.......... ........ ......... ....... .......

El "peligroso" mensaje de Tim Ferris en la semana laboral de 4 horas, y algunas incongruencias.

31 de agosto de 2015



Para que no haya tergiversaciones de ningún tipo, que quede claro desde el principio que el libro "La semana laboral de 4 horas" lo recomiendo ampliamente para cualquier emprendedor, empresa y trabajador, por las excelentes ideas que podemos sacar para ser más productivos, aplicar algunos de los muy astutos consejos, e incluso para extraer algunas ideas de negocios si lo leemos con la mente abierta.

Dicho ésto, aconsejo comprar su libro, pero no aconsejo comprar o adquirir su filosofía de vida, trabajo y negocios.

Ferris lanza un peligroso mensaje, y es que si no estás viajando por el mundo y "rascándote las pelotas" con las dos manos 10 meses al año, tú no tienes vida ni sabes lo que es la felicidad.

Tan malo es ser un adicto al trabajo, como tener alergia al trabajo, lo cual parece que es la "filosofía Ferris", cuya felicidad radica en bailar tango en Argentina, practicar artes marciales en Japón, correr en moto por Europa, etc...

Asimismo, nos da algunos consejos en materia financiera que son completamente incongruentes, como el hecho de que Ferris pague una hipoteca de 1.000 dólares al mes por una vivienda que no usa, y que diga que en lugar de alquilarla, es preferible buscar una nueva forma de ingresos para hacer frente a esa hipoteca, cuando la filosofía en finanzas es que "dinero no gastado es dinero ganado".


Tim Ferris dice que no quiere ser empresario, y que no quiere gestionar una empresa, únicamente quiere recibir los ingresos de esa empresa mientras está haciendo submarinismo en cualquier playa exótica.

De hecho, aconseja que no leas libros, salvo novelas de entretenimiento (y su libro, claro está), y el mensaje de que viajar por el mundo todo el año sale más barato que tener una residencia habitual, no es que sea peligroso. Sencillamente es falso si no vas de mochilero, o si en lugar de viajar dos semanas, te cambias de residencia hacia donde quieres hacer el viaje (que básicamente es lo que acaba aconsejando), o estás pendiente todo el día de las ofertas de billetes de avión, haciendo un completo estudio de los lugares más baratos, llamando para buscar gangas de precios... lo cual ya es un trabajo a tiempo completo.

El problema es que con este tipo de filosofía, lo lógico sería que una persona se hubiera estrellado en la vida, pero está claro que Ferris ha tenido mucho éxito, primero con su empresa de venta de productos por internet, y después con su libro.

Claro que montar una empresa, y que en menos de 6 meses, te esté generando 80.000€ mensuales, tampoco es lo normal.

El abogado gordo del BMW rojo.

En su libro, Ferris cuenta cómo a ellos no les gustaría acabar como el típico abogado que conduce un BMW de color rojo, y que está atrapado en una "mierda" de vida.

Ese ejemplo me llegó incluso a sentar mal. Y no, ni soy abogado, ni estoy gordo ni tengo un BMW de color rojo.

Pero Ferris parece olvidarse de que ese abogado del BMW rojo, quizás soñó desde joven con ser abogado, y quizás su pasión es ganar juicios; quizás, cuando ese abogado entra en una sala, sienta más adrenalina que el que salta en paracaídas. Quizás ese abogado esté cumpliendo su sueño, y no necesite recorrer Europa para sentirse lleno con su vida.

Quizás hay personas que aprecian la estabilidad en lugar de la constante movilidad. Un médico estudió medicina para salvar vidas, el cirujano lo hizo para salvar a gente en un quirófano, y por el hecho de no poder permitirse hacer su trabajo desde Las Islas Vírgenes, no necesariamente deberían estar amargados con su vida. "Ferris, no te olvides de la pasión"

Lo que Ferris llama diversión, a mí, personalmente me estresaría.

Sentarme en una mesa de negociación y aplastar a mis contrincantes, ver cómo vendedores mediocres se hacen excelentes profesionales aumentando considerablemente las ventas de su empresa, mover las fichas en la elaboración de estrategias empresariales para que los míos ganen la partida.... para mí, eso es aventura. De hecho, no me juego mi felicidad a viajar por el mundo, pues soy feliz a 7 kilómetros de casa.

En ocasiones, cuando he tenido que ir a dar una charla a la otra punta de España, lo que he hecho ha sido quedarme a descansar en ese lugar y tomarme el día después de descanso. Y éso ya me ha parecido un lujo que aprecio.

Y en realidad, podría preparar a los comerciales por Skype, negociar por correo electrónico condiciones de acuerdos, asesorar a empresas por teléfono, y escribir artículos desde China o Berlín, mientras hago submarinismo en un jacuzzi, pero es que personalmente yo disfruto con el trato humano, y soy feliz con lo que hago.

En la actualidad, puedo decir que vivo de mis pasiones. Bueno, también me gusta el sexo, pero creo que monetizar esa pasión no está bien visto :-)

Emborracharme en Japón y ponerme hasta arriba de marihuana en Amsterdam, para mí no entra dentro de la diversión, sino del castigo.

Y estoy seguro de que la vida que lleva Ferris dará verdadera envidia a muchas personas, pero no os equivoquéis, pues la pasión de Ferris es viajar y hacer todo tipo de locuras en cualquier país del mundo, y ha buscado sabiamente la forma de hacerlo realidad percibiendo ingresos constantes y en gran cantidad.

Por tanto, recoge las ideas que lanza en su libro, pero no dejes que te contagie demasiado con este tipo de filosofía que es más dañina que beneficiosa, pues créeme: "por regla general, si no eres feliz en Madrid, es muy probable que seas un amargado en Berlín", del mismo modo que pienso que Ferris es la excepción que confirma la regla "No hay recompensa sin esfuerzo".

Hace sólo unos años, 50 Cent era un ejemplo de filosofía de vida. Hoy día, se le pone como ejemplo de mala gestión en todos los sentidos tras declararse en quiebra.

Ver: 40 libros recomendados en Negocios1000







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo