.......... ........ ......... ....... .......

Cómo darle un giro completo a tu vida el próximo año.

27 de diciembre de 2016



Puede que sientas que tu vida se ha convertido en una constante rutina diaria que ya dejó de proporcionarte gratificaciones. Puede que pienses que ya has llegado a un tope y que a partir de ahora tu vida ya será así. O puede que que hayas asumido que a pesar de que consideras que tu vida es una mierda, es lo que hay, y ya no se puede cambiar.

En una fase o en otra, estás en el camino de sufrir la vida en lugar de vivirla. Por muy conformista que seas, en tu interior, sabes que debes dar un giro completo a tu vida o, al menos, sabes que es lo que te gustaría. Y puede que no lo hagas porque los cambios provocan miedos o sencillamente, porque crees que no serías capaz de hacerlo.

"Dar un giro completo a tu vida requiere de grandes cambios". Esta idea no es del todo correcta, pues sólo necesitas dar unos pocos pasos, pero hacerlo de forma consistente. Todo trayecto de 1000 kilómetros comienza con unos primeros metros. Y esos primeros pasos, como se suele decir, no te llevan inmediatamente al lugar donde quieres llegar, pero te van sacando de la zona de la que quieres salir.


(Ver también: Cómo tener éxito cuando no tienes un talento especial)

1. Retírate a pensar.

Cuando no sabes qué hacer, lo mejor es no hacer nada. Sólo pensar y analizar detalladamente qué quieres lograr, qué quieres cambiar de tu vida, hacia dónde quieres ir....

Sobre todo, deja de gastar energía en las quejas y repetir constantemente lo que no te gusta, y comienza a centrarte en lo que quieres lograr.

Necesitas tener un fin, un propósito, un objetivo en mente para posteriormente tomar la decisión y comprometerte de que harás lo necesario para provocar el cambio que quieres experimentar. Ya sé que voy a repetirme en este sentido, pero si sigues haciendo lo mismo que has hecho hasta ahora, no obtendrás resultados distintos. Nada cambia si tú no provocas el cambio.

2. Quién suma y quien resta a tu vida.

De las personas de las que te rodeas, ¿quién te aporta algo, quién te ayuda a crecer personalmente o profesionalmente? Por el contrario, ¿quiénes son esas otras personas que únicamente te distraen de la meta, te restan el tiempo, la energía...? Deshazte de toda persona tóxica que tengas en tu entorno o limita al máximo la exposición que tengas a esas personas.

3. ¿Tu caso es especial? ¿Tu encrucijada es distinta?

Este tipo de pensamiento es muy común, y es que la mayoría de las personas se escudan en que su situación es más complicada que las de otras personas que que lograron salir de ahí. Y eso es falso. Tu caso no es distinto, es prácticamente igual al que otras personas ya lo han superado, sea cual sea. Y por lo tanto se resuelve exactamente de la misma forma: identificar de dónde quieres salir, identificar hacia dónde quieres ir y trazar el plan de salida.

¿Cómo se resuelven las encrucijadas?

Todos hemos atravesado o atravesaremos algún momento muy complicado en la vida. Todos nos veremos mirando de frente un problema: algunas personas le darán la espalda a ese problema, y el problema les perseguirá toda la vida. Otros se enfrentarán a ese problema.

Ante una encrucijada de la vida podemos afrontarla o podemos hundirnos y huir. El hecho de que hagas frente a una situación no necesariamente significa que vayas a ganar, pero si algo hay de sentido común, es que no supera algo que nunca se afronta.

Cada decisión que tomas en la vida, trae consecuencias, tanto las decisiones que tomas como aquellas que nunca tomas. Y las que nunca tomas, suelen ser desastrosas para tu felicidad.

4. Suprime elementos de tu vida.

Comienza a deshacerte de las cosas que se asocian con esa vida que te gustaría cambiar. En esas cosas, en ocasiones se incluyen personas. Si alguien necesita que explique mejor este punto, que lo diga en un comentario.

(Ver: La importancia de las personas de las que te rodeas, como nunca te lo han explicado)

5. Enfoca tu energía en aquello que puedes controlar.

La mayor parte de las cosas que preocupan a la mayoría de la gente son cosas que están fueran de nuestro control. La depresión viene de una carga de pasado y el estrés de una carga de incertidumbre hacia el futuro. Ambos estados mentales son muy perjudiciales al estar fuera de nuestro control. No sabemos cómo será el futuro, y el pasado ya no lo podemos cambiar.

Donde sí podemos centrar nuestra energía es en lo que vamos a hacer hoy para mejorar nuestra vida. Ahí es donde debemos poner el foco, pues hoy sí está dentro de nuestro control.

En lugar de enfocar tu energía en aquello que no tienes y que te gustaría tener, pon tu foco en lo que tienes y cómo lo vas a usar para conseguir lo que deseas.
6. Empieza pequeño, pero piensa en grande.

Tanto si hablamos de negocios como de un cambio en un hábito de nuestra vida, el consejo es el mismo. Si quieres perder 30 kilos de peso, no te centres en la cifra de 30, pues te vas a frustrar. Piensa en perder 1 kilo, luego otro.

Si quieres hacerte emprendedor, comienza con los medios que tienes a tu alcance para ir creando un crecimiento orgánico saludable e ir probando si tu idea de negocio funciona correctamente antes de poner todo tu patrimonio en dicha idea.

7. Cambia la forma de pensar.

Todo cambio que es importante, al igual que lograr las cosas que merecen la pena, no suele ser fácil y rápido. Debes estar preparado para enfrentarte a todo tipo de obstáculos e imprevistos que irán surgiendo en el camino del cambio. Esos imprevistos y obstáculos no nos pueden hacer retroceder en nuestro propósito, o de lo contrario, todo el esfuerzo previo habría caído en un saco roto.

Si vas a dar un cambio radical a tu vida, no va a ser fácil, y eso debes saberlo. Pero valdrá la pena una vez lo logres.

Ahora bien, ningún cambio importante se ha logrado desde la zona de confort. Hay que salir de ahí para conseguirlo. Y eso también debes tenerlo muy claro.

8. Acelera el aprendizaje y consigue un atajo.

Dicen que para el éxito no hay atajos, pero lo cierto es que sí los hay. Uno de los mejores atajos para el éxito es incluir en tu círculo o bien a un mentor, o bien a personas que hayan hecho lo que tú quieres hacer. O que ya estén ahí.

Es decir, si quieres ser un empresario, rodéate de empresarios. Si quieres aprender sobre el desarrollo de aplicaciones, pasa más tiempo que las personas que trabajan en ese mundo. Hay personas que desde arriba ya te pueden evitar cometer muchos errores.

Pero ante todo, sea lo que sea, vas a tener que aprender. No creas que tú vas a lograr en 3 días sin aprender nada, lo que otros tardaron 10 años aprendiendo cada día. No seas ese tonto motivado cuya motivación subida al carro de la ignorancia hace que se estampe contra el primer muro que se encuentre en su camino.

Y si eres de los que se marcan propósitos de año nuevo,

aquí tienes...6 motivos por los que no logras los propósitos de año nuevo







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo