.......... ........ ......... ....... .......

3 historias cortas sobre los errores de perspectiva ante la vida y que impiden tu felicidad.

27 de octubre de 2016



Nuestra perspectiva ante la vida se debe en ocasiones a una "jaula psicológica" que con el tiempo hemos ido creando. El entorno en que vivimos, la gente de la que nos rodeamos, nuestras experiencias pasadas, la influencia social, los estereotipos de la televisión y medios de comunicación, etc...

Si a todo eso le añadimos los sesgos cognitivos de los que somos víctimas de forma inconsciente, el resultado de lo que vemos no siempre se asemeja a la realidad. En ocasiones, depende de cómo lo miramos. La buena noticia es que podemos trabajar de forma consciente en liberar nuestra mente de dichos errores de procesamiento mental y, en ocasiones, dejar de ser tan capullos.

Estas tres cortas historias han sido extraídas de Think Better Like Better, un evento de desarrollo personal donde se intentaba enseñar a las personas a alcanzar la felicidad cambiando únicamente la perspectiva.

1. Trabajo de enfermera en un hospital. Llevaba tiempo manteniendo una relación con un hombre, una relación bastante tóxica en la que no dejábamos de discutir. Cierto día, volví a discutir con él por teléfono en mi turno de trabajo. Cuando acabé la discusión, bajé a hacer mi ronda completamente nerviosa tras haberme hartado de llorar. Fue entonces cuando uno de mis pacientes que es un enfermo terminal de leucemia me preguntó: "Hey, ¿estás bien?¿Qué te ocurre?"


2. Hoy hace 10 años que planeé quitarme la vida. Hoy hace también 10 años del día que descubrí que estaba embarazada de mi hijo que tiene ahora 9 años. Cuando supe que estaba embarazada del hombre que me había dejado, sin trabajo, sin apoyo familiar, sin nada de dinero, quise suicidarme. Hoy disfruto del regalo más grande que me ha podido dar la vida: mi hijo.

3. En la universidad hay una chica de la que no dejan de hablar, pues con 25 años tiene dos hijas gemelas de 10 años. Se ha estado diciendo que esta chica tuvo que quedarse embarazada con 14 ó 15 años, y es madre soltera, por lo que se ha arruinado la vida por haber sido muy "suelta" de joven. Hoy he sabido la verdadera historia de esta chica. Resulta que sus padres se divorciaron y la madre tuvo las gemelas con su nueva pareja. Hace 4 años, su madre y el padre de las gemelas murieron en un accidente de coche. Esta chica, con tan solo 21 años, se hizo la tutora legal de sus hermanastras y está cuidando de ellas como si fuera su madre.

Conclusión 1.

¿En qué momento hemos decidido que mantener una relación tóxica con una persona es más importante y preocupante que morir de cáncer? ¿Qué haría un enfermo terminal de cáncer si tuviera la oportunidad de salvarse? ¿Perdería el tiempo introducido en una relación tóxica o, por el contrario, buscaría disfrutar de la vida?

Una cosa está clara. Sólo vas a vivir una vez, y no sabes cuándo vas a morir. No pierdas el tiempo con sufrimientos innecesarios. Al cabo de la semana conozco muchos casos que sufren en el plano sentimental por cosas que hace tiempo, personalmente, ya dejé de sufrir. Y no, no me he vuelto más frío como me insinúan algunas personas. Considero que he alcanzado cierto grado de inteligencia sentimental: si una persona me aporta buenos momentos y suma en mi vida, la quiero a mi lado. Si resta en mi vida y en la balanza sentimental, pesan más los malos momentos que los buenos, no quiero mantener "eso" a mi lado.

Agárrate fuerte a las personas que merecen la pena y manda a la mierda a quien solo te traiga malos momentos. No hay excusas para no hacerlo, no hay excusas para que no luches por tu propia felicidad, pues puede que algún día te arrepientas de no haberlo hecho y de no haber mandado al carajo a ciertas personas.

Conclusión 2.

¿En qué momento una persona descubre que aquella noticia que recibe y que le hace plantearse el suicidio, con el tiempo es lo mejor que le ha pasado?

Es cierto que en ocasiones, muchas aparentes desgracias son bendiciones disfrazadas. Y no sólo hablamos de un embarazo en el momento menos oportuno. En la vida, estas bendiciones aparecen aparecen con forma de muchas desgracias.

Por ejemplo, un despido del trabajo. Que te despidan de tu trabajo no sienta nada bien, pero en ocasiones es una liberación para poder darle rienda suelta a tus proyectos, para ser más creativo en la vida. Si algunas personas no hubieran sido despedidas de sus trabajos, nos hubiéramos perdido grandes avances, ya que esas personas no hubieran creado su propia empresa al estar enjaulados en su puesto de trabajo.

Matrimonios felices se han creado gracias a que un día su pareja les dejó. Una persona no deja de llorar el día que su pareja le deja, sin ser consciente de que gracias a eso, encontrará al amor de su vida.

Increíbles obras de arte han creado los artistas gracias a ciertas tragedias personales, así como grandes éxitos musicales se han creado gracias a la rabia y tristeza que un día sufrió el autor.

"Hay finales que son sólo el principio de algo mejor"

Conclusión 3.

No pierdas el tiempo juzgando a nadie, sobre todo si esa persona no te ha hecho nada. Una chica puede haberse quedado embarazada con 15 años por haber tenido mala cabeza. Otras personas cometen actos delictivos a esa edad, otros juegan con las drogas, etc...

Lo importante no es lo que hiciste ayer, sino lo que eres hoy, y el pasado no tiene por qué perseguir a nadie si esa persona ya no es la misma que en el pasado. Todos podemos cambiar nuestra vida, y tú puedes aprender a no juzgar a las personas.

En el caso de la chica de la historia, estoy seguro de que muchas personas que la juzgaban, no hubieran sacado ni el valor ni los "huevos" necesarios para tomar la responsabilidad que ella tomó llegado el momento de la desgracia.

Ver: 10 lecciones que aprendemos demasiado tarde en la vida







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo