

Nada demuestra más la "profesionalidad" que los logros, especialmente los logros repetidos en el tiempo. Todo el mundo puede tener opiniones, pero valen más las opiniones cuando son de una persona a la que le acompañan los resultados.

13. Discreción.

El cuidado y la conciencia de sí mismo, combinado con una buena capacidad de comunicación, conduce a la prudencia y la capacidad de ser sincero sin ofender. Asimismo, gustan las personas discretas para los asuntos profesionales.

(Ver: Cambios en el lenguaje corporal no sólo para aparentar, sino para convertirse)

14. Curiosidad.

Ningún profesional termina nunca de aprender. Las personas verdaderamente profesionales tienen curiosidad por aprender cosas nuevas, están dispuestos a analizar los riesgos de nuevas ideas dentro de la empresa.

15. Sentido del humor.

Tener sentido del humor es una cualidad muy positiva. Trabajar con sentido del humor fortalece la motivación individual y colectiva, estimula la innovación y optimiza la comunicación interna. En ocasiones se confunde el ser un profesional serio con estar serio, y no tiene nada que ver una cosa con la otra.

16. Autenticidad.

Es un buen consejo empresarial para "fingir hasta que lo consigas", pero tu rendimiento tiene que estar basado en la verdad. De lo contrario, no importan tus habilidades, tus intereses...etc.

Ver: Cómo destruir lentamente tu carrera y tu reputación profesional







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo