lunes, febrero 19, 2018
Recursos humanosTodo

Capital humano: la mejor inversión de futuro en tu negocio

Desde el punto de vista de Recursos Humanos no olvidemos que
el Capital Humano: las personas que
trabajan en la empresa, es la mejor
inversión a corto, medio y largo plazo
que podemos hacer para que la
productividad de la misma genere riqueza.

Cualquier inversión
en los recursos humanos será una amortización positiva
de la misma.
Mientras que la inversión en medios tecnológicos y productivos, será
amortización negativa por antigüedad, uso y decadencia de unas tecnologías que
se quedan anticuadas según avanza el tiempo.

El coste es muy inferior con el beneficio que se obtiene y
con el plazo de tiempo en los que se empieza a notar los resultados.

La riqueza de los
recursos humanos

Una persona tiene su periodo de crecimiento y formación
hasta que llega a su madurez y saca sus mejores beneficios a la inversión en
tiempo que ha puesto para alcanzar su meta. Es el recorrido de una persona, que
decide realizar unos estudios, consigue un trabajo y con él sus metas futuras.

Si ese beneficio de la persona, le trasladamos a la empresa,
en primer lugar se adapta a la cadena productiva, aprende sus funciones y se
integra en ella. A partir de ese momento la persona alcanza el beneficio de un
trabajo que le permite alcanzar sus metas y la empresa consigue un trabajador
que con conocimientos hace que su cadena productiva sea positiva, avance  y consiga los mejores resultados para que
ambas partes consigan sus beneficios mutuos.

Cuanta más experiencia tiene en su labor diaria, los
resultados serán mejores y mayores ¿estamos de acuerdo?.

Mantenimiento de los
recursos humanos de las empresas

Tu coche necesita un mantenimiento adecuado que los haga
funcionar. No solo gasolina o diesel, sino también un cambio de aceite y
filtros.

Tu empleado aparte de la nómina mensual necesita otro tipo
de mantenimiento que permite a la empresa dos beneficios: el mantenerle
actualizado al momento y, sobre todo, motivado.

La información de la empresa al empleado es un elemento que
mantiene fluida la relación entre ambas partes y consigue que los resultados
positivos de la misma sean satisfacciones para la plantilla, mientras que los
adversos se convierten en elementos potenciadores de su capacidad de preseverancia
para conseguir mejores metas y obtener resultados positivos.

La formación y el mantenimiento actualizado del empleado,
además de no tener una plantilla desactualizada en las necesidades puntuales de
su producción, facilita que los mismos sean más adaptables al cambio y a los
procesos de mejora continua que promuevan una mejor producción empresarial.

La competitividad de
las empresas

Una plantilla mejor formada, con mayores capacidades de
innovación y técnicas, se han convertido en la actualidad en un reclamo
promocional a la hora de ser competitivos con otras empresas que producen los
mismos trabajos.

Si un cliente decide invertir en una empresa que realiza una
determinada actividad, considerara las diferentes opciones que existen en el
mercado para ese producto. Eligira aquella que más calidad le ofrecerá, medible
en cuanto a resultados técnicos de maquinaria y los análisis que del producto
haya realizado para conseguir los mejores resultados. Dicho en palabras más
sencillas: no es mejor aquella empresa que tenga máquinas que produzcan mejores
fotocopias, sino aquellas que las fotocopias estén mejor realizadas por que los
empleados que las realizan tiene unas capacidades más valoradas y realizan un
trabajo más individual y productivo que la mera fotocopia masiva.

Espero saquen sus propias conclusiones. Sino encantando de detallar
más la información que vds nos soliciten a través de sus comentarios.

Deja un comentario