.......... ........ ......... ....... .......

6 Señales de que tu negocio está obsoleto y necesita adaptarse.

15 de octubre de 2015



Vivimos en un mundo en constante cambio y las empresas deben también cambiar para adaptarse a los nuevos tiempos. Si una empresa no logra adaptarse a los cambios que exige la actual vida moderna puede conducirla a su quiebra, como ya le ocurrió en sus días a la compañía Kodak entre otras.

(Ver: El curioso caso del fracaso de Kodak.)

¿Cuáles son las señales de que una empresa no ha seguido el ritmo de los tiempos y se ha quedado obsoleta?

Si tu empresa sigue haciendo alguna de estas seis cosas, es hora de replantearse un cambio para adaptarse a los tiempos.

No se trata sólo de la productividad, se trata de mantener el pulso de cómo la gente hace negocios actualmente y lo que es importante para ellos. Estas seis cosas son, según Thomas Michael, CEO de Michael Management Corporation, las que probablemente te detienen.

1. Todavía se utiliza la máquina de fax.

El hecho de que hoy en día, una empresa te diga "Envíamelo por Fax", es una clara señal de que esa empresa se ha quedado en la edad media de los negocios.

Actualmente, las máquinas de fax han sido reemplazadas por el correo electrónico. Incluso cuando se requiere que algún documento vaya firmado, el empresario de hoy en día espera que los documentos se firmen, se escaneen y se envíen  por correo electrónico. No se debe esperar que clientes o proveedores dispongan de máquina de fax.


2. Sólo hay comunicación por teléfono.

Si una empresa vende cualquier producto, es bueno tener la opción de llamar al número de atención al cliente, pero esa no debe ser la única forma en que los clientes puedan comunicarse con la empresa.

Hay que ofrecer otra forma de comunicarse para poder hacer pedidos, reclamaciones, devoluciones y otra serie de gestiones. Vivimos en la era de Internet y cualquiera de las cosas mencionadas anteriormente debe poder gestionarse a través de Internet y no sólo visitando la empresa o llamando por teléfono. Si no se hace esta adaptación a los tiempos pronto se perderá cualquier base de clientes por debajo de los 40 años.

Cada vez más, las empresas resuelven dudas a través de sus páginas de Facebook e incluso Twitter. De la misma forma que van a criticar tu empresa en internet ante un mal servicio, debes ser muy rápido en resolver quejas y críticas en las redes sociales.

3. Todavía se imprime todo.

Con excepciones muy raras, no se necesita una copia en papel. Se pueden archivar documentos electrónicos, firmar documentos PDF en línea, y dejar de matar a nuestros árboles. El riesgo aquí no es sólo para el planeta, es para la capacidad de contratar y retener empleados de calidad. Y si no te preocupan los árboles, haz números del gasto en papel en tu empresa.

Ahora y durante al menos los últimos 10 años, gran parte de los titulados universitarios están buscando empresas con buenas prácticas ambientales. No hay por qué tener 15 copias impresas de la última reunión.

4. Todavía se utiliza el correo tradicional para hacer negocios.

El correo postal podría ser aún más obsoleto que una máquina de fax y no va con el enfoque de protección del planeta. Hoy en día se puede llegar a mucha más gente a través de Internet y las redes sociales. De esta forma además de llegar a mucha más gente también se ahorra papel.

5. Los empleados no tienen un horario de trabajo flexible.

Atrás quedaron los días en los que trabajar 15 horas al día era una medida sólida para tener éxito. Si se permite que los empleados puedan tener un horario flexible, es probable que sean más productivos que si sólo se sigue el método tradicional  "primero en llegar al trabajo, último en irse a casa."

A veces se tarda más en una tarea porque alguien se niega a considerar opciones más fáciles. La persona que se queda hasta tarde todos los días puede necesitar un poco de ayuda con nuevos enfoques para trabajar con más inteligencia en lugar de aplausos por irse el último de la empresa.

Cuando se trata de negocios es importante dejar de aferrarse al pasado y adaptarse a los tiempos, cuanto más tiempo te aferras al pasado menos oportunidades tiene la empresa de prosperar.

(Ver: 4 cosas que las personas altamente productivas hacen de forma diferente)

6. Se utiliza un liderazgo autoritario.

Si el jefe da las ordenes e instrucciones directas sobre lo que se debe hacer y los empleados obedecen sin poder aportar ninguna sugerencia, estamos ante un estilo de liderazgo autoritario.  Este tipo de liderazgo no es bueno hoy en día, puesto que no fomenta la creatividad de los trabajadores, puede hacer que se sientan desmotivados, hay poca comunicación y los trabajadores no se sienten valorados entre otras muchas cosas.

Difícilmente una empresa va a poder adaptarse a los cambios que exige el mercado actual si tiene a empleados con poca creatividad y desmotivados.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo