10 Cosas sorprendentes que te pueden llevar al éxito (y no todas dependen de ti)

29 de enero de 2017



Cualquier persona puede lograr el éxito definiendo exactamente lo que quiere, usando los medios que tiene en ese momento, y construyendo su propio destino a partir de ahí. También puede desechar hábitos que le conducen a una vida poco deseable y adquirir fácilmente hábitos que te conducen al éxito.

Pero luego tendríamos otros factores que son aparentemente variables y aleatorios que a ciertas personas les puede dar una ventaja injusta sobre otras personas. Algunos de estos factores pueden resultar muy curiosos, y, de hecho, ya hemos hablado en Negocios1000 de algunos de ellos. En este caso, usamos la excelente y detallada selección contrastada de Shana Lebowitz y Rachel Gillett para Business Insider, y escogemos los más llamativos.

Algunos de estos factores pueden ser buscados y aprendidos, mientras otros, están fuera de nuestro control.

(Ver también: 6 ventajas injustas que otras personas pueden tener sobre nosotros para lograr el éxito)

1. Los niños rebeldes y desafiantes suelen ganar más dinero que el resto.

Diferentes estudios han encontrado una conexión entre los niños rebeldes en su adolescencia y el tener ingresos más altos en la edad adulta.


No hablamos de una rebeldía en cuestión de actos delictivos y pérdida de valores, sino a la hora de seguir las normas o romper las reglas. Esos niños que les cuesta seguir las reglas estipuladas o que no asumen fácilmente que algo hay que hacerlo de tal modo porque lo dice la autoridad, son los que en la edad adulta no siguen las mismas normas que el resto, y crean sus propias reglas. y ésto, es un condimento muy presente en las personas de éxito.

El estudio dice que los niños con alto coeficiente intelectual obtuvieron mejores trabajos en la edad adulta, pero los rebeldes, acabaron ganando más dinero.

Ejemplos de niños rebeldes y desafiantes con la autoridad: Richard Branson, Bill Gates, Steve Jobs, Mark Zuckerberg....

2. Las altas expectativas de los padres para sus hijos son más importantes que el nivel socieconómico familiar en el que se cría ese niño.

La investigación sugiere que si bien el nivel socioeconómico de una familia aumenta de forma exponencial un futuro económico prometedor para los niños que crecen en esa familia, ésto podría no estar relacionado con el nivel socioeconómico en sí, sino con las expectativas de los padres en cuestión.

Cuando una familia pobre tiene grandes expectativas para su hijo, el niño suele lograrlas con más facilidad.

Y es que es algo obvio, pues si crías a tu hijo bajo la falsa premisa de que como eres pobre, tu hijo no podrá tener tanto éxito como el hijo de los ricos, estás provocando un resultado autocumplido.

Más sencillo aún... si planeas el futuro de tu hijo para que trabaje en la fábrica del pueblo, tu hijo estará en desventaja con esos otros niños cuyos padres tienen la expectativa de que sea un médico, abogado o un gran empresario.

Tanto si le dices a tu hijo que vale mucho como si le dices que no vale tanto, en ambos casos lo estás sugestionando a obtener ese resultado que coincide con tu visión.

3. Tu mes de nacimiento puede influir en tu éxito.

Y no porque un horóscopo tenga a más astros de su parte. Malcolm Gladwell hablaba de ésto en su libro "Fueras de Serie", donde explicaba que, casualmente, en Enero nacen más deportistas profesionales que en cualquier otro mes en aquellos países donde la fecha de corte es el 31 de diciembre.

Es decir, un niño de 9 años nacido en Enero tiene la misma edad que un nacido en Diciembre, pero a esa edad, el que nació en Enero está físicamente, mental y emocionalmente más desarrollado que el nacido en Diciembre, pues tiene casi un año más. Por eso, en un partido, si un ojeador ve a ambos jugadores, se decantará por el que ve más "hecho" profesionalmente, y a menudo es el nacido en Enero.

Los investigadores han observado que ésto también se da en el mundo de los directores de empresa, encontrando que el número de nacidos en Junio y Julio es muy inferior a los nacidos en otros meses. Eso es porque la fecha de corte en la escuela hace que los nacidos en estos meses sean más jóvenes en el colegio, por lo que los puede situar en una desventaja intelectual temprana.

4. Ejercicio y matemáticas ayudan a tener más éxito.

Diversos estudios han encontrado que el mayor rendimiento en matemáticas en colegio e instituto, se ha  asociado a un salario más alto en el futuro. Independientemente de si acabas graduándote en la universidad o no, los estudiantes que que posteriormente asistieron a cursos avanzados de álgebra y geometría han ganado más dinero que el resto.

Asimismo, el ejercicio regular y la participación en algún equipo deportivo han demostrado ser también estudiantes más eficaces y han logrado tener más éxito que los grupos de estudiantes que no practicaban ejercicio regular ni formaban parte de ningún equipo deportivo.

5. Hábitos de sueño saludables están relacionados con mejores resultados académicos.

Los estudios confirman la obviedad: el no descansar lo suficiente y no dormir las horas estipuladas, hacen que nuestro cerebro no funcione en toda su capacidad. Y ésto no sólo para los estudios, sino incluso para las decisiones que tomamos en nuestra edad adulta.

Unos hábitos de sueño saludables han demostrado crear a más personas de éxito que aquellos que no duermen lo necesario. Si duermes menos, rindes menos. Si duermes más, rindes más. no hay mucha ciencia detrás de ésto.

6. Las personas más atractivas suelen tener más éxito.

En promedio, las personas más atractivas, tienden a ser contratados con mayor facilidad y ascienden más rápido que el resto. Sencillamente, gustan más.

Detrás de ésto podría estar el famoso "Efecto halo", que es un sesgo que hace que veamos cualidades en una persona por el único hecho de ser atractiva, aunque no tenga realmente esas cualidades que le estamos atribuyendo.

Pero no te preocupes, pues no te podemos hacer más guapo/a, pero sí más atractivo: ver: 16 formas de ser más atractivo.

7. El sentido del humor ayuda a tener más éxito.

Las personas con sentido del humor suelen enfrentarse mucho mejor a las dificultades y también consiguen construir mejores relaciones que el resto, es decir, gustan más y hace que las personas se sientan más a gusto y cómodas con este tipo de carácter.

Además, como base científica, el sentido del humor, conlleva un buen estado anímico que te hace sonreir más, lo cual segrega dopamina, un neurotransmisor que te aleja un poco más de la depresión y que te hace más eficiente, creativo y comprometido.

Incluso para los líderes, el humor les ayuda a ganarse la confianza de los empleados al verse como personas más empáticas y accesibles.

8. Narcisistas y personas con rasgos psicopáticos, suelen tener más éxito.

Lo cierto es que una alta puntuación en estos rasgos "oscuros" de las personas te pueden ayudar a tener más éxito a pesar de lo que dice la creencia popular.

Y ojo, no hablamos de que tengas un problema clínico, sino una alta puntuación en estos rasgos. Los narcisistas suelen tener un sentido del "yo" grandioso, pero también les convierte en mejores negociadores y hacen que den una buena impresión a primera vista, sobre todo en las empresas.

A pesar de la creencia popular, en el lado contrario tendríamos a la persona super-agradable, 1que según un estudio, ha demostrado que puede ser dañino en tu carrera.

Y por último, como publicábamos en un anterior artículo, los psicópatas suelen estar dirigiendo empresas, no en la cárcel (al menos las personas con rasgos psicopáticos), y esto se debe a que grandes aparentes taras de la personalidad como es la falta de empatía, también te puede ayudar a no sentir remordimientos con muchas decisiones que en ocasiones se deben tomar en el mundo de los negocios. De una forma o de otra, esa frialdad, parece que ayuda a tener más éxito.

(Ver: Por qué actuar como un psicópata te puede ayudar a tener más éxito)

9. Personas con voces más graves suelen ser seleccionados para posiciones de liderazgo.

La investigación sugiere que los candidatos políticos con voces más graves tienen más probabilidad de ganar las elecciones.

Y es que todo parece indicar que una voz profunda puede darte más credibilidad en un discurso. Y lo mismo ocurre para los CEOs de las empresas.

10. Las personas con sobrepeso son vistas como menos competentes que las personas delgadas.

Existe un sesgo de peso probablemente injusto a la hora de contratar a una persona.

En un experimento, hombres y mujeres seleccionaban candidatos a través de currículos que incluían fotos de personas delgadas y otros con esas mismas personas, pero alteradas digitalmente para que parecieran obesas.

El experimento no dejó lugar a dudas. Se decantaron en su mayoría por las personas delgadas a pesar de tener los mismos conocimientos y experiencia laboral.

Y es que otros estudios han intentado demostrar que el cerebro de las personas perciben a una persona obesa como más descuidada y con menos fuerza de voluntad que sus pares más delgados.

No obstante, en retrospectiva, ningún experimento o estudio ha podido encontrar resultados reales de competitividad intelectual o laboral entre delgados y obesos. Únicamente es percepción, y de la misma forma que el efecto halo trabaja a favor, también puede trabajar a la inversa.

Ver: Lo que te lleva a la pobreza, según el autor de "Los hábitos de la gente millonaria"







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo