.......... ........ ......... ....... .......

Si tienes un negocio, todos los meses deberías detenerte a analizar estas cuestiones.

24 de octubre de 2016



A lo largo del ciclo de vida del negocio sufriremos altibajos, y probablemente algunos sean inevitables, pues es parte del negocio. Pero también es cierto que existen problemas predecibles que no se evitan por no dedicar algo de nuestro tiempo a hacer un análisis que debería ser un hábito del empresario, independientemente del tamaño de nuestra empresa.

Algunas empresas hacen este análisis una vez a la semana. Si bien para según el tamaño de nuestra empresa, podría ser excesivo una vez a la semana, debemos incorporar el hábito de hacerlo como mínimo una vez al mes, pues los negocios, al igual que las acciones, producen avisos de tendencias.

Tanto si eres un autónomo como si eres un empresario a cargo de 100 empleados, debes responder a estas cuestiones.

¿En qué negocio estamos realmente? ¿Qué vendemos exactamente?

Ya hablamos de este punto en un anterior artículo. En ocasiones, las empresas pierden su identidad, olvidan por qué un día comenzaron. Como reza el viejo dicho: "Si tu negocio únicamente hace dinero, es un mal negocio".


No olvides tener muy presente la identidad de tu empresa. No vendes camas, vendes descanso. No vendes ordenadores, sino todo lo que se puede hacer con un ordenador. No vendes seguros de vida, sino tranquilidad para la familia...

Todo negocio surge (o debería surgir) con la idea de ayudar a otras personas con el producto o servicio que ofrecemos. Puede parecer una chorrada, pero recordar de qué forma contribuimos con nuestro producto, podría evitar que nuestra empresa cayera en una crisis de identidad, así como podría servir de motivación para nuestros vendedores.

¿En qué ciclo del negocio nos encontramos?

Los negocios son como las acciones. Tienen un inicio, una subida, bajada, algunos duran para siempre mientras otros desaparecen del mercado. Algunos encuentran resistencias, y otros se mantienen planos.

¿Tu negocio está creciendo, tu negocio está estancado, está decreciendo, lleva meses tomando una tendencia alcista o bajista? ¿Vendo más o vendo menos? ¿La reducción de ventas viene a raíz de una bajada de entrada de nuevos clientes o, por el contrario, entran más clientes pero ha bajado el ratio de conversión de ventas?

¿Qué le falta a nuestro negocio, qué le sobra, de qué podemos prescindir, qué podríamos añadir? No importa el éxito de tu negocio, pero como emprendedor, debes saber el ciclo y la tendencia en la que se encuentra el negocio.

A menudo, cuando las cosas van bien en el negocio, no nos molestamos en hacer análisis. Es cuando las cosas comienzan a ir mal cuando lo hacemos, y en ocasiones, los daños ya son importantes.

¿En qué ciclo se encuentra la industria o sector al que nos dedicamos?

Debemos analizar la situación como un embudo; desde lo más amplio (el mercado) a lo más pequeño (nuestra empresa).

Podemos poner como ejemplo el "boom" de las tiendas de cigarrillos electrónicos. Las primeras hicieron mucho dinero, luego le siguieron otras que ganaron también algo de dinero, y finalmente se abrieron otras que llegaron justo a tiempo para perder toda la inversión. el sector tuvo un rápido crecimiento, tan rápido como la caída.

Conocer cómo va la industria o sector al que nos dedicamos y analizar su tendencia, nos puede dar un tiempo de maniobra perfecto para hacer cambios o dejar de hacer inversiones costosas, así como tomar otros canales de venta, e incluso un cambio de sector.

¿En qué ciclo de la economía nos encontramos?

No se le pide a los empresarios que tengan conocimientos económicos a nivel experto, pero tras lo ocurrido en esta última crisis, sí que deberíamos conocer al menos las fases de una burbuja para así poder identificar el tramo de la economía en que nos encontramos. No acertaremos el momento exacto, pero al menos debemos saber que tras una gran subida, veremos importantes correcciones e incluso severas caídas en la economía que afectarán a varios sectores.

(Ver: ¿Cada cuánto tiempo cae la bolsa?)

Analizando todas estas cuestiones, y haciéndolo a menudo con el resto de miembros que formen nuestra empresa, se pueden sacar ideas para aumentar las ventas, anticiparse a cambios en nuestro sector y, por tanto, anticiparnos a nuestra competencia.

Ver: Cómo recuperarse después de fracasar en el negocio







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo