.......... ........ ......... ....... .......

Este nuevo año, no hagas lo que amas; ama lo que hagas.

31 de diciembre de 2015



Se ha extendido demasiado el mensaje "persigue tus sueños y pasiones. Haz lo que amas", cuando en realidad, este mensaje podría ser tergiversado con total facilidad. De hecho, las personas exitosas no creo sinceramente que se hayan basado en esta filosofía de vida.

Si tuviéramos que seguir al pie de la letra el mensaje de "haz lo que amas", la mayoría estaríamos buscando la forma de ganar dinero practicando sexo o intentar ganar dinero mientras vemos el fútbol y tomamos cerveza.

(Ver: Cuál es el negocio o trabajo perfecto para ti)

El secreto más bien se encontraría en amar lo que hacemos o hacernos muy buenos en aquello que hoy hacemos. ¿Significa eso que si tengo un trabajo temporal de camarero (y no me gusta la hostelería) debe gustarme el trabajo de camarero hasta que sea mi pasión? Sí.... y No.


Cuando era un adolescente, trabajaba de camarero. Más tarde comencé a vender a puerta fría. Sabía que aquellos no serían trabajos para toda la vida, pero lo cierto es que esos dos trabajos me dieron las tablas necesarias para ser bueno en lo que más adelante iba a hacer.

Con 18 años no tenía ni idea de cuáles eran mis pasiones ni qué quería hacer con mi vida, pero una cosa tenía clara: las finanzas me aburrían. Irónicamente, el mundo de la bolsa, pro algún motivo acabó  convirtiéndose en mi pasión. Y no sólo en mi pasión, sino que modestamente, aquello se me daba muy bien.

Nunca pensé que iba a tener un portal web o blog que hoy día goza -modestamente- de cierta relevancia, entre otras cosas porque en aquel momento no existía ni siquiera internet tal y como hoy día lo conocemos. Y desde luego, no me veía asesorando a empresas ni preparando a las fuerzas de ventas, pues en aquella época era un vendedor muy mediocre.

Por lo tanto, evita dedicarte a tus pasiones, pues son tus pasiones las que acabarán encontrándote, siempre y cuando te enamores de aquello que haces hasta que la "relación romántica" acabe.

Haz tu trabajo lo mejor que puedas. Sé el mejor en lo que hagas, sea lo que sea lo que hagas.

Cuenta Jay Yarow, editor ejecutivo de Business Insider, que él nunca soñó con la dirección o ejecución de un periódico digital, pero una vez comenzó a trabajar como periodista, y con el proyecto que representaba en aquel entonces Business Insider, comenzó a enamorarse de la escritura, la presentación de informes, la creatividad y, en particular, la empresa.

El hecho de trabajar para hacer de BI una nueva marca de medios que hoy día se encuentra entre los medios más importantes del mundo, le motivó para ser cada día mejor, hasta que ese trabajó se convirtió en su pasión.

Si yo nunca hubiera trabajado en las ventas a puerta fría, no hubiera conocido a ciertas personas que me enseñaron, no sólo a sobrevivir en ese mundo, sino a ganar auténticas barbaridades de dinero usando las técnicas de ventas de los grandes vendedores. Las mismas técnicas de ventas que más adelante me servirían para derrotar a otras empresas en diferentes industrias.

No me hice bueno en las ventas porque me esforzara una vez que caí en una gran empresa con buenas condiciones económicas. Me hice bueno en las ventas cuando caí en una mierda de trabajo en el que no vendí nada durante meses. Y me hice mucho mejor cuando a modo de entretenimiento, comencé a leer libros sobre neurociencia y psicología del comportamiento, así como de persuasión, para aplicarlos a las ventas. Aquello me llevó a poder preparar a grandes equipos de ventas, lo cual hoy día es otra rama de mi profesión que me apasiona y que nunca llegué a imaginar que se convertiría en una profesión para mí.

Por lo tanto, aunque no lo entiendas ahora mismo, deja de buscar tus pasiones, pues tu pasión podría no existir en estos momentos. Tan sólo intenta aprender todo lo que puedas de lo que estás haciendo, ser el mejor en lo que haces, y de esta forma, será tu pasión la que acabará encontrándote a ti.

Como decía Steve Jobs, muchas cosas de la vida sólo las entenderemos en retrospectiva, uniendo los puntos hacia atrás. Sólo así entenderás cómo ciertos éxitos y fracasos te habrán llevado dentro de 5 ó 10 años al punto en el que te encuentras. Pero nunca dejes de ampliar tus conocimientos actuales.

por eso me encanta esta historia de Marc Chernoff en la que explica cómo una serie de grandes fracasos acabaron dirigiéndolo a un tremendo éxito.

No obstante, en último término, si no eres capaz de amar lo que haces, y cada día es un suplicio el tener que levantarte para hacerlo, es momento de salir a buscar otra cosa que hacer.







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo