.......... ........ ......... ....... .......

12 reglas de etiqueta (protocolo) para una cena de negocios.

10 de julio de 2015



Hay algunas situaciones sociales profesionales que pueden ser incómodas, y en las que debemos seguir unas ciertas normas de etiqueta. Las reglas son ligeramente diferentes a las de los ambientes sociales normales, sin embargo, en las escuelas de negocios rara vez se tratan temas profesionales de etiqueta para los negocios.

En su nuevo libro "New Rules @ Work: 79 Etiquette Tips (Las reglas de etiqueta para los negocios)", Barbara Pachter escribe sobre las competencias específicas profesionales que se necesitan saber para presentarte en un entorno empresarial. Desde cómo presentarse a  qué pedir en los restaurantes, estas son las reglas sociales que se deben saber a la hora de establecer relaciones.

1. Hay que decir siempre tu nombre completo.

En una situación de negocios hay que usar siempre tu nombre completo, pero también hay que prestar atención a la forma en que los demás quieren presentarte.

Si tu nombre es demasiado largo o difícil de pronunciar, Pachter dice que debes considerar cambiarlo o acortarlo.

2. Siempre estar de pie cuando te presentan a alguien.

Estar de pie ayuda a establecer tu presencia. Haces que sea difícil que otros ignoren tu presencia. Si te pillan con la guardia baja y no puedes levantarte, debes inclinarte hacia adelante para indicar que estarías de pie, si pudieras.


3. Sólo debes decir "gracias" una o dos veces durante una conversación.

Hay que decir gracias solo una o dos veces en una conversación. De lo contrario, puedes diluir el impacto del agradecimiento, y posiblemente, parezca que estás un tanto desamparado o necesitado.

4. Enviar por separado notas de agradecimiento a todos los involucrados.

Debes enviar notas de agradecimiento dentro de las siguientes 24 horas y debes enviarlas por separado a cada uno de los que deseas darle las gracias. Antes de elegir entre las notas escritas a mano y el correo electrónico, ten en cuenta que el correo regular puede tardar varios días en llegar a su destino, mientras que el correo electrónico llega casi de inmediato. Esta diferencia de tiempo puede ser importante después de una entrevista de trabajo, si la empresa tiene pensado tomar la decisión de contratar rápidamente.

(Ver: Un error muy común que se comete en las entrevistas de trabajo: no enviar una nota de agradecimiento)

5. Nunca retires la silla de alguien para ayudarle a sentarse.


Está bien mantener una puerta abierta para su huésped, pero Pachter dice que no se debe retirar la silla de nadie para ayudarle a sentarse, sin importar el género. En un entorno de negocios, debes dejar esas normas sociales de género atrás. Tanto los hombres como las mujeres pueden sacar sus sillas y sentarse solos perfectamente.

Debes tener en cuenta que en un entorno social habitual, el retirar la silla de una dama, te convierte en un caballero, pero si retiras la silla de una dama en los negocios, puede ser considerado como algo machista.

6. No cruces las piernas.

Tanto los hombres como las mujeres lo hacen, pero puede ser molesto e incluso demasiado sexy para un entorno profesional, dice Pachter. El resultado final, sin embargo, está relacionado con la salud : cruzar las piernas es malo para la circulación, ya que aumenta la presión sobre las venas.

7. Mantén los dedos juntos cuando señalas.

Señala con la palma de la mano abierta y mantén los dedos juntos. Si señalas con el dedo índice, parecerás agresivo. Tanto hombres como mujeres señalan, pero las mujeres tienen una tendencia a hacerlo más que los hombres.

8. Hay que partir el pan con las manos.

Pachter dice que nunca se debe utilizar el cuchillo para cortar el pan en una cena de negocios. Claro que estamos dando por hecho que en un restaurante no nos van a poner una barra de pan, sino raciones de pan individuales.

9. No alejes o apiles los platos.

Tú no eres el camarero. Deja que los camareros hagan su trabajo. Céntrate en la conversación y no distraigas a tus acompañantes ordenando los platos, lo cual podría hacer pensar que no les estás prestando atención.

10. Nunca pidas lo que sobra de la comida.

Estás allí por negocios, no para las sobras, escribe Pachter. Llevarse las sobras de comida podría estar bien para las cenas familiares, pero no durante ocasiones profesionales.

11. Hay que saber colocar adecuadamente los platos y cubiertos.

La comida se coloca a la izquierda de la mesa de la cena. Si la mesa se coloca correctamente, el pan o ensalada o cualquier otro plato de comida será colocado a la izquierda de tu plato. Del mismo modo, las bebidas se colocan a la derecha de la mesa en la cena. Cualquier vidrio o bebida serán colocados a la derecha de la mesa. El cuchillo y la cuchara van a la derecha y el tenedor a la izquierda. Al menos, ese es el protocolo que se sigue en los restaurantes con algo más de lujo.

12. El anfitrión siempre paga.

Si hiciste una invitación, tú eres el anfitrión, y tu pagas la cuenta, independientemente de tu sexo. ¿Qué pasa si un invitado masculino quiere pagar la cuenta? Una mujer tiene algunas opciones. Ella puede decir: "no soy yo la que paga, es la empresa". O puede ausentarse de la mesa un momento y pagar la cuenta sin que la vean los invitados.

Esta opción funciona también para los hombres y es una forma muy refinada de pagar la cuenta. Si un invitado masculino insiste en pagar la cuenta a pesar de los mejores esfuerzos de la mujer, pues...que la pague.

Y como complemento: 9 cosas que no debes hacer en una cena de negocios






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo