.......... ........ ......... ....... .......

¿A qué te dedicas?¿Qué hace tu negocio? La pregunta que muchos profesionales y emprendedores no responden correctamente.

19 de enero de 2016



Leyendo algunas biografías de empresarios y escuchando algunas historias de los grandes hombres de negocios, suele aparecer un término que a menudo han sufrido grandes empresas. Se le llama "crisis de identidad empresarial", que básicamente es cuando una empresa olvida a qué se dedica realmente.

Y es que incluso alterar el lenguaje a la hora de explicar a qué nos dedicamos puede crear una percepción muy diferente en otras personas y, cómo no, en nuestros potenciales clientes.

Esta es una de las lecciones que Tony Robbins se encarga de enseñar en sus seminarios "Maestría de Negocios", pues Robbins cree que a pesar de sonar demasiado simple, la mayoría de las empresas tienen dificultad a la hora de explicarle a sus clientes el verdadero valor del negocio y lo que hace por sus clientes.

Si hoy día le preguntamos a alguien: "¿A qué te dedicas?", y esta persona nos dice: "Soy un coach", muchas personas pensarán: "Pues qué bien", cuando en realidad la mayoría quieren decir: "¿para qué narices necesito yo un coach?"

Ahora bien, si ante esa misma pregunta, alguien te respondiera: "Me dedico a ayudar a la gente a que sean las personas que podrían llegar a ser", sin lugar a dudas, en primer lugar, abriríamos la curiosidad de la persona que ha hecho la pregunta, siendo lo más probable que nos preguntara cómo lo hacemos para lograr eso.

A fin de cuentas, ese es el valor que agrega un coach, y tras hablar en los últimos años con diferentes coach, acabé entendiendo por qué muchas personas creen que no necesitan un coach en su vida o su carrera, cuando lo cierto es que es una figura que de una forma u otra, nos vendría bien para nuestro desarrollo personal o profesional. Yo tuve uno, aunque en mi caso me metió en más problemas de los que solucioné (una larga historia).

Si preguntamos a alguien a qué se dedica su empresa y nos dice: "Somos una empresa de Marketing Digital", sin lugar a dudas, suena profesional, pero has perdido la oportunidad de ganarte a un cliente con mayor facilidad.

No haces marketing digital, sino que ayudas, entre otras cosas, a aumentar las ventas de las personas que venden por internet, a dar una mayor visibilidad a una nueva marca, etc...

Es decir, ante la pregunta, ¿A qué te dedicas?¿Qué hace tu empresa?, intenta no explicar cómo gana dinero tu empresa, sino cómo tu empresa ayuda a otros negocios o clientes.

Pero no sólo es a modo de estrategia comercial, sino que además, deberías creértelo tú mismo, lo cual te ayuda a no caer en la crisis de identidad profesional y empresarial.

Si Starbucks vendiera café, ya habría quebrado.

Starbucks no centra su negocio en el café, ¿pues quién querría pagar 3 veces más caro un café que en cualquier otra cafetería?

Esta compañía tiene una sencilla misión: "nutrir el espíritu humano", es decir, no venden café, sino una vía de escape para esa persona que necesite un descanso en su vida diaria, un lugar para socializar con tus amigos, donde los hombres de negocios se reúnen, donde se reúne la familia.

No importa tu profesión, no importa tu edad, pues en Starbucks tienes un lugar para relajarte, trabajar y sociabilizar (9 lecciones del éxito de Howard Shultz y Starbucks)

No recuerdo quién dijo eso de "Si tu negocio sólo hace dinero, es un mal negocio".

Por lo tanto, cuando te pregunten qué haces en tu negocio, a qué se dedica tu empresa, a qué te dedicas tú como profesional, ¿cuál será tu respuesta? 








Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo