.......... ........ ......... ....... .......

Estas son las 6 áreas de tu vida que debes dominar para controlar tu propio destino, según Tony Robbins.

21 de octubre de 2015



Cuando hablamos del destino, podríamos encontrar varios tipos de personas: las que creen que tenemos un destino ya establecido, y que hagan lo que hagan, no lo cambiarán. Piensan que hay alguien que ha nacido con ciertos talentos para lograr grandes cosas, otros han nacido para ser "curritos" en trabajos mal pagados, mientras otros han nacido para ser grandes empresarios.

Está claro que este tipo de personas no suelen lograr hitos importantes en su vida, pues parten de la creencia de que "lo que tenga que venir, vendrá". Tarde o temprano comprenden que aquellas cosas que no se persiguen, no suelen llegar por sí solas (salvo tragedias y resfriados).

Hay otro tipo de personas que son conscientes de que somos nosotros quienes fabricamos nuestro propio destino, pero no están dispuestos a esforzarse demasiado por cambiar su situación actual. Estas personas podrían haber caído en la indefensión aprendida o en la pereza crónica. También suelen arrepentirse más adelante de no haber hecho todo aquello que deberían haber hecho para sentirse exitosos.


Y tendríamos un tercer caso de personas, que son las que saben que su destino depende de su esfuerzo, y están dispuestos a luchar por alcanzar todos sus propósitos. Estas personas deberán centrarse en dominar 6 áreas concretas de sus vidas, que son las que Tony Robbins detallaba de forma magistral en "Controle su destino", probablemente el mejor libro de desarrollo personal (pues personalmente no lo incluiría en autoayuda) que se haya escrito nunca. Al menos en mi opinión personal. Cuando lo leí, lo hice muy reticente, pues odio los libros de auto-ayuda, pero hoy día puedo describirlo diciendo que es un libro capaz de resucitar a un muerto en vida.

1. Dominio emocional.

No hay verdadero éxito sin el éxito emocional. Hoy día está muy de moda el término inteligencia emocional, pues no es sólo una cuestión espiritual, sino una cuestión científica cuando se habla de la importancia de dominar nuestras emociones.

Una persona con pensamiento positivo siempre acabará venciendo a otra con pensamiento negativo, y no porque tenga al universo de su parte (como se vende en "El secreto"), sino porque tenemos como aliado a nuestro propio cerebro.

Debes tener como aliadas a tus propias emociones, romper rápidamente las pautas emocionales negativas y mirar las situaciones desde otro punto de vista. No puedes controlar todo lo que ocurra en tu entorno, pero sí puedes controlar con qué actitud te vas a enfrentar al nuevo entorno. Y la actitud lo es todo.

Constantemente sentimos emociones limitadoras del tipo "no seré capaz de hacer esto...", "esta vida es una mierda...", y como ya explicamos en nuestro artículo "cómo revertir la depresión desde el punto de vista de la neurociencia", si no consigues cambiar rápidamente estas emociones auto-destructivas, no te va a gustar el lugar donde te vas a encontrar.

2. Dominio físico.

El dominio físico proporciona en primer lugar salud. Tener salud significa que podrás disfrutar de tus éxitos durante más tiempo. Supongo que nadie querría estar trabajando y ahorrando para su jubilación, y morir antes de llegar a ella o poco después.

Pero hay mucho más. De la misma forma que debemos condicionar nuestra mente para que nos traiga pensamientos útiles, debemos condicionar nuestro cuerpo y músculos para producir los niveles necesarios de energía y vitalidad.

Es por eso que entre los consejos de todos y cada uno de los empresarios de éxito, encontraremos "hacer ejercicio". Tener un buen estado físico contribuye a tener un mejor estado mental, pensar mejor, alejar el estrés y tomar mejores decisiones. También te aleja de las emociones negativas al ser un potenciador natural de endorfinas y dopamina. Asimismo, el ejercicio te hace más atractivo, y el atractivo es una forma de influencia en sí mismo.

Por tanto, no importa quién seas o lo que hagas. Estás obligado a sacar cada día un mínimo de 30 minutos de ejercicio.

3. Dominio de las relaciones.

Las relaciones son una de las áreas más importantes de nuestra vida. Y por tanto, hay que esforzarse por mejorar nuestro trato con las personas para según qué objetivo. Hablamos tanto de relaciones sentimentales como de relaciones comerciales y contactos profesionales, siendo ésta última una de las partes más importantes de nuestro éxito profesional y negocios.

El caso es que tanto si hablamos de relaciones sentimentales como profesionales, se suele buscar lo mismo, y por tanto, solemos fallar en ambos sentidos.

La mayoría de las personas que inician una relación sentimental lo hacen para obtener algo: buscan una persona para que les haga sentirse bien. En las relaciones profesionales ocurre lo mismo: buscan personas que les ayuden a lograr sus objetivos. GRAN FALLO.

Las relaciones son un lugar en el que hay que entrar con la mentalidad de dar, y no de recibir. Un lugar donde hay que aportar.

Si nos entregamos, damos y ayudamos, la reciprocidad se encargará de nosotros. Cuando en esos discursos se dice "no busques la forma de hacer un millón de euros, busca la forma de ayudar a un millón de personas", es totalmente correcto. Ayuda a los usuarios, a tus clientes y proveedores. El dinero ya llegará.

Dale la mejor parte de ti a tu pareja, que ella ya te entregará lo mejor de su persona también. Claro que no siempre ocurre ese acto de reciprocidad, por lo que nosotros, en última instancia, también deberemos pensar sobre si esa persona nos hace felices, o si nos interesa mantener cerca a ciertas personas.

Debemos saber también qué relaciones debemos mantener y de qué personas personas tóxicas debemos alejarnos, pues el éxito, en cierto modo depende de nuestras relaciones.

4. El dominio financiero.

La asignatura pendiente de la gran mayoría de la población, y cuando una persona no entiende los pilares más básicos de la educación financiera, puede meterse en problemas aunque gane mucho dinero en algún periodo de su vida.

Para conseguir la libertad financiera no necesariamente debes hacerte empresario. Si te gusta tu trabajo, puedes lograrlo trabajando por cuenta ajena. ahora bien, si no te gusta tu trabajo, ya es otra historia.

Tan pronto como entiendas que el secreto de la riqueza se encuentra en ganar más dinero, ahorrar más dinero, invertir más dinero y conseguir más rentabilidad por tu dinero, antes lograrás la libertad financiera. Pero vas a tener que leer algo sobre finanzas para que tú mismo puedas hacerte cargo de tu propio dinero o entender perfectamente lo que te ofrece un asesor de inversión.

Recuerda que un tonto y su dinero no están demasiado tiempo juntos, y ese es el motivo de por qué la gente que recibe un premio de lotería, a los pocos años suelen estar peor de lo que estaban. 


5. El dominio de tus valores.

Siempre he dicho que si logras algo importante en tu vida, asegúrate de que puedas explicar al resto del mundo cómo lo hiciste sin necesidad de avergonzarte por ello. Nunca ensucies tu integridad o valores. 

Hemos podido ver cómo personas como banqueros o altos cargos en instituciones públicas que supuestamente deberíamos admirar y definir como grandes hombres, hoy día sólo podemos describirlos como sinvergüenzas. Sus hijos sabrán mañana que sus padres son lo que son e hicieron lo que hicieron. Lo sabrán las novias de sus hijos, los amigos de sus hijos. Son personas que han dejado un legado podrido y que han aportado a sus hijos unos valores podridos.

No sabemos si pagarán por ello. Tampoco sabemos si se arrepentirán en algún momento de lo que han hecho, pero cuando van a dormir por las noches, estoy seguro de que ellos saben que no son empresarios honrados. Saben que son profesionales podridos que han jodido a personas.

Pon en orden tus valores para que nadie pueda decir nunca que no eres una persona honrada y ética, y para que dejes en este mundo una imagen y un legado limpio del que tus hijos y amigos se sientan orgullosos.

6. El domino del tiempo.

De nada sirve dominar todas las áreas mencionadas arriba, si no podemos tener una calidad de vida. Y para ello es importante gestionar el tiempo. 

Suele decir Tony Robbins que "si no consigues sacar al menos 1 hora del día para ti, es que no tienes vida"

Si hablamos del tiempo en otro nivel, Tony habla de ahorrarse años perdidos simplemente aprendiendo de otras personas. Y es que si necesitas aprender una nueva habilidad que requiere años de aprendizaje, quizás puedas limitar ese aprendizaje a unos pocos meses si sabes cómo hacerlo.

El tiempo que requiere el aprendizaje de una nueva habilidad lo pones tú. Tony habla sobre cómo consiguió ganar experiencia como orador público en un tiempo récord, simplemente adquiriendo la experiencia de 10 años en tan sólo unos pocos meses.








Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo