.......... ........ ......... ....... .......

Tranquilos!! Si los ricos repartieran su dinero entre los pobres, los pobres serían aún más pobres.

23 de septiembre de 2015



Ayer, Bloomberg trataba de dar respuesta a la pregunta "¿Qué pasaría si los ricos de cada país repartieran su fortuna entre los más necesitados?", y para ello usaron el Robin Hood Index (El índice Robin Hood), basado en el conocido personaje de ficción que robaba a los ricos (no exactamente) para repartirlo a los pobres.

Ya de por sí, la propia creación del Índice Robin Hood publicado por Bloomberg, no tiene ni pies ni cabeza, pues han cogido la fortuna de un sólo multimillonario por país para hacer la suposición de  "cuánto le tocaría cada pobre", cuando en realidad, el resultado hubiera sido muy distinto si se hubieran aglutinado las fortunas del 1% más rico de la población que controlan el 39% de la riqueza global con un total de aproximadamente 52 billones de dólares.

Luego, algunos medios españoles han interpretado el índice a su manera, tergiversando algunos datos y, en algunos casos, incluso malinterpretando los números. Pero todo ésto, en realidad no importa demasiado, pues vamos a ver, y no es por tocarle las pelotas a nadie, el por qué este índice parte de varias premisas totalmente falsas y se cometen algunos errores que no son de economía, sino de sentido común a la hora de abordar la riqueza de los más ricos del mundo.


En primer lugar, nadie debe dar nada a nadie. Y esta parte cuesta trabajo comprender. Mientras que un multimillonario haya acumulado una fortuna de 80.000 millones de forma honrada y sin haber robado a nadie, esa fortuna es suya. Y nadie ha conseguido esa fortuna por sí solo, es decir, ha tenido que generar miles de puestos de trabajo (o decenas de miles) directos, más los puestos de trabajo indirectos. Ese rico ha creado estabilidad financiera para miles de familias.

Los ricos no tienen ese dinero.

Creo que ésta es la parte en que falla el Índice Robin Hood, y que crea la primera premisa falsa o error de base que lo inutiliza por completo.

Bill Gates no tiene 80.000 millones, ni Warren Buffett tiene 70.0000 millones. Ni tampoco los tiene Amancio Ortega. Hablamos de patrimonio, y el patrimonio de los "mega-ricos" no se encuentra en dinero en metálico, sino en acciones y otros activos, que sí, son activos líquidos, pero no tan líquidos cuando hablamos de esas cantidades.

Como ya sabemos, Warren Buffett cuenta con una gran variedad de acciones de grandes empresas cotizadas, mientras que la fortuna de Amancio Ortega está altamente expuesta a las acciones de su propia empresa Inditex, así como otros activos de inversión.

Es decir, los ricos no tienen 80.000 millones reales en su totalidad, sino "papelitos" que valen 80.000 millones.

Nos olvidamos de que si cualquiera de estos mega-ricos intentara hacer líquido todo su patrimonio, en primer lugar, debería vender las acciones, y tras su venta, hundirían el valor de las empresas de las que están sacando el dinero, además de la preocupación del resto de inversores.

Y lo mismo ocurriría si repartieran esos papelitos entre los pobres, y es que los pobres intentarían convertir esas acciones en dinero en metálico. Los primeros se saldrían con la suya (probablemente), pero el resto probablemente no conseguiría vender sus acciones a un buen precio, pues el pánico ya hubiera cundido.

Ya sé que estamos haciendo un supuesto juego mental absurdo que tiene tanto de certero como el propio Índice Robin, pues los ricos no van a repartir su fortuna, y aun en caso de hacerlo, el pobre se haría más pobre, debido a que el patrimonio de los multimillonarios está en el capital de una empresa, y si ese dinero sale de la empresa, la empresa, ante la bajada de valor bursátil se vería obligada a despedir a gente, recortar sueldos y dejar de invertir y expandirse. Dicho de otra manera,  si ésto ocurriera de verdad a escala masiva, sería ruina. Ruina de la buena.

Y es que al día siguiente de repartir el "dinero", la economía ya estaría quebrada y con un desempleo nunca antes visto. Serían las consecuencias mínimas de sacar 52 billones de su lugar, y no para invertirlo, sino para repartirlo.

¿Y qué harían los pobres con su dinero?

Existen diferentes teorías económicas que explican que aunque le dieras 10.000€ a cada persona pobre de un país, esas personas buscarían la forma de volver a traspasar ese dinero al bolsillo de los ricos.

La pobreza no se soluciona regalando dinero a los pobres, sino generando empleo y dando facilidad a las pequeñas, medianas y grandes empresas para que éstas, a su vez, puedan generar más empleo. La función del capitalismo que tanto se critica es (debería ser) crear riqueza y trabajo. Otra cosa es cómo algunos capitalistas hagan uso de ello, en cuyo caso suele ser más un problema de gobierno que de ricos.

Ahora bien, si hablamos de solucionar la pobreza extrema de esas personas que mueren cada día en el mundo por no tener ni acceso al agua potable, que no salten las alarmas, pues nadie tiene necesidad de donar su fortuna.

Se han hecho cálculos para quitar el hambre en el mundo, y costaría entre 75.000 y 260.000 millones de dólares anuales de inversión durante unos 15 años, según el Secretario General de la ONU. Y esta cifra no es nada abismal, pues únicamente EE.UU. invierte en defensa más de 700.000 millones de dólares. Y esa cifra queda por debajo de lo que se invierte en investigación espacial. Si no se ha quitado el hambre en el mundo, debe ser porque los gobiernos del planeta no han puesto demasiado interés en hacerlo.

En resumen, usa a los ricos como inspiración, y no como posible salvación de tu situación, pues el reparto de fortuna de los mega-ricos no solucionaría absolutamente nada. Sólo traería más pobreza.

Ver: Lo que te lleva a la pobreza, según T. Harv Eker, autor de "Los secretos de la mente millonaria".





Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo