.......... ........ ......... ....... .......

4 Errores que se interponen entre tú y tu primer millón en los negocios.

3 de septiembre de 2015



Hace 10 -incluso 5 años- crear una empresa de siete cifras en internet era prácticamente impensable, pero a medida que la tecnología mejora a nivel mundial, hay más perceptores de siete cifras que nunca. Entre ellos podemos destacar a Mark Zuckerberg, Sergey Brin y  Larry Page, entre otros muchos.

Con la tecnología, los recursos, la investigación y la información disponible, todo es mucho más fácil que hace unos años. Tristemente, la mayoría de la gente no alcanzará la cifra anual de siete cifras. Mucha gente se preguntará "¿Por qué?"

Ver: (10 Lecciones de negocios de empresarios para emprendedores)

Pues bien, el aprendizaje no es el problema para la mayoría de la gente, y la falta de información tampoco, ya que, ahora hay más información que nunca.

Es la falta de conciencia real y de estudiar constantemente la información correcta, mezclado con una ejecución inconsistente y una mala aplicación, lo que frena a la mayoría de los emprendedores para tener éxito en el negocio.

No se trata sólo de escuchar algo, sino también de recordarlo, y mejor aún, aplicarlo. Se deben poner esas ideas y estrategias en práctica constantemente y repetir esas acciones hasta que sean habituales y automáticas. Se deben resumir las ideas clave, agudizar nuestro punto de vista y, luego, tomar la acción más inteligente.


Hay un montón de razones por las cuales la mayoría de la gente no llegará a las siete cifras en su negocio, pero estas son cuatro de ellas, que según el portal Entrepeneur, son las máximas responsables que se cruzan en nuestro camino hacia nuestro primer millón.

1. La mayoría de la gente se centra en la perfección y no en experimentar.

En el momento en que un millonario ha probado ocho experimentos diferentes, sin centrarse en la perfección, la mayoría de sus competidores y otros emprendedores,  ni siquiera han salido al mercado todavía. Esto es lo que se conoce como parálisis por análisis, y es que acabamos analizando tanto las cosas, que finalmente no hacemos nada, o bien, ya no hacemos nada porque otro se nos ha adelantado mientras estábamos dándole vueltas a la idea.Tal vez sólo dos de sus experimentos sean buenos y se consideren rentables. El punto es que no se paralizó por la perfección.

Pon a prueba todas tus ideas locas. Averigua cuáles funcionan, y luego optimiza las que son efectivas. Pon a prueba todas las variaciones de esa idea. Averigua qué variación funciona mejor. Las ideas no son nada hasta que se han ejecutado y probado.

Saca tu producto y luego mejóralo. Tus propios clientes te dirán qué debes mejorar de tu producto o idea.

2. Pocos piensan bien las cosas.

Una de las mayores oportunidades perdidas para los empresarios es que muchos no saben realmente lo que quieren. Las personas verdaderamente productivas saben el resultado que persiguen y hacen todo lo posible para conseguirlo.

Pensar estratégicamente en el futuro evitará errores, y aumentará tu capacidad de predecir las cosas. Cuando pones empeño en todo lo que haces, mitigas los riesgos y tomas decisiones más adecuadas.

Planea tus estrategias a largo plazo antes de planificar tus tácticas. La estrategia muestra dónde quieres ir, qué quieres ser, y qué tipos de clientes deseas atraer. Las tácticas muestran cómo lograr la estrategia. No tienes una estrategia real si no pasas estas dos pruebas: Que lo que estás planeando hacer realmente importe a los clientes actuales y potenciales; y segundo, lo que te diferencia de la competencia.

(Ver: Cómo saber qué negocio sería ideal para mí)

3. La mayoría de la gente nunca aprende a delegar inteligentemente.

Conseguir que otros hagan algo tan bien o mejor que uno mismo es uno de los aspectos más difíciles del liderazgo, pero es necesario si un negocio crece más allá de las seis cifras. Antes de delegar estratégicamente y construir un equipo hay que entender lo que eres, y lo que es más importante para ti. Una vez que determines tus valores más importantes, escríbelos y ponlos en funcionamiento en los estándares de la compañía. Consistentemente sistematiza e interioriza esos valores.

Tu equipo debe estar basado en valores. Al delegar una tarea, asegúrate de que la persona que has contratado tiene las funciones claras y bien definidas.

4. La mayoría de la gente se centran en su ego y no en el cliente.

La mayoría de los emprendedores se preocupan por lo que su negocio puede hacer por ellos mismos. La mayoría de los empresarios tratan de vender su experiencia y conocimientos. Se creen que la gente quiere pagar por lo que saben, pero la gente no lo hace. Ellos quieren comprar una solución o resultado de sus problemas y deseos. Quieren resultados. Quieren resolver su problema y reducir cualquier sufrimiento u obtener cualquier placer que están buscando. Ellos no se preocupan por ti.

¿Entiendes realmente a un nivel profundo lo que quieren tus clientes? Aquellos con un negocio de siete cifras están enfocados en entender a sus clientes. Debes darte cuenta de que la probabilidad de que el mercado responda sólo porque tu quieres algo es inexistente. Se trata de los clientes, no de ti.

Busca la manera de hacer encuestas, o hablar con ellos acerca de sus necesidades, deseos, pasiones, preocupaciones, etc. Hay lecciones eternas que podemos aprender de los clientes. Una simple declaración, cita, o cambio de perspectiva puede cambiar el juego para ti. Toma conciencia de lo que está impidiendo elevar tu negocio al siguiente nivel. Ajusta tu pensamiento, las acciones, y la estrategia de acuerdo a tu nueva visión.

Por último, ejecuta sin problemas las tácticas de arriba y asegúrate de que son a largo plazo. Al hacer estas cosas pronto verás cómo tus perspectivas de una empresa de siete cifras se vuelven más reales.

Ver: 17 cosas que aprendí sobre negocios mientras pasé de ganar 0 a más de 1 millón







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo