.......... ........ ......... ....... .......

7 Razones por las que atraes a la gente tóxica, y cómo solucionarlo.

18 de agosto de 2015



Cosas malas suceden cuando confiamos y damos demasiada atención a las personas equivocadas. Puede ocurrir que te sientas mal contigo mismo y no pares de preguntarte cómo las cosas llegaron a ser de esta forma. A pesar de la actitud positiva y el enfoque de la vida, muchas personas se encuentran inesperadamente rodeadas de negatividad.

Pero es que puede que algunos de tus atributos positivos fuertes, en realidad atraigan a las personas tóxicas. Estas personas pueden, inconscientemente, sentirse amenazadas por tus puntos fuertes, o simplemente te ven como un blanco fácil. De cualquier manera, intentarán controlarte mediante la limitación de tu tranquilidad, felicidad o éxito.

Es importante entender que cada persona tiene lo que comúnmente se denomina "lado oscuro". Cuando se utilizan con demasiada libertad, nuestras fortalezas pueden convertirse en debilidades y también nos hacen más susceptibles a la gente tóxica.


Hay que aprender a encontrar tus límites y decir no, sin perderte a ti mismo en el proceso. Hay que tener cuidado con las personas que tratan de usar tus fortalezas de carácter en su beneficio. Tomar consciencia de ello te ayudará a alejarte de muchas relaciones tóxicas, tanto si hablamos del entorno personal como el entorno laboral.

La clave no es suprimir tus fortalezas de carácter positivo, pero sí educarte a ti mismo para que las personas tóxicas no puedan usarlas en tu contra. Si sientes que estas personas se sienten atraídas por ti, Ángel Chernoff nos da 7 razones por las que puedes haberte convertido en un imán para las personas tóxicas.

(Ver: 9 tipos de personas tóxicas que debemos evitar como la peste.)

1. Eres muy tolerante.

A la mayoría de nosotros nos gusta estar rodeados de gente tolerante.

Si eres una persona tranquila, eres bueno manteniendo la calma en situaciones difíciles y calmas a la gente con una palabra de consuelo o chiste ingenioso, también es probable que seas una persona no agresiva, paciente y amable.

La paz interior que exudas es atractiva para las personas tóxicas que están ansiosas por romper esa paz. Pueden malinterpretar tu pacifismo aparente y llegar a  la conclusión de que eres un blanco fácil para poder controlarte. Y en tus momentos más débiles puede que te encuentres diciéndole sí a ellos más a menudo de lo que crees.

Solución:

Toma conciencia de cómo una persona tóxica puede tratar de tomar ventaja con tus formas de trato fácil. Por ejemplo, tus palabras y gestos de cortesía pueden ser vistos como una invitación abierta. Frases como "Claro, siempre que quieras," o, "Eso no es problema en absoluto", pueden ser interpretados literalmente, por una persona tóxica. Ellos pueden responder monopolizando tu tiempo para sus propios fines.


2. Eres un gran oyente.

Hoy en día, con tantas distracciones tecnológicas, es difícil que te presten atención todo el tiempo, los grandes oyentes a menudo son difíciles de encontrar. Cuando se encuentra uno, es difícil no aprovechar la oportunidad de ser escuchado.

La gente tóxica, sin embargo, hacen las cosas al siguiente nivel. Van a hablar contigo durante horas cuando pueden salirse con la suya. Ellos ignorarán cada señal de lenguaje corporal y verbal que les muestres. Ellos solo comparten detalles negativos acerca de sus vidas cada vez que te ven. Y ciertamente no están interesados en lo que les tienes que decir, porque solamente están interesados en ver y oír las cosas a su manera.

Si eres bueno en la escucha activa o empatía, puedes encontrarte, sin querer, convertido en el blanco fácil de un charlatán o un narcisista.

Solución:

Al empezar una conversación, decide cuánto tiempo puedes o deseas estar con la otra persona. Limita tus conversaciones con personas tóxicas a no más de unos pocos minutos.

Piensa de antemano qué formas de acabar la conversación utilizarás. Aquí están algunos ejemplos: "Fue genial ponerme al día contigo pero....", "Hablamos pronto, pero ahora...." o "Tengo que volver al trabajo".

La clave para la implementación de esta estrategia, es no enviar mensajes contradictorios. Deja que tu lenguaje corporal saque partido a tus palabras. Por supuesto, esto te hará sentir incómodo a veces, pero es una necesidad para tu propio bienestar.

3. Eres increíblemente generoso con tu tiempo.

La mayoría de la gente estaría de acuerdo en que ser generoso es un rasgo de carácter deseable. Pero ten cuidado; las personas tóxicas pueden exprimir a la gente excesivamente generosa.

Ellos se aferran a ti si estás dispuesto a dejar todo para ellos, responder a todas sus llamadas, responder rápidamente a sus mensajes de correo electrónico, y cumplir con sus peticiones y demandas cada minuto del día.

A medida que consolidan su poder van exigiendo más y más de tu valioso tiempo y tú puedes encontrarte cada vez más resentido.

Solución:

La generosidad sin límites es una receta para las relaciones tóxicas. Es necesario establecer límites sanos y razonables, empezando por tomar conciencia de tus sentimientos y necesidades. Ten en cuenta los tiempos y las circunstancias cuando estás resentido de cumplir con las necesidades de otra persona. Poco a poco construye límites diciendo que no a las peticiones gratuitas que puedan causar resentimiento en ti.

Una vez más, esto va a ser difícil al principio porque te sentirás como un egoísta. Pero si alguna vez has volado en un avión, sabes que los asistentes de vuelo instruyen a los pasajeros a ponerse sus propias máscaras de oxígeno antes de que atiendan a los demás. ¿Por qué? Porque no se puede ayudar a otros si estás incapacitado.

A largo plazo, establecer y hacer cumplir los límites será una de las cosas más beneficiosas que puedes hacer parta ti y tus seres queridos. Reserva lo mejor de ti para que puedas compartirlo con muchas personas maravillosas, no sólo con las personas tóxicas que tratan de mantenerte atado.

4. Eres una persona abierta, honesta y con confianza en tus sueños.

Lamentablemente, muchas personas optan por establecerse en la vida. Así que si estás luchando por tus grandes sueños y metas, estás obligado a atraer la atención de una persona tóxica o dos.

Si compartes libremente tus sueños y metas con ellos, puede que ellos te vean como agresivo, codicioso o egoísta. Impulsados por el temor de que en realidad podrías tener éxito, van a estar preparados para desalentarte. Van a tratar de plantar semillas de temor y duda. Y a medida que comiences a avanzar, van a doblar su estrategia.

Solución:

Nunca compartas tus sueños y metas más profundas con personas que han demostrado ser tóxicos o de mente cerrada, incluso si te preguntan acerca de ellos frecuentemente. Ten especial cuidado con las personas que tienen un montón de opiniones pero nunca desafían sus propios puntos de vista, se educan a sí mismos, ofrecen alternativas positivas, o toman medidas.

Para contrarrestar su negatividad, rodéate de personas que están llevando a cabo sueños y metas similares y tienen un historial de éxito. Participa con los que te ayuden a elevarte más alto.

5. Tu carácter alegre es de todo incluido.

Como dice el refrán, los polos opuestos se atraen. A veces, la luz positiva que desprenden algunas personas atrae a la gente gris que están anhelando esa luz positiva para sí mismos.

Como una persona con un carácter alegre, que a menudo es de entablar conversación o iluminar una habitación con su sonrisa contagiosas. Estas cualidades hacen que sea un placer estar ahí, pero también pueden ser atractivos para las personas tóxicas que finalmente quieren monopolizar la atención de todos y hacer la conversación "YO, YO y YO". Por lo general son infelices con ellos mismos, y por lo tanto necesitan a los demás para su validación. Estas personas merecen respeto, pero tienes que respetarte a ti mismo aún más.

Solución:

Entender que muchas personas infelices son incapaces de encontrar la alegría dentro de sí mismos y ellos creen erróneamente que tú puedes hacerlos felices. Son relativamente fáciles de detectar porque van a ir por encima y más allá para complacerte con halagos, regalos o idealización. Van a ser demasiado agradables y dispuestos a satisfacer sus peticiones o deseos, siempre y cuando se les da un "sí" a todo.

Estas son señales de advertencia de que puedes estar en peligro de caer bajo las obligaciones de una persona tóxica que eventualmente te esperan para darle vida a su ego. Pero la verdad es que no se les puede hacer felices, incluso si les complaces en todos sus caprichos. Y es casi seguro que acabes siendo infeliz al hacerlo.

6. Eres un gran constructor de puentes.

 Eres un constructor de puentes, no puedes soportar ver que los malentendidos y disputas quedan sin resolver. Si eres una de las partes involucradas, moverás cielo y tierra para encontrar un compromiso o resolver el problema.

Aunque la mayoría de la gente probablemente responda a tales propuestas de forma amable, ciertas personas tóxicas en tu vida pueden estar más interesadas en la destrucción de los puentes en lugar de construirlos.

Solución: 

Algunas personas tóxicas encuentran su alegría en la creación de drama y discordia. Hay que entender que algunos puentes simplemente no vale la pena que se construyan o mantengan. Son puentes que no van a ninguna parte.

¿Cómo resistir la tentación de construir o mantener los puentes cuando se sabe que son inútiles? Piensa en cuántas veces has tenido que trabajar en la construcción o reparación de puentes debido a la conducta de una persona tóxica. Si ellos constantemente necesitan que tu les resuelvas las disputas, piensa en la forma que ellos están obteniendo placer a tu costa. Puede ser una señal de que tendrás que recortar los fondos para esta aventura desesperada para que puedas aplicar tus recursos de tiempo y energía a otros esfuerzos más positivos. Ve hacia los puentes que iluminan tu camino.

7. Tu visión de la naturaleza humana es super-positiva.

Para la mayoría de nosotros, nuestras interacciones diarias con personas afirman nuestros supuestos básicos de que el ser humano promedio es amable y decente. Pero de vez en cuando, sin sospechar nada nos encontramos con los lados más oscuros de la naturaleza humana en las personas que nos rodean que pueden desafiar estos supuestos.

¿Luchas para aceptar los lados más oscuros de la naturaleza humana como la posesividad, el narcisismo, la codicia y el engaño? ¿Te aferras a la amistad con estas persona porque crees que van a cambiar?

Si es así, puedes tener una alta tolerancia a la gente tóxica. Puedes encontrarte soportando su comportamiento negativo e incluso abusivo. Y puede que en realidad no te des cuenta de que estás en una relación con una persona tóxica hasta que la situación se vuelve grave.

Solución:

El ser humano es bastante bueno detectando los peligros con su intuición, no sólo los peligros físicos, sino los peligros emocionales también. Si estás en una situación emocionalmente negativa o abusiva, no adivines el malestar que sientes por dentro. Esto puede ser difícil debido a que tu optimismo sobre los demás puede ahogar sentimientos incómodos con la ansiedad, ira o retraimiento emocional.

Cuando las señales de advertencia aparezcan en forma de malestar emocional, en vez de ignorarlas, hazte las siguientes preguntas:

- ¿Qué está causando este sentimiento en mí cuando estoy con esta persona?
-¿Qué es este malestar y de qué me está tratando de proteger?
- ¿Qué acciones positivas puedo tomar para aliviar este malestar?

Al igual que el dolor físico que protege de daños corporales, el malestar emocional puede protegerte de los efectos dañinos de un ambiente tóxico.

Ver también: 6 formas inteligentes de tratar con las personas tóxicas.







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo