.......... ........ ......... ....... .......

17 Duras lecciones de vida y carrera para aprender a tus 20 años.

23 de julio de 2015



Siguiendo en la línea de nuestro artículo 21 cosas que los jóvenes y universitarios deben asumir a sus 20 años, en esta ocasión recurrimos a un hilo de Quora, donde se preguntó "¿Cuáles son las cosas más difíciles que las personas deberían entender y aprender sobre la vida a sus 20 años?". Recogemos algunas de las mejores respuestas y consejos y añadimos algunos puntos más.

En principio, los jóvenes universitarios deben saber que la carrera que están estudiando, probablemente ya esté desfasada. Probablemente los profesores que les están enseñando ya tengan temarios fuera de lugar, pues en los últimos años, se ha dado un increíble giro.

En esta nueva era, si quieres hacer algo, simplemente hazlo. (Ver: Hoy día es más fácil que nunca: no tienes que pedir permiso para cumplir tus sueños). Esto nos lleva al primer punto.

1. Tu visión sobre el mundo, y sobre el trabajo podría ser defectuosa.

"Estudia una carrera, y en cuanto termines serás contratado. Tendrás un buen sueldo acorde a la dificultad de la carrera que estudiaste, unas buenas vacaciones para agradecerte el trabajo que has hecho por la empresa que decidió contratarte, la seguridad de tu empleo, etc..."

Pero no. Justo al acabar la carrera, probablemente descubras que vas a tener que enviar gran cantidad de curriculum sin éxito.

Probablemente tengas suerte y alguien diga de contratarte por un sueldo de mierda, y sin posibilidad de exigir demasiado, porque otro hará tu mismo trabajo por menos dinero. ¿Hubieras estudiado periodismo si supieras que ibas a trabajar por el salario mínimo o sabiendo que ibas a tener el sueldo de becario permanente durante años?

Probablemente lo que hoy entendemos por "seguridad laboral", desaparezca. Vivimos en la época de la "marca personal", donde se tiende al trabajo freelance o autónomo y donde la mayoría de las empresas preferirán subcontratar tareas antes que tener trabajadores en nómina. Esto puede parecer una enorme dificultad para quien quiere prosperar en la vida, pero es una enorme oportunidad para quien sepa aprovecharlo. Simplemente, la idea de trabajo está cambiando.

Prepárate para una época en la que tanto las relaciones sentimentales como las relaciones laborales tendrán una corta fecha de duración.


2. La vida es dura a los 20 años, pero.... siempre va a ser dura.

Siempre vas a tener complicaciones de todo tipo. Los contratiempos forman parte de la vida de las personas en la edad adulta. No siempre salen las cosas como uno espera que salgan. Y nadie te va a regalar nada. Todo lo que quieras, será a base de sudor, esfuerzo y sacrificio.

La gente habla de una mala racha o un contratiempo temporal, esperando que vengan tiempos mejores, pero lo cierto es que finalmente descubres que siempre hay problemas y contratiempos. Siempre hay caos. Y por tanto, la única forma de disfrutar es aprender a vivir en el caos, ver el lado positivo de las dificultades y disfrutar de los buenos momentos que la vida te ofrecerá. Y tendrás muy buenos momentos, por lo que aprende a disfrutarlos. No dejes que los problemas hagan desaparecer las cosas buenas de tu vida.

Vas a fracasar una y otra vez, en una relación, en el trabajo, en los negocios... probablemente seas despedido, probablemente vivas injusticias, probablemente veas a familiares enfermos y atravieses etapas económicas duras. Pero eso es la vida. Es dura. Pero como se suele decir: "la vida es un regalo que una vez desenvuelves, tú decides si te hace feliz o infeliz".

3. Si quieres tener éxito, vas a tener que aprender, desaprender y volver a aprender después de lo aprendido.

Todos nacemos genios, pero con el tiempo nos convertimos en idiotas si no hacemos nada por evitarlo. Lo cierto es que el sistema educativo te premia por aprender las capitales de los países de todo el mundo, el nombre de las montañas y cordilleras, e incluso logaritmos neperianos.

Tengo 36 años, y saber todo eso no me ha ayudado en nada en el mundo real. Los contenidos de la universidad son en un 80% desechables, por lo que si quieres tener éxito o tener una ventaja competitiva sobre los demás, una vez acabado el instituto o la universidad, es cuando vas a atener que aprender lo que realmente es útil. Lo que a ti te gusta; lo que necesitas.

Los temas que necesitarás aprender para mejorar tu vida, universalmente son ventas (persuasión, negociación..), Educación financiera, habilidades de comunicación, y desde luego, todo lo que necesites para ser mejor en aquella profesión a la que te quieras dedicar.

Y sólo hay tres formas de aprender: leyendo, asistiendo a cursos o haciendo repetidamente aquello que quieres aprender sobre el terreno práctico, y no teórico.

( Ver: Cómo saber a qué dedicarse, cuál sería el trabajo o negocio perfecto para mí)

4. Eres reemplazable en el trabajo.

Aunque muchas empresas se presenten como una compañía que trata a sus empleados como si fueran una gran familia, lo cierto es que para la gran mayoría, eres sólo un número reemplazable. Es decir, eres un miembro de una familia, pero desechable.

Y puede que te canjeen por una persona más válida o por un inútil. Cuando eso ocurra, tendrás dos opciones: hundirte (no te la aconsejo), o demostrar ferozmente lo que valías. ¿Cómo? Pues hundiendo esa empresa desde la competencia (Así no te aburres). Así se le demuestra a tu jefe lo que vales.

5. Date prisa para buscar, encontrar y dedicarte a tu pasión o aquello que quieres hacer.

Entre tener un trabajo pésimo o no tener ningún trabajo, está claro que es mejor estar trabajando, pero no te acomodes. En ocasiones la gente se ríe de mí cuando digo que hoy tienes 20 años y piensas que eres joven y tienes mucho tiempo por delante. Pero los 30 llegan más rápido de lo que crees, y ya no eres joven aunque sigas te sigas emborrachando los fines de semana como un "quinceañero".

Por tanto, comienza a perseguir tus sueños hoy, comienza a fracasar hoy, a asumir riesgos hoy, porque a esa edad, tienes tiempo más que de sobra para recuperarte de cualquier cosa.

6. Nadie te debe nada. Supéralo.

Es típico de los nuevos jóvenes recientemente titulados universitarios que crean que la sociedad les debe algo: un puesto de trabajo, dinero, algún privilegio... pero por desgracia nadie te debe nada. Voy a más, no te has ganado nada aún.

¿Quieres respeto? gánatelo. ¿Quieres un trabajo y no lo encuentras? Créalo tú mismo. ¿Quieres dinero? Gánalo. Aprende a usar los medios que tienes a tu alcance para ganar dinero mientras que demuestras tu valía a la sociedad.

Recuerda que cuando un licenciado en derecho se pone a trabajar en la caja de un supermercado, en ese momento, no eres un abogado, sino un dependiente que un día estudió derecho.

¿Te dijeron que si estudiabas una carrera tendrías acceso a un buen trabajo bien remunerado? Te engañaron. Una titulación ayuda por delante del que no la tiene, pero no te lo garantiza.

7. Decisiones que se toman en segundos, pueden tener consecuencias durante años o permanentes.

Nunca tomes decisiones en bajo la influencia de un estado emocional, tanto si es un estado de euforia positiva como negativa. Esas decisiones que se toman en un impulso emocional, pueden afectar tu felicidad durante años. Es por eso, cuando estés alterado, recapacita en un rincón neutral hasta que se te pase. Analiza la situación, y luego toma la decisión más calmado. Lo mismo cuando te sientas extremadamente feliz.

8. Siempre habrá alguien mejor que tú en cualquier cosa.

Siempre existirá una persona más inteligente que tú, más alegre, más graciosa, más atractiva, más feliz que tú, incluso con cosas que tú no puedes tener. Es por eso que el secreto de la felicidad no se encuentra en compararse con los demás, sino en mejorar tú mismo y en aceptarte con tus defectos.

Sobre todo, vive tu vida, encárgate de tu vida, y deja que los demás vivan la suya, porque si vives constantemente comparándote con los demás, sólo tendrás una cosa segura en tu vida: la frustración.

9. El dinero es muy importante y muy difícil de ganar.

El mensaje de que el dinero no es importante, únicamente viene de dos tipos de personas: un multimillonario, y una persona que no tiene un puto euro en el bolsillo pero que se consuela pronunciando estas palabras que no se cree ni él mismo.

Necesitarás dinero, y tendrás la necesidad de buscar la forma de ganarlo. Entonces descubrirás lo difícil que es ganarlo, y con la rapidez que se va si no eres capaz de retenerlo. Vivir medianamente bien es caro, sobre todo por los estándares de vida que tenemos en la actualidad.

Y acabamos con los cortos consejos de Rich Tatum:
  • 10. El amor duele, pero no tanto como no amar.
  • 11. Las empresas no te aman. No tienen corazón. Eres reemplazable, así que ten siempre un buen paracaídas a mano.
  • 12. La mayoría de las decepciones surgirán de las expectativas no satisfechas. No esperes más de la gente de aquello que puede dar. Elige expectativas realistas.
  • 13. No generes expectativas en los demás si no vas a poner de tu parte para cumplirlas.
  • 14. No te quejes constantemente. Cambia tu situación o aprende a cambiar tu perspectiva sobre el asunto.
  • 15. No mires a los demás por encima del hombro porque ellos no tienen lo que tú tienes sin habértelo ganado. Tu intelecto y tu belleza a veces son regalos de nacimiento inmerecidos. Mantente humilde, porque ambas cosas pueden desaparecer de un momento a otro.
  • 16, Nunca retengas una disculpa cuando alguien la merece. Discúlpate rápidamente y de una forma sincera. Decir "gracias" y "lo siento" son dos de las frases que te hacen una buena persona.
  • 17. Si estás aburrido, es que algo estás haciendo verdaderamente mal.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo