lunes, octubre 15, 2018
negociosTodo

El curioso caso del fracaso de Kodak.

Actualización 3- Septiembre- 2013: Kodak acaba de anunciar que sale de la bancarrota al haber finalizado con éxito su reestructuración. Los acreedores están recibiendo acciones en la nueva compañía reorganizada, según publica el New York Times. Así que atentos a la cotización de esta compañía a partir de ahora.

De una cosa estoy seguro, y es que Kodak pasará a la historia como la compañía que teniendo todo a su favor, un día quebró por no conseguir adaptarse a los nuevos tiempos.

En 1892, se fundaba la compañía Eastman Kodak Company, de la mano de George Eastman, actualmente considerado el Steve Jobs de su tiempo, un auténtico visionario, un emprendedor que cambió el mundo (o la forma de ver nuestros recuerdos). Toda película galardonada con un Oscar desde 1928 tiene algo en común, y es que fue grabada en películas Kodak. Gracias al invento de Eastman, pudimos recoger e inmortalizar el momento en el que el hombre pisó la luna por primera vez.


La compañía Kodak era conocida por su constante innovación, pues fueron los primeros en crear una película de 16mm. Fabricaron cámaras espía para los agentes de la CIA y para el ejército. Fueron los primeros en crear fotos a todo color, los primeros en crear cámaras de un sólo uso y los primeros en crear un producto para hacer fotos incluso debajo de agua.

Vendían el 85% de las cámaras de fotos en todo el mundo y el 90% de las películas a nivel global. Supieron crear un modelo de negocio totalmente rentable gracias al bajo precio de la cámara, como señuelo del posterior y elevado precio de revelación de fotografías. En 1990, Kodak daba trabajo directo a más de 30,000 personas en más de 190 edificios.

Las acciones de Kodak llegaron a cotizar por encima de los 70 dólares. La compañía estaba en el lugar y momento adecuado, perfectamente posicionados y líderes en su mercado.

¿Cuales son las cifras actuales de Kodak?

Hace unos pocos meses, las acciones de Kodak valían unos pocos céntimos, hasta que finalmente dejó de cotizar en bolsa hasta anunciar que entraría en concurso de acreedores. Actualmente, únicamente cuenta con unos 6,800 empleados que podrían perder su trabajo si no se llega a algún acuerdo.

Lo curioso del caso de Kodak es que muchas personas piensan que su fracaso es debido a las cámaras digitales, cuando lo cierto es que Kodak fue la primera empresa en todo el mundo en fabricar la primera cámara digital en el año 1975.

Digamos que abrieron el mercado de negocio que posteriormente acabaría con ellos, pues a raíz de su invento digital, la compañía comenzó a vivir su mejor momento en innovación y, cómo no, en facturación, hasta que llegaron los teléfonos móviles y con la entrada de internet, el cliente no tenía necesidad de revelar las fotos, recordando que el revelado era donde la compañía tenía un mayor margen de ganancia.

Por tanto, los usuarios ya no tenían necesidad de comprar cámaras, ya que la tenían incorporada en el móvil, y del mismo modo, no tenían necesidad de recurrir a una tienda de revelado de fotos, pues algunos lo hacen desde las propias impresoras y otros las conservan en los discos duros de los ordenadores.

Posibles fallos de Kodak.

Si observamos una empresa que era considerada competencia de Kodak, Fujifilm, esta empresa, al ver la situación que se le venía encima al mercado de la fotografía, rápidamente eligió otro camino, diversificando hacia la fabricación y venta de cosméticos.

Según se rumorea, se le ofreció lo mismo a Kodak, incluso se le dieron algunas otras ideas, ideas que la compañía consideró que eran como rebajarse vergonzosamente y ensuciar la imagen de la compañía.

El caso es que, del mismo modo que aparecen compañías dignas de estudiar al tenerlo todo en contra y conseguir el éxito, con Kodak ocurriría todo lo contrario, y es que era una empresa que lo tenía todo a su favor: capital, mercado, experiencia, posición dominante, etc.. y ha hecho lo más difícil. Permanecer estático, no innovar, no ver los nuevos tiempos y no diversificar, hasta encontrarse en una quiebra técnica.

Algunos expertos de la historia, piensan que si el fundador de la compañía, George Eastman siguiera con vida, Kodak tendría grandes acuerdos con las principales empresas que hoy le arrebatan el mercado a la compañía. Nunca hubiera dejado que la empresa se encontrara en zona de peligro.

George Eastman, padecía una enfermedad degenerativa que le producía un fuerte dolor, por lo que a los 63 años de edad, se quitó la vida apretando el gatillo de su arma. Dejó una nota: “A mis amigos: Mi trabajo está hecho, lo he conseguido, así que… ¿para qué esperar?”

3 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.