.......... ........ ......... ....... .......

Éstos son los mejores consejos de los asesores financieros para hacer crecer tu riqueza personal.

3 de septiembre de 2015



Aunque cuando se trata de finanzas personales, existen consejos universales como pueden ser control de gastos, ahorro e inversión, también tendríamos una necesaria parte individualizada para cada tipo de persona, como puede ser la ambición de cada persona, el riesgo que está dispuesto a asumir, los miedos de las personas y sus prioridades. Es por eso que no hay una inversión ideal y rentable para todo el mundo, pues el tipo de inversión, así como el plan a seguir, debe ser único para cada persona.

Los buenos asesores financieros deben tener en cuenta estos factores, por lo que cuando un cliente le pregunta: "¿En qué puedo invertir mis ahorros?", el asesor o planificador financiero, debe detenerse, y hacer un cuestionario a esa persona: "¿tú quieres especular o quieres invertir? ¿qué objetivo financiero tienes y a qué plazo? ¿cuánto riesgo quieres asumir? ¿quieres tener una pequeña rentabilidad anual pero proteger todo tu dinero o, por el contrario, quieres tener una rentabilidad más alta pero con un mayor riesgo de perder algo de tu capital?

Dicho ésto, aquí tenemos los mejores consejos de diferentes asesores financieros certificados.

1. La inversión debe ser fácil y aburrida al mismo tiempo. Cuanto más compleja sea la inversión y más activo seas a la hora de invertir, tendrás más probabilidad de meterte en problemas.

Los propios inversores son su propio peor enemigo cuando dejan que sus emociones tomen decisiones por ellos. "Cuánto dinero te ahorras" es a veces mucho más importante que "en qué estás invirtiendo".


Michael Solari, de Solari Financial Planning

2. Mi consejo es para las personas jóvenes, pues el potencial de ingresos es su mayor activo mientras eres joven. Esto significa que debes buscar la forma de aumentar tus ingresos, negociar tu sueldo, aprender nuevas habilidades que te hagan más valioso, saber lo que vales, no tener prisa y no tener miedo de asumir riesgos en la búsqueda de nuevas oportunidades de ingresos.

Sophia Bera, de  Gen Y Planning

3. Tener un plan. Debes tener un plan formal por escrito, que incluya una lista con tus metas financieras y automatizar el ahorro para lograr cada objetivo. Después de todo, un objetivo sin un plan es sólo un deseo.

"Una joven pareja se casó hace poco y vino a mi oficina para su primera reunión con un planificador financiero. Ellos querían poner freno a sus hábitos de consumo, y apenas habían pagado la totalidad de sus deudas de tarjetas de crédito. Tenían ilusión por estar libres de deudas, por lo que hubo que comenzar a diseñar la construcción de un plan que les ayudara con su crecimiento económico.

Pero necesitábamos un plan de prioridades financieras.
  • Tener un fondo de emergencia para al menos 6 meses.
  • Apartar algo de dinero para el largo plazo (jubilación)
  • Ahorrar para el pago inicial de una vivienda.
  • Ahorrar para la educación universitaria de la hija que estaba en camino.
  • Ahorrar un poco de dinero para cuidar de sus padres ancianos en un futuro.
Una vez revisamos su flujo de caja mensual (presupuesto), se determinó que podían ahorrar sin dificultad un 20% de sus ingresos para lograr sus metas financieras. para simplificar el proceso, se implementó un programa de ahorro automático.

De esa forma, ese dinero que se guarda automáticamente se convierte en una especie de "impuesto" con el que no se cuenta, y que comienza a darle forma a tus proyectos financieros.

El vivir dentro de tus posibilidades y seguir un plan formal por escrito en base a tus objetivos, da lugar al comienzo del ahorro e inversión constante, y apenas sin darte cuenta, tu dinero comienza a guardarse y a crecer, dando lugar al acercamiento paulatino de sus objetivos financieros"

Joe O'Boyle, de Voya Financial Planning.

4. Realmente debemos centrarnos en averiguar lo que queremos en la vida. Con demasiada frecuencia nos vemos atrapados tratando de hacer un montón de dinero, y acabamos sintiéndonos miserables.

Encontrar un equilibrio entre lo que amas y lo que va a pagar las cuentas es el verdadero desafío. Una vez encuentres tu pasión, averigua cómo se puede mejorar para ganar más dinero, darte más flexibilidad a ti mismo y, finalmente, vivir tu gran vida.

Alan Moore, de Serenity Financial Consulting.

5. Antes de perseguir la riqueza, definir qué significa ser rico para ti, porque ser rico no tiene que generar necesariamente en torno a la cantidad de dinero. En ocasiones, la riqueza se alcanza teniendo tiempo para tu familia, o en la experiencia rica en viajes y aventura. Ser rico, en ocasiones se puede definir con un estilo de vida que sustituya la obligatoriedad de un trabajo de nueve a cinco.

No sacrifiques a tu familia, tu vida y tus amigos para perseguir algo, hasta que no estés 100% seguro de saber qué es lo que persigues.


6. El mejor consejo que se puede dar en educación financiera para hacer crecer tu patrimonio y, absolutamente, el inicio de la salud de nuestras finanzas, no es otro que la automatización de nuestros ahorros. El concepto de "pagarse a uno mismo primero" ya garantiza el éxito por sí solo.

Es casi seguro que la persona que automatiza el ahorro e inversión, logrará sus objetivos financieros por delante de toda persona que únicamente ahorra e invierte si le ha sobrado algo a final de mes.

Y es que las personas que únicamente ahorran lo que les sobra, rara vez consiguen que les sobre algo para final de mes. Hay que hacerlo al revés: primero ahorramos el porcentaje estipulado de nuestros ingresos (20 ó 30 por ciento) y luego ya veremos si nos sobra a final de mes.

No hay mejor consejo que éste para comenzar.

Neal Frankle, CFP, NealFrankle.com.

Todos estos consejos son realmente útiles y toda persona debe tenerlos en cuenta. Del mismo modo, faltan otro tipo de consejos que ya hemos ido nombrando en nuestra sección de Educación Financiera, como pueden ser el no invertir nada hasta que no hayamos quitado nuestras deudas tóxicas, que son aquellas cuyo tipo de interés en contra es tan elevado, que sería una estupidez invertir hasta no haber quitado dicha deuda, pues como decíamos en nuestro artículo, la inversión más rentable y más segura es pagar las deudas.

Y por deudas tóxicas, ya sabéis que nos referimos a las tarjetas de crédito. Pusimos un ejemplo sobre cómo actúa una tarjeta de crédito fuera de control, y como podemos apreciar, no hay inversión que pueda con esa "rentabilidad inversa".

Artículos de interés:






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo