.......... ........ ......... ....... .......

11 Ideas para ahorrar una gran cantidad de dinero al año, más allá de los consejos estándar.

4 de agosto de 2015



Ya sabéis que si debemos elegir entre ahorrar o ganar más dinero, siempre deberemos elegir la opción de ganar más dinero, y de esa forma podemos evitar el evitar buscar formas de ahorro.

Pero viene bien comenzar en primer lugar la frugalidad y el ahorro hasta que consigamos esas formas de generar nuevas vías de ingreso, por lo que siguiendo nuestra línea en educación financiera, aquí van 11 ideas que podemos aplicar para ahorrar una considerable cantidad de dinero al cabo del año.

Y recuerda que "pequeñas fugas pueden hundir grandes barcos", pero tranquilos, que en esta ocasión no vamos a proponer que dejéis de usar papel higiénico.

1. Tu contrato de teléfono.

La mayoría de las personas pagan más de lo que necesitan por su contrato de teléfono móvil. En ocasiones es cuestión de pensar si realmente necesitas un smartphone de alta gama (el cual lo solemos pagar a plazos en la factura) o si nos podríamos apañar con muchos de los Smartphones que hay por menos de 200€. Incluso encontraríamos por debajo de los 100€. Cuando se trata una letra de un servicio, no mires en términos de ahorro mensual, y analízalo en términos de ahorro anual, porque todo suma.

2. Fusiona servicios.

Muy unido al punto anterior, personalmente desde que hice la fusión de Televisión, internet, teléfono fijo y teléfono móvil, en mi caso particular he conseguido ahorrarme más de 400€ al cabo del año.


3. Pospón una compra grande para el mes siguiente.

La dilación es el enemigo del éxito, pero en educación financiera, la dilación es nuestra mayor aliada. Si estás pensando en comprar una televisión más grande, un nuevo teléfono, o un nuevo producto tecnológico, simplemente espera 30 días. Cuando dejes pasar esos 30 días, ocurrirán probablemente dos cosas: en primer lugar, el precio del producto (sobre todo si es tecnológico), habrá bajado. En segundo lugar, quizá te des cuenta de que realmente no lo necesitas y evites comprarlo.

4. Evita las cosas de marca y compra genérico (con excepciones).

Personalmente nunca ahorro en calzado, y prefiero pagar un poco más en las camisas de vestir. Incluso antes solía pagar algo más por las corbatas, hasta que me dí cuenta de que la mayoría de la gente no sabe si una corbata es cara o barata.

Pero en la gran mayoría de productos te puede ser útil comprar segundas marcas, e incluso marcas blancas en algunos productos del supermercado, como pueden ser productos de higiene personal, y alimentos para las mascotas. Cuestión de ver lo que puedes priorizar.

5. Echa un vistazo a los seguros que tienes.

Si hace poco pediste un préstamo, o tienes alguna tarjeta con algún tipo de crédito, probablemente tengas algún seguro con tu banco, que puede ir desde los 3€ hasta los 25€ al mes.

Con respecto a los seguros en la familia, como ya hemos dicho en alguna otra ocasión, una familia con 5 miembros pueden hacer mucha fuerza negociadora en una compañía de seguros, si todos dicen de llevarse el seguro de la casa, de los coches, etc...

Es cuestión de que hables con una casa de seguros y le propongas esta idea. Probablemente ahorréis una gran cantidad de dinero en conjunto si la aseguradora os hace un descuento por todos los seguros de la familia.

6. Limita las visitas a bares y restaurantes.

Está claro que las visitas al bar con los amigos suelen servir para socializar, pero te propongo que comiences apuntando el dinero que gastas cada mes en un bar, cafetería o restaurante. Personalmente, el mes pasado gasté más de 400€ en café, bebidas y algunas cenas.

Salir a cenar fuera de casa con los amigos, aunque sólo sea 2 veces al mes, puede suponer una gran cantidad de dinero al año, y quizá lo paséis igual de bien reuniéndoos en casa y pidiendo pizza a domicilio.

7. Compra algo nuevo sólo si vas a tirar lo viejo.

Muy común es escuchar, sobre todo a las mujeres, que no tienen que ponerse, a pesar de que tienen el armario a reventar, y sus 12 pares de zapatos tampoco les sirven. En este caso, hay que ponerse una regla: "no comprar por comprar. Si compro, debe ser para reemplazar".

Es decir, si compras un nuevo vestido supuestamente porque los otros vestidos no te sirven, debes tirar un vestido antes de comprar el nuevo. Lo mismo para los zapatos, bolsos...

En cuanto tengas que abrir tu armario, y decidir qué cosa vas a tirar, descubrirás probablemente que da pena tirar algo, y quizá acabes deduciendo que tienes más que de sobra para ponerte.

(Ver: 8 señales que indican que podrías ser un comprador compulsivo)

8. Pagarte a ti primero y dividir en semanas el restante.

El término pagarse a uno mismo primero, puede que esté tergiversado. Toda persona que tenga un plan de ahorro, en cuanto cobra, aparta la cantidad propuesta de ahorro (200€, 300€, 1.000€..) y de lo que le queda paga las letras comunes (hipoteca, luz, teléfono...). El dinero restante después de pagar los gastos comunes (y ya está descontado nuestra cantidad destinada al ahorro), lo dividimos en semanas, por lo que quizá, te quede para gastar 60 ó 90 euros semanales.

Divídelo en días, y ya sabes lo que puedes gastar cada día, aunque debes intentar que cada día te sobre lo máximo posible de tu presupuesto diario.

Intenta hacer ésto literalmente, y cuéntanos tu experiencia.

Hay personas que tienen ahorrados entre 50.000 y 100.000 euros, y si les propones ir de viaje una semana al extranjero, te dirán que no se lo pueden permitir. Algunos piensan: "qué ridículos y tacaños, teniendo tanto dinero ahorrado", pero lo cierto es que tienen ese dinero ahorrado precisamente por decir NO a este tipo de cosas.

9. Crea el día sin gastar una vez a la semana.

Vas a ponerte un día a la semana en el que no vas a gastar ni un sólo euro. Ni siquiera en un café. Ese es el reto. Si trabajas fuera y sueles comer en un restaurante, ese día toca bocadillo de casa.

¿Qué se pretende con ésto? En principio, y menos importante, el ahorro de un día a la semana (4 días al mes), aunque lo que se pretende es que seas creativo y disfrutes de ese día sin gastar nada de dinero. ¿Por qué? porque estadísticamente, las personas que no son capaces de ser felices sin un euro en el bolsillo, tampoco lo son con 100.000€ en el banco.

10. Negocia el precio de cualquier cosa que vayas a comprar.

Ya dimos 9 consejos sobre cómo negociar cualquier producto que vayamos a comprar. Y es que casi todo es negociable si sabes como hacerlo. De esta forma, no sólo ahorramos, sino que además, entrenamos nuestras dotes de negociador.

Y también podemos usar estos puntos para ganar algo de dinero.

10. Vende algo en internet (Ebay)

Si el ahorro lo llevas por buen camino, es momento de pasar al siguiente nivel y comenzar también a hacer algo de dinero vendiendo cosas que no necesitas. Antes decíamos que antes de comprar un producto, te deshagas del anterior.

Pues éste puede ser un nuevo reto para ti: no comprar ese nuevo producto hasta que no consigas vender el viejo. Primero provocamos la dilación, y segundo, aprendemos que internet nos puede ayudar para ganar dinero, y no sólo para "cotillear el Facebook".

11. Usa una habilidad tuya para ganar dinero.

Todo este proceso nos lleva a la necesidad de buscar formas de ganar más dinero. Siempre insisto en que todo el mundo tiene habilidad, y hoy día, gracias a las nuevas tecnologías, si sabes hacer algo, puedes ganar algo de dinero. Puede que poco, pero se trata de comenzar a hacerlo.

Siempre debemos estar constantemente buscando nuevas formas y vías de ganar más dinero. Os dejo varios artículos sobre formas fáciles de ganar dinero en internet, y algunos de interés.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo