.......... ........ ......... ....... .......

Querido amigo: toma 11 razones por las que no voy a prestarte dinero.

21 de noviembre de 2016



La mejor forma de perder un dinero duramente ganado es prestarlo. No se sabe exactamente los motivos reales de por qué es tan alto el porcentaje de "no cumplimiento" cuando se presta dinero a  amigos y familiares, pero yo me atrevería a decir que se debe a solamente dos factores:

  • 1. No va a poder devolverte el dinero ni aunque quiera.
  • 2. No tenía pensado devolverte el dinero en el momento en que te lo pidió prestado.
Cuando alguien me pide que le preste dinero, mi respuesta por defecto es NO. No tengo necesidad de buscar excusas del tipo "ahora no me viene bien", "si me lo llegas a decir dos meses antes...", no te debe dar miedo ni pudor decir claramente: "No, yo no soy de prestar dinero", puesto que esa persona no ha tenido pudor a la hora de pedírtelo.

Como ya expliqué en un anterior artículo, he hecho excepciones en este sentido, y en el 50% de esas excepciones, perdí el dinero y el amigo, lo que me recuerda que no hay que hacer demasiadas  excepciones en este sentido. Si a pesar de lo que voy a publicar, decides prestar dinero, echa un vistazo antes a nuestros consejos a la hora de hacerlo

Si vas a ser mi amigo y tienes pensado pedirme dinero prestado, las probabilidades de que tengas éxito en tus intenciones son extremadamente bajas, sobre todo si reúnes algunos de estos requisitos que voy a nombrar a continuación. Piensa en ésto también si estás pensando en prestarle dinero a una persona.

Esa persona tiene padres, hermanos, primos, amigos y existen bancos. ¿Por qué te está pidiendo el dinero a ti? La mayoría de respuestas son el motivo por el que no debes prestarle dinero si no quieres perderlo.

1. Es una persona que se niega a conseguir un trabajo - cualquier trabajo. Ten en cuenta que entre tener un mal trabajo o un trabajo mal pagado y no tener trabajo, las dos primeras opciones son más aconsejables.

2. Es una persona cuyo estilo de vida no se puede costear con sus ingresos. Hace un tiempo, me decía un conocido que la gente que gana mucho dinero se le nota, porque tienen un buen coche, se compran casas más grandes, etc... a las pocas semanas de esa conversación, me estaba pidiendo dinero, y evidentemente no se lo presté, porque según su teoría, él tiene más "dinero" que yo: tiene un coche más lujoso que el mío, y su casa cuesta más que la mía. Según mi teoría, él no tiene coche (sino una deuda que aún está pagando), y tampoco tiene casa (tiene una hipoteca), por lo que con esas condiciones, prestarle dinero conlleva un riesgo elevado.


3. Esa persona no entiende que las deudas son una hipoteca sobre tu futuro inmediato. Una persona sin los conocimientos mínimos en educación financiera, conlleva mucho riesgo de devolución de un préstamo.

4. Se niega a conseguir liquidez vendiendo algunos de sus "juguetes". Y es que esa persona no está dispuesta a vender algo que le costó 300€ por 200€, pero sí está dispuesta a que tú pongas en riesgo 200, 300 ó 1.000 euros . Mala inversión.


5. Culpa a otros de su mala situación financiera. Es evidente que no entiende lo básico: las finanzas personales son cosa tuya. Podría culpar a otros también a la hora de no devolverte el dinero.

6.  Su mujer tiene bolsos y complementos de Louis Vuitton, Prada o vestidos de diseño. Tenéis el último modelo de iPhone. Está claro que su mala situación financiera puede tener mucho que ver con sus ganas de aparentar.

7. Tiene adicciones o ludopatías. No me gusta tener cerca a un borracho por todo lo que su comportamiento dice de esa persona. Así que imagínate prestarle dinero. Si hablamos ya de ludopatías, probablemente no seas el primero al que le pide dinero ni el primero a quien no le va a devolver dinero.

8. Si en su discurso emplea la expresión: "Tú tienes dinero, tú puedes prestarme". Tengo porque no presto y, a menudo, si vivieras haciendo ciertos sacrificios que yo he hecho, también lo tendrías.

9. No diferencia necesidad de deseo. Hay personas que dicen de remodelar su cocina o cambiar de coche (a pesar de que el coche funcionaba). No son necesidades urgentes, sino deseos.

10. No sabe cuánto dinero gasta cada mes ni en qué lo gasta. Personas desorganizadas con su situación financiera rara vez acaban bien financieramente, pues cuando ganen más, gastarán más, y seguirán sin saber dónde tienen la fuga de dinero.

11. Es de los que piensan que la vida son dos días y que hay que disfrutarla. Para esa persona puede que la vida sean dos días, para mí, espero durar 50 ó 60 años más, por lo que mi concepto de disfrutar es distinto, y tú no me lo vas a joder.

En muchos casos, tienes delante a una persona sin conocimientos financieros ni interés por adquirirlos, pero orgulloso y presumido por el tipo de vida que lleva, aunque esté financieramente ahogado. Y por algún motivo, esa persona que nunca ha creado un fondo de emergencia, ni ha tenido una estrategia de ahorro o un estilo de vida frugal, un mal planificador, pretende pasarte su problema y crearte una emergencia a ti, así como un sentimiento de culpabilidad si no cubres su emergencia.

No obstante, estoy seguro de que en muchos casos, la persona tiene la más sincera y honesta intención de devolverte el dinero, pero llega un umbral en las finanzas de una persona que no ha hecho por salir del hoyo, que si hoy no tiene 300€ que necesita, dentro de unos meses, probablemente tenga un agujero de 600€.

En otros muchos casos es más sencillo: te está pidiendo dinero un trepa que no tiene la más mínima intención de devolverte el dinero.








Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo