martes, septiembre 18, 2018
Todo

Buscar trabajo con más de 60 años

Imposible. No. Difícil.

Solo en Madrid, más del 37% de los parados tienen más de 45
años. Rechazados por la edad y olvidados por la experiencia. Un empleado joven
tiene más talento y conocimiento formativo, que un veterano y, sale más barato
a la empresa. Desconoce todo lo relacionado con la experiencia y la cultura de
la empresa en la que trabaja, pero no es valorado.

Por eso, buscar
trabajo con 45 años
es complicado, pero se hace más difícil cuando la
temida edad avanza, aunque no imposible. El tiempo de espera, entre que buscas
empleo y lo encuentras, se estima en un año para los candidatos mayores de 45
años. Sin embargo, a los 55 años aumenta progresivamente y empiezan a
considerarse parados de larga duración.

Mis cambios

En esta situación, son muchos los cambios a realizar para
conseguir trabajo con más de 60 años. En principio el sueldo, va a ser
inferior. Acostumbrado a un salario lleno de antigüedad, el nuevo empleo tendrá
una reducción considerable en el importe a ganar.

Tienes mucha y muy buena experiencia en tu oficio, pero te
limita a trabajar en eso en que eres “tan bueno” y te haces poco competente
para otras actividades diferentes. Tu formación académica está desfasada por el
tiempo y necesita actualizarse.

Tu actitud hacia el cambio debe ser positiva y realista.
Nada será igual con respecto a los trabajos anteriores y tendrás que adaptarte
a las nuevas formas y maneras de trabajar para conseguir  la mejor productividad en la empresa. Nuevos
compañeros y nuevas normativas.

Localiza a través de tu red de contactos las posibles
oportunidades de empleo y rebaja tus expectativas. No vas a ser líder de una
empresa, probablemente tampoco en tus opciones laborales anteriores podrás
encontrar trabajos y siempre serán menores a los anteriores, pero quien busca,
allá.

Mantente vivo, ilusionado, esperanzado y activo. Mejoraran
tus aptitudes profesionales y también tus ilusiones enfrentadas ante una
entrevista de trabajo, donde debes trasmitir ganas, entusiasmo y vitalidad, no
dejando acobardar por la edad, sino por las ganas.

La experiencia
positiva de Paco y Goyo

Ambos eran parados de larga duración. El primero con 62 años
y el segundo con 60 años. Después de un año buscando trabajo, hoy son
comerciales de medicina.

Eran rechazados por la edad en todos los sitios, se
encontraban convertidos en unos inútiles y su experiencia no merecía la pena,
sin embargo a través de una web de medicina, les dieron una segunda oportunidad
como comerciales. Se bajaron el sueldo, pero dejaron de ser vejestorios
inservibles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.