Cuál es el precio objetivo de un bitcoin o el valor real de las criptomonedas.

6 de septiembre de 2017



A pesar de que ya he hecho varios vídeos hablando sobre el bitcoin en el canal de Youtube, donde únicamente expongo ciertos argumentos lógicos que podrían ocurrir o podrían no llegar a ocurrir nunca (aunque ya hemos visto que se están dando algunos acontecimientos desde China que espero que hagan ver a los usuarios esos riesgos de los que ya avisábamos), una de las preguntas más frecuentes en los últimos días es:

"Carlos, aunque sabemos que piensas que el Bitcoin es una burbuja, ¿cuánto crees que sería el precio objetivo o el valor intrínseco del Bitcoin o de cualquier otra criptomoneda?"


Y bien, como ya explicábamos en el vídeo, para comenzar, no se puede calcular el valor intrínseco de una divisa, ni mucho menos de una criptomoneda, pues sencillamente no tienen valor intrínseco. Se basan en la oferta y la demanda, y este punto lo dejé claro cuando comparé el bitcoin con botellas de pipí, dando razones por las cuales una botella de pipí podría valorarse en más dinero que cualquier criptomoneda si se da cierta circunstancia. Y puede parecer un ejemplo demasiado absurdo, pero...

Hay quien compara el Bitcoin y las criptomonedas con internet, asegurando que las criptomonedas están como internet en el año 1990. Y este argumento lo usan para explicar el motivo por el cual las criptomonedas van a seguir subiendo de precio, porque supuestamente internet es muy valioso.

(Ver: Así era Internet en 1995)

Y este ejemplo nos sirve perfectamente para explicar que, efectivamente, internet vale más o menos lo mismo que el Bitcoin: Cero euros.

Exacto. Internet no vale nada. Lo que tiene valor dentro de internet son los servicios y empresas que se han creado gracias a internet. Pues bien, en este caso internet es la blockchain (que es la tecnología que usa el Bitcoin) y lo más valioso de las criptomonedas es precisamente su tecnología.

La pregunta que te dará la respuesta sobre si el Bitcoin es una burbuja o no.

Vamos a aclarar que una burbuja es valorar algo por encima de su precio y que las personas adquieran ese "algo" pagando más de su valor. El mercado finalmente pone el precio en su lugar y algunas "cosas" son valoradas a cero mientras que otras pierden un 30, 40 ó 90 por ciento de su valoración.

El hecho de que pagues por una casa 3 millones de euros y que otro esté dispuesto a pagar por ella 4 millones, no significa que la casa valga 4 millones. Su valor podría estar en tan sólo 1 millón.

El Bitcoin en general y las criptomonedas en general únicamente tendrían sentido valorarlas como medio de pago o acumulación de valor. Si no se usa para ninguno de estos dos propósitos, únicamente existirían como producto de especulación con la desdicha de que no se puede ni siquiera valorar.

¿Estará barato a 5.000€ o estará caro a 100 dólares? No hay persona que pueda responder a esta pregunta, pero sí podemos responder a otra.

"¿Si te ofrecieran Bitcoins a 500 dólares por Bitcoin, asegurándote que su precio no iba a bajar de ahí, pero que tampoco iba a subir más de un 0,25% al año, adquirirías Bitcoin?

Está claro que la respuesta sincera del 99% de los amantes del Bitcoin sería que no, pues el motivo por el que han invertido es esperando que suba más, y por lo tanto, no se están adquiriendo Bitcoins por su utilidad como forma de pago (que ciertamente podría tener algunas mejoras con respecto al actual sistema), pero lo cierto es que no hablamos de poseedores de Bitcoins. Eso no existe hoy día. Hablamos de inversores en Bitcoin, los cuales han invertido en un producto con la idea de que su precio suba y hacer dinero con ello.

Y este comportamiento es el que da paso a las Burbujas. El economista Jonathan Tepper, subió hace unos días un gráfico comparando el Bitcoin con otras burbujas, incluida la de las puntocom y la de la construcción, aunque perfectamente podría haber incluido la de los tulipanes holandeses (Tulipomanía), pues el gráfico tendría una línea prácticamente vertical en la subida de los precios. Como se puede apreciar, esa subida alcista asusta, o al menos debería asustar a quien tenga pensado adquirir bitcoins con la esperanza de que su precio llegue al infinito y más allá.




Por otro lado, el Premio Nobel Robert Shiller tiene aún más claro que el Bitcoin es una burbuja alimentada de la falsa creencia de que los Gobiernos no podrían frenarla, y que tarde o temprano, al igual que todas las burbujas, estallará. Y lo jodido de las burbujas es que nadie sabe cuándo sucede el pinchazo de la burbuja.

China está demostrando, con los dos golpes que le ha dado a las criptomonedas que los Gobiernos pueden ejercer control sobre estas "monedas virtuales". No obstante, probablemente, lo que ocurrirá al final, como ya comenté en el último vídeo que hice sobre el Bitcoin, es que los bancos acaben creando sus propias criptodivisas, como ya están haciendo, y que los Gobiernos hagan lo mismo, creando divisas centralizadas, reguladas y respaldadas por algo más que aire.

Llegado ese momento, no es que desaparezca el Bitcoin, pero podrían llegar a convertirlo en algo muy poco atractivo. Una cosa está clara, y es que llegado ese momento, el bitcoin acabaría valorándose a su valor real. Y ese valor real podría ser 0€, podría ser 100€ o podría ser 10.000€. Nadie lo sabe, por lo que esta inversión, fuera de la mera especulación, desde un punto de vista financiero, es una inversión de riesgo muy alto, aunque como ya sabéis, a mayor riesgo, mayor posibilidad de obtener mayores rentabilidades.

Ver: ¿Invertir en bitcoin o en oro? Analizamos y comparamos ambos productos.





Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo