.......... ........ ......... ....... .......

El Top 5 de los cambios que debes hacer en tu vida para tener más éxito y ganar más dinero.

19 de abril de 2016



Toda habilidad puede aprenderse. Aunque no sepas jugar al fútbol o al tenis, practicando, puede que no llegues a ser el mejor tenista del mundo, ni siquiera estar entre los 100 mejores tenistas de tu país, pero sin duda, con la práctica, dentro de un tiempo, serás un mejor tenista de lo que hoy eres.

Lo mismo ocurre para todo lo demás, incluido el éxito. Y es que como decía T. Harv Eker en su famoso libro "Los secretos de la mente millonaria", incluso el éxito es una habilidad que puede aprenderse. únicamente hay que establecer unos hábitos clave y hacer unos pequeños cambios, del mismo modo que si quieres moldear tu cuerpo o quieres mejorar tus habilidades en tu carrera profesional.

Hemos hablado de este tema en diferentes ocasiones y desde diferentes puntos de vista, y por lo tanto, hoy exponemos los que consideramos que estarían dentro del Top 5 de cambios que debemos hacer en nuestra vida. No es más difícil que el aprendizaje de otra habilidad, pero requiere exactamente lo mismo: salir de la zona de confort y comenzar a hacer cosas que no hemos hecho hasta ahora, para así obtener resultados que no hemos logrado hasta ahora.


1. Tu círculo de amistades. Incluir otro tipo de personas.

Hace tiempo publicaba un artículo sobre la importancia de las personas de las que te rodeas, con alguna anécdota personal. Tendemos a rodearnos de personas que son similares a nosotros, y eso nos lleva a tener unos pensamientos, valores, ideales y objetivos similares al de nuestro grupo de amistades.

Recuerda que somos la media de las cinco personas con las que más tiempo pasamos. Andrew Carnegie llegó a decir que logró convertirse en el hombre más rico del mundo gracias a lo que denominó como "la mente principal", cuyo concepto consistía en rodearse de otras personas con talento, inteligentes y creativas. Rodearse de personas más inteligentes que uno mismo.

Y es que según diferentes estudios, se ha llegado a comprobar que el "valor neto" de una persona (el nivel de riqueza acumulada), tenía mucho que ver con el nivel de amistades más cercanas.

Es decir, una persona que se rodea de empresarios, inversores o millonarios, por estadística, tendrá mucho más éxito que otra persona que únicamente se rodea de alcohólicos y/o "fumetas".

Asimismo, no sólo se trata de la calidad de las personas, sino también de la diferencia de pensamientos. Una persona que no sabe lo que quiere en la vida, a menudo es debido a que se rodea de personas con bajos niveles de ambición, metas u objetivos en la vida.

Si introducimos en nuestro círculo a personas que piensan de diferente forma a nosotros, tanto esas personas podrán aportarnos otros puntos de vista, así como nosotros podremos aportarles otros puntos de vista.

Finalmente, si eres capaz de incluir en tu círculo de amistades a personas a las que admiras o esas personas que ya han logrado lo que tú quieres lograr, la probabilidad de mejora en tu vida aumentará de forma exponencial.

2. Mejora tu red de contactos: Aprende habilidades sociales.

Muy unido al punto anterior, el éxito no depende en ocasiones de lo bueno que seas, sino de a quién conoces. Cuando hablamos de la regla del 50-30-20, dejábamos muy claro que el trabajo duro no te va a ayudar a subir puestos en el organigrama empresarial. Es decir, aunque seas el mejor trabajador de la empresa, si tu jefe no ha oído hablar de ti, no lograrás nada.

Los mejores puestos de trabajo no se publican en las páginas de búsqueda de empleo. Llegan a raíz de un conocido en el ámbito profesional o personal, así como las oportunidades de negocio. Por lo tanto, cuantas más personas conozcas, y cuanto mayor sea la calidad de esas personas dentro de tu ámbito laboral o profesional, aumentarás las posibilidades de éxito.

(Ver: 8 formas de influir en las personas, según Robert Cialdini, autor de Influencia)

3. Incluir el hábito de la lectura.

Las personas de éxito son ávidos lectores. El resto son más de ver la televisión. Aunque como ya publicamos, el problema puede ser aún más grave: "¿Por qué el consumo de televisión puede arruinarte literalmente la vida?"

Sólo hay dos formas de encontrar un atajo a la hora de acelerar nuestro aprendizaje y abrir nuestra mente: Un mentor o un libro. Podemos hablar de libros de finanzas personales, inversión o biografías de personas de éxito.

(Ver: 44 libros recomendados en Negocios1000)

Hay quien piensa que tras acabar el instituto o la universidad, el aprendizaje se acabó, cuando lo cierto es que nunca debemos dejar de aprender y formarnos. Incluso Warren Buffett, a sus "ochenta y pico" años, asegura que pasa el 80% de su tiempo laboral sumergido en la lectura.

4. Hay que hacer las cosas difíciles o incómodas.

Tendrás que hacer esa llamada que tanto miedo tienes de hacer. (Leer: El pianista de Billy Joel - la importancia de asumir más riesgo). Tendrás que levantarte más temprano de lo que realmente te gusta levantarte. Tienes que dar más de ti sin esperar nada en el corto plazo. Y así hasta 16 cosas difíciles que deberás hacer para lograr el éxito.

Si quieres tener éxito, mejorar tu vida, conseguir algo grande, deberás acostumbrarte a la incertidumbre de no saber qué ocurrirá. Deberás ser consciente de que no existen recompensas sin sacrificios, y el sacrificio siempre va antes que la recompensa. Lo que fácil viene, fácil se va, y las mejores cosas de esta vida, suelen requerir sacrificio para lograrlas.

Mientras que la clase media y pobre busca la comodidad y huye de los riesgos, las personas de éxitos convierten los riesgos en su zona de confort, llegando incluso a necesitar la incertidumbre de un resultado.

Consejo de Steve Siebold: "Haz una lista con 5 cosas que puedas comenzar a hacer hoy con las que no te sientas cómodo, pero que te ayuden a mejorar tus finanzas y aumentar tu dinero en el medio plazo".

(Ver: Cómo aumentar la resistencia al fracaso)

5. Ponerse metas y objetivos, y comenzar a dar pasos para alcanzarlos.

Aunque suene repetitivo en este punto, mucha gente no consigue lo que quiere porque no saben lo que quieren conseguir, y por lo tanto, nadie llega al sitio deseado si no sabía qué sitio deseaba.

Ahora bien, se han puesto de moda esas charlas en las que el mensaje es visualizar el objetivo y desearlo lo suficiente. Cuando alguien no lo logra, se le dice que es porque no lo deseaba lo suficiente. Y bien, yo deseo acostarme con Jeniffer López (por poner un ejemplo), y lo deseo lo suficiente.

Pero si quiero lograr este objetivo, mi deseo y mis ganas no son suficientes. El primer paso debería ser ponerme en contacto con Jeniffer López.

Finalmente, cualquier objetivo requiere de los mismos pasos:
  • Nos ponemos una meta.
  • Si es demasiado ambiciosa la dividimos en pequeños objetivos.
  • Elaboramos un plan para lograr esos objetivos.
  • Comenzamos a dar pasos que nos acerquen a ese objetivo.
  • Somos persistentes.
  • Nos preparamos para las dificultades, los tropiezos y los fracasos.
  • Seguimos siendo persistentes y luchando por ese objetivo.
Si quieres perder peso, vas a tener que sudar. No encontrarás ninguna fórmula para lograrlo si ésta no conlleva sacrificio y sudor. Lo mismo ocurre para el resto de objetivos que nos pongamos en la vida.

Ver: 16 cosas que te impiden hacerte rico, según Napoleón Hill, que dedicó su vida al estudio de 500 millonarios.







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo