.......... ........ ......... ....... .......

23 Cosas que pueden sucederte si no duermes lo suficiente.

1 de septiembre de 2015



Todo el mundo sabe que es importante dormir lo suficiente, pero hay gente que no se da cuenta de las múltiples cosas que pueden suceder cuando no lo hacen. Si bien es cierto que por algún motivo algunas personas parecen tener suficiente con 4 ó 5 horas de sueño, lo cierto es que son casos aislados. Para el resto, podemos esforzarnos durmiendo menos de lo necesario, y probablemente funcionemos, pero podríamos sufrir consecuencias, algunas más severas que otras.

¿Pero cuánto es dormir lo suficiente?

En este aspecto los expertos no se ponen de acuerdo, aunque finalmente, todo indica que serían necesarias un mínimo de entre 7 y 9 horas de sueño, según el último estudio de Gallup. Y claro, evidentemente hablamos de sueño de calidad, no de tiempo "acostados" en la cama.

Estas son algunas consecuencias que tiene no dormir nada, o dormir poco, algunas suelen darse con más frecuencia que otras.

1. Irritabilidad.

Un equipo de investigadores israelíes observó las múltiples quejas que hay de irritabilidad e inestabilidad emocional tras pasar varias noches de insomnio. El estudio encontró que se acrecienta el efecto emocional negativo hacia acontecimientos perturbadores debido a no haber dormido lo suficiente.

2. Dolor de cabeza.

Los científicos aún no saben exactamente por qué la falta de sueño conduce a dolores de cabeza, pero los médicos llevan notando esta conexión desde hace más de un siglo. Las migrañas pueden ser provocadas por las noches sin dormir, y de un 36% a un 58% de las personas con apnea del sueño despiertan con dolores de cabeza indescriptibles por la mañana.

3. Incapacidad para aprender.

La somnolencia ha sido durante mucho tiempo un problema entre los adolescentes. Un estudio hecho a los estudiantes de secundaria encontró que retrasar en una hora la entrada al instituto, incrementa los resultados de exámenes estandarizados en al menos 2 puntos porcentuales en matemáticas y 1 punto porcentual en lectura, según la investigación de la Revista Nature.

Pero no son sólo los niños. La memoria a corto plazo es un componente crucial del aprendizaje, y la falta de sueño altera significativamente la capacidad de los voluntarios adultos para recordar las palabras que habían sido presentadas el día anterior. En otro estudio, los investigadores encontraron que mientras que las personas tienden a mejorar en una tarea cuando lo hacen más de una vez, esto no se cumple si se mantienen despiertos después de intentarlo por primera vez o incluso si duermen de nuevo antes de volver a hacerlo.


4. Aumento de peso.

Las personas que no duermen lo suficiente parecen tener desequilibrios hormonales que están vinculados a un aumento del apetito, más antojos de alimentos ricos en calorías y una incapacidad para controlar sus impulsos. Es cierto que quemamos más calorías cuando estamos despiertos, pero no las suficientes para anular las calorías que se consumen en exceso cuando estamos agotados.

5.  Mala visión.

La falta de sueño se asocia con la visión de túnel, visión doble, y la penumbra. Cuanto más tiempo se está despierto, más errores visuales se cometen, y lo más probable es que se experimenten alucinaciones directas.

6. Enfermedades del corazón.

Cuando los investigadores mantuvieron gente despierta durante 88 horas, su presión arterial subió. Pero incluso aquellos a los que se les permitió dormir durante 4 horas cada noche tenían un ritmo cardíaco elevado en comparación con los que dormían 8 horas por noche. Las concentraciones de proteína C-Reactiva, un marcador de riesgo de las enfermedades cardíacas, aumentó en las personas que estaban total y parcialmente privadas de sueño.

7. Lentitud.

Nuestro tiempo de reacción se ve gravemente afectado cuando no se duerme lo suficiente. Cuando los investigadores dieron a los cadetes de West Point dos pruebas que requieren la toma de decisiones rápidas, a algunos de ellos se les permitió dormir durante las pruebas, mientras que a los otros no. Los que habían dormido lo hicieron mejor la segunda vez, los que no habían dormido lo hicieron peor y sus reacciones se ralentizaron. Un estudio realizado en atletas universitarios encontró resultados similares.

8. Infecciones.

La privación prolongada del sueño e incluso una noche de insomnio pueden impedir que las defensas naturales del cuerpo luchen contra los microorganismos. De hecho, el cuerpo aprovecha el sueño para regenerar ciertas "averías" de nuestro organismo. Y por tanto, si se lo impedimos, los problemas únicamente pueden aumentar.

9. Sobreproducción de orina.

Cuando la gente duerme, el cuerpo ralentiza su producción normal de orina. Esta es la razón de por qué la mayoría de la gente no tiene que orinar por la noche tanto como lo hacen durante el día. Pero cuando a alguien se le priva del sueño, esta desaceleración normal no sucede, lo que lleva a lo que los investigadores llaman "exceso de producción de orina nocturna". Esta condición puede estar vinculada al origen de que algunos niños y adultos se orinen por la noche en la cama, es lo que se llama nicturia -la necesidad de ir al baño muchas veces durante la noche-.

10. Distracciones.

Los investigadores han observado que las tareas que requieren atención, son particularmente sensibles a la falta de sueño. Si deseas permanecer alerta y atento, el sueño es un requisito. De lo contrario, entras en"un estado inestable que fluctúa en cuestión de segundos y eso no puede ser caracterizado como estar completamente despierto o dormido", y tu capacidad de prestar atención es variable.

11. Las vacunas tienen menos eficacia.

Las vacunas actúan estimulando tu cuerpo para crear anticuerpos contra un virus específico. Pero cuando no se duerme, el sistema inmunológico se ve comprometido, y esto no funciona tan bien. En un pequeño estudio, 19 personas fueron vacunadas contra la hepatitis A. Diez de ellas consiguieron 8 horas de sueño a la noche siguiente, mientras que el resto durmieron toda la noche. Cuatro semanas más tarde, los que habían dormido tenían niveles de anticuerpos normales contra la hepatitis A casi dos veces mayores que los que habían sido mantenidos despiertos.

Otro estudio encontró que una noche de insomnio no tuvo un efecto a largo plazo sobre la inmunidad después de una vacuna contra la gripe, se concluye que el efecto podría ser específico para ciertas enfermedades. "El sueño debe ser considerado un factor esencial para el éxito de la vacunación", escribieron los investigadores de la hepatitis A.

12. Deterioro del habla.

La privación del sueño severa podría hacerte sonar como un idiota incompetente. "Los voluntarios que se mantuvieron despiertos durante 36 horas mostraron una tendencia a utilizar repeticiones de palabras y clichés; hablaban de forma monótona, poco a poco e indistintamente", señaló un estudio."No eran capaces de expresarse correctamente y verbalizar sus pensamientos".

13. Los resfriados.

Si te estás preguntando por qué estás enfermo todo el tiempo y pareces coger todos los virus que se desplazan alrededor de la oficina, es probablemente porque no estás durmiendo lo suficiente. Cuando un grupo de 153 personas fueron expuestas a un resfriado común, los que habían dormido menos de 7 horas en las dos semanas previas fueron casi 3 veces más propensos a enfermarse que aquellos que habían dormido 8 o más horas.

14. Los problemas gastrointestinales.

Uno de cada 250 estadounidenses sufren de Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII), y las deficiencias de sueño hacen que sus síntomas sean mucho peores. La pérdida de sueño regular también te hace más propenso a desarrollar tanto la EII y el síndrome de intestino inflamatorio, que afecta a 10-15% de personas en EE.UU y en pacientes con enfermedad de Crohn eran dos veces más propensos a experimentar una recaída cuando no estaban durmiendo lo suficiente.

15. Impulso sexual empobrecido.

La testosterona es un componente importante del impulso sexual y el deseo en las mujeres y hombres. Dormir aumenta la testosterona, mientras que estar despierto la disminuye. La privación del sueño y los trastornos del sueño, en consecuencia, están asociados con la libido reducida y disfunción sexual, y las personas que sufren apnea del sueño están en riesgo particular.

16. Dolores.

La gente que sufren dolores, especialmente los que sufren dolor crónico, tienden a no dormir lo suficiente. Esto tiene sentido: el dolor puede despertarte por la noche y hacer que sea difícil conciliar el sueño. Pero recientemente, los investigadores han empezado a sospechar que la privación del sueño en realidad puede causar dolor o al menos aumentar la sensibilidad de la gente hacia el dolor. Un estudio encontró que después de que los sujetos de la investigación se mantuvieran despiertos toda la noche, su umbral de dolor -la cantidad de estímulo doloroso que fueron capaces de soportar-fue menor.

17. Diabetes.

Estar despierto cuando tu cuerpo quiere que estés dormido, le hace un lío al metabolismo, que a su vez aumenta el riesgo de resistencia a la insulina y diabetes tipo 2. "Las intervenciones para extender la duración del sueño pueden reducir el riesgo de diabetes", según un estudio. Y cuatro grandes estudios en adultos han encontrado una fuerte asociación- aunque no una relación de causa-efecto- entre la pérdida de sueño regular y el riesgo de desarrollar diabetes, incluso después de controlar otros hábitos que pueden ser relevantes.

18. Dejadez.

Un estudio encontró que una noche sin dormir contribuyó a un aumento del 20-32% en el número de errores cometidos por los cirujanos. Las personas que practican deportes que requieren precisión -tiro, vela, ciclismo, etc.- también cometen más errores cuando han estado despiertos durante largos períodos de tiempo.

19. Cáncer.

Los científicos están comenzando a investigar la relación entre el sueño y el cáncer, y los diferentes tipos de cáncer se comportan de manera diferente. Pero ya que el ritmo circadiano interrumpido y la reducción de la inmunidad son resultados directos de la privación de sueño, no es de extrañar que la investigación preliminar parece indicar que las personas que no duermen lo suficiente tienen un mayor riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer, especialmente el cáncer de colon y de mama.

20. Los problemas de memoria.

Los trastornos del sueño en las personas mayores pueden conducir a cambios estructurales en el cerebro que se asocian con una alteración de la memoria a largo plazo, y los déficits de memoria relacionados con el sueño han sido observados en la población adulta en general. Ya en 1924, los investigadores notaron que las personas que dormían más olvidaron menos. No dormir lo suficiente también se ha relacionado con niveles más altos de B-amiloide, un biomarcador de la enfermedad de Alzheimer.

21. Alteración genética.

Un estudio de 2013 a arrojado algo de luz sobre por qué el sueño está vinculado a muchos aspectos diferentes de nuestra salud y bienestar. La falta de sueño en realidad altera la actividad genética normal. Después de una semana de dormir durante menos de 6 horas por la noche, los investigadores encontraron que más de 700 genes no se comportaban normalmente, entre ellos algunos que ayudan a regular la respuesta inmune y el estrés.

Algunos genes que normalmente tiene un ciclo de acuerdo con un patrón diario dejaron de hacerlo, mientras que otros que normalmente no siguen un patrón diario comenzaron a hacerlo. ¿Qué significa esto? Sólo una semana de sueño menos es suficiente para hacer que tu actividad genética se descontrole.

22. Infidelidad y depresión.

En un estudio clásico dirigido por el psicólogo y premio Nobel Daniel Kahneman, un grupo de 909 mujeres que trabajaban, mantuvo registros detallados de sus estados de ánimo y las actividades del día a día. Si bien las diferencias en los ingresos de hasta 60.000 dólares tuvieron poco efecto sobre la felicidad, una mala noche de sueño era uno de los dos factores que podrían arruinar el estado de ánimo al día siguiente.

Otro estudio reveló mayor felicidad conyugal entre las mujeres con un sueño más tranquilo, aunque es difícil decir si la gente es feliz al dormir mejor, un mejor sueño hace que la gente sea más feliz o probablemente una combinación de los dos. Las personas con insomnio también tienen el doble de probabilidades de desarrollar depresión y la investigación preliminar sugiere que el tratamiento de los problemas del sueño pueden tratar con éxito los síntomas depresivos.

23. Muerte.

Muchos problemas de salud están asociados con la falta de sueño, pero aquí está el grande: Las personas que continuamente no duermen 7-8 horas al día, son más propensas a morir durante un período de tiempo dado. Dicho más simplemente: Todos morimos al final, pero quien duerme muy poco o incluso demasiado, se asocia con un mayor riesgo de morir antes de lo esperado.

Dicho ésto, puedes permitirte perder cualquier cosa, pero no dejes que te quiten el sueño.

Ver: Qué nos lleva a convertirnos en las personas que somos y actuar de la forma que lo hacemos







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo