17 Reglas de la vida

22 de septiembre de 2017



Aunque probablemente no existan reglas universales de la vida, a lo largo del tiempo, voy recogiendo algunas lecciones y reglas, que por experiencia propia o experiencias ajenas, casi, casi, podríamos convertirlas en universales. Estas son 17 reglas de la vida:

1. Cuando quieras hacer algo, hazlo.

Por diversos motivos, siempre es mejor idea no comunicar tus planes. No le digas a nadie lo que vas a hacer. De esta forma, la gente verá el resultado, no tus planes.



2. La vida sin dinero, suele ser más problemática.


Es cierto que el dinero por sí solo no da la felicidad y que el dinero no puede comprar muchas cosas, pero la carencia de este "material" genera muchos problemas tanto a los que creen en él como a los que no creen en él. Si definimos el éxito parafraseando a Tony Robbins, el éxito sería "hacer lo que quieres, cuando tú quieres, con quien quieres, cuantas veces quieras. Y para ello  no necesitas ser rico, pero sí libertad financiera. Si quieres gastar más, gana más dinero. Como partimos de que el trabajo ocupará la mayor parte de tu vida, busca la forma de que tu trabajo sea significativo y te aporte algo más que dinero. Recuerda que lo malo del dinero es que a veces te obliga a hacer cosas que no quieres hacer.

3. Cuida los lazos familiares.

Es cierto que hay algunas excepciones, donde el consejo sería todo lo contrario: "manda al carajo a tu familia", pero en la mayoría de los casos, con el paso del tiempo entenderemos que los lazos familiares es lo más importante que vamos a tener. Probablemente sean las únicas personas que vamos a tener de forma incondicional hasta la muerte. Mantén feliz a tu familia: padre, madre, hermanos, hijos... probablemente sea el círculo más importante que vamos a tener en la vida.

4. Mantente feliz.

Ser felices es una elección que hacemos en la vida. Con nuestros buenos y malos momentos, podemos elegir la felicidad, un carácter afable y alegre. Si hacemos esta elección, contagiamos nuestro entorno. Aquello que proyectamos a los demás y a nuestro entorno, es aquello que recibimos. Y esto no es energía cósmica, sino neurociencia.

5. Presta tus oídos a los consejos desinteresados.

Es cierto que no siempre podemos hacer caso de los consejos que nos dan los demás, pero es buena idea escucharlos y tenerlos en cuenta, aunque en último término la elección sea tuya. En ocasiones, los consejos de personas ajenas a tu situación suelen ser más válidos, debido a que no hay sesgos ni están implicados en la situación. Si un consejo viene de una persona que te gana en experiencia y vivencias, tenlo siempre en cuenta, pues te puede evitar cometer muchos errores.

6. Vive en presente.

La mayoría de las preocupaciones que tenemos en la vida no tienen nada que ver con lo que nos ocurre hoy, sino con cosas que nos ocurrieron ayer o cosas que podrían ocurrirnos mañana. Pasado y futuro son dos tiempos en los que no podemos hacer nada, y esos dos tiempos nos pueden provocar estrés y/o ansiedad. Sólo está en tus manos hacer lo que puedas hacer hoy. Si te centras únicamente en el "hoy", puedes cambiar el mañana para mejor.

7. Sé agradecido con lo que tienes, pero progresa.

No te compares con los demás. Siempre habrá alguien que tendrá más que tú. Tampoco te centres en lo que no tienes. Agradece lo poco o mucho que tienes, y usa eso que tienes como punto de partida para continuar mejorando.

Vídeo en el que hablo sobre el secreto de la felicidad.



8. No esperes nada de nadie.

Las decepciones aparecen cuando tenemos expectativas que no se cumplen. La única persona que puede ayudarte a lograr cosas en la vida eres tú. Claro que a lo largo del camino aparecerán personas que te ayudarán y te brindarán posibilidades, pero no partas con la premisa de que las personas deberían ayudarte, pues es muy probable que acabes frustrado y decepcionado, incluso con las personas que menos te esperas.

9. Mantente sano.

Mantente sano tanto física como emocionalmente. No importa lo que hagas o lo que seas. Si cuando te miras al espejo no te gusta lo que ves, comienzan las inseguridades. Si la enfermedad entra en tu vida, se vuelve algo más de color gris. Si tu vida la controlan las adicciones, no eres el dueño de tu vida, y por lo tanto, todo comienza a ir peor.

10. Aprende a decir NO.

Una de las cosas más valiosas que puede tener una persona es la capacidad de aprender a decir NO. NO a lo que no estoy dispuesto a soportar, NO a la gente que me hace perder el tiempo y me desvía del camino correcto. NO a lo que no me apetece hacer. cuando adquirimos la habilidad de decir NO a todas esas muchas cosas que se merecen un NO, podemos centrarnos en esas pocas cosas que se merecen un SÍ. Recuerda que todo lo que no suma en tu vida, lo que hace es restar.

11. Deshazte de la negatividad a tu alrededor.

Si alguien tiene un problema, y podemos ayudar a esa persona, ni que decir tiene que nuestra misión debería ser hacer lo que esté en nuestra mano para ayudarle. Ahora bien, no podemos convertirnos en psicólogos escuchando todos y cada uno de los problemas de la gente, pues no hay nadie tan fuerte en el mundo como que para eso no le afecte emocionalmente. Dentro de lo posible, intenta no hablar de cosas negativas y no permitas que otros lo hagan por defecto. Ganarás en calidad de vida.

12. Habla menos.

Por defecto se suele aconsejar nunca dominar más del 33% de una conversación. A menudo, el hablar y hablar sin parar provoca el agotamiento en los demás. Si alguna vez has notado que hace minutos que no has parado de hablar y que los demás están muy callados, es muy probable que no es que te estén escuchando atentamente, sino que podrías haberles aburrido y por educación no te dicen "para ya, cansino".

13. Sé honesto.

Como dice Warren Buffett, "la honestidad es un bien muy preciado; No lo esperes de gente barata". Al final del día, de la semana, no importa lo que tengas, cuánto ganes o lo que hagas. Si no eres una persona íntegra y con valores, vas perdiendo en la vida.

14. Establece metas.

Establecer metas en la vida es la mejor forma de asegurarse de que vas por el camino correcto. De esta forma sabes que si tus acciones no están acercando a esa meta es porque te están alejando de ella, y hay que cambiar dichas acciones.

15. No rompas promesas.

Es preferible tener la reputación de que nunca hacemos promesas a otras personas o no nos comprometemos, a hacer una promesa y no cumplirla. En el momento que le prometes a alguien algo, debes dejarte el alma en el intento de cumplir esa promesa como si fuera lo más importante que debes hacer en tu vida. Romper promesas es la mejor forma de que nadie confíe en ti.

16. Hazlo siempre todo en tres etapas.

Preparar: elabora un plan.
Ejecutar: Si no tomas acción en el plan, no habrás hecho nada.
Terminar: Lo que se comienza se termina. Con éxito o con fracaso, pero no lo dejes a medias.

17. Ama como si nunca te hubieran lastimado.

Probablemente la regla más importante, y no solo en el amor. Ama como si nunca te hubieran lastimado y comienza con entusiasmo una nueva idea como si nunca hubieras fracasado. No dejemos que nuestro pasado nos defina. Si hoy comienzas una relación y partes de que las anteriores te hicieron mucho daño, vas a ir con frenos en tu nueva relación y vas a provocar un mal resultado (otra vez). Lo mismo ocurre para el tema de los negocios. Si iniciaste una idea de negocio y no salió bien, no te rindas en tu camino emprendedor y vuelve a la carga con otra idea. Recoge las lecciones que aprendiste de tu anterior fracaso, pero ve con todo como si nunca hubieras fracasado, como si no tuvieras miedo.








Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo