jueves, abril 19, 2018
Recursos humanosTodo

Errores en tu carta de presentación y currículum

Con anterioridad hemos definido que la carta
de presentación
y el currículum
es el carnet de identidad del candidato cuando
busca empleo y, la primera imagen
que trasmite a la empresa en la que busca su oportunidad de trabajo.

Estos dos elementos son tan importantes, como vitales. En un
proceso de selección una mala carta de presentación o un CV mal presentado,
puede ser motivo de exclusión para las siguientes fases de la selección. Cuando una
empresa busca un empleado, y recibe cientos de solicitudes cualquier cosa puede
ser excluyente para retirar al candidato del proceso de selección. De alguna manera, como técnicos en selección, debemos eliminar
candidatos y, esto puede ser un motivo.

Estos dos elementos son importantes y, lo reitero. Y también
motivo de errores voluntarios o involuntarios. Algunos más gordos que otros,
pero que en un momento determinado, puede ser decisivos.

Mi experiencia

En cartas de presentación y currículums he leído frases como
estoy disponible a cualquier hora del
día, excluyendo el horario de siesta
”. Increíble y real. ¿Qué empresa va a
llamar a alguien que es más importante el descanso de media tarde que el empleo?.

Pero hay otras que demuestran el verdadero valor de las
personas. “desconozco si existe alguna
razón por la que deberían contratarme…
”, ¡qué fácil es decir que no a este
candidato! Fulanito no tiene razones para ser seleccionado: no es puntual, no
es eficaz, no es detallista, no es gran currante, repito, “desconozco si existe alguna razón por la que deberían contratarme…”
y… ¿para qué busca empleo, si desconoce si debe ser contratado?

Mi teléfono es el 666 XXX XXXC y le llamas, e insistes en
llamarle. Nunca da tono, nunca da señal, hasta que te das cuenta que el
teléfono que ha facilitado tiene diez dígitos en lugar de nueve ¿cuál es el que
sobra? El responsable de la empresa que intenta contratarle, no tiene tiempo para
averiguar cuál es su teléfono correcto y desiste de darle una oportunidad.

Cuida de no cometer
estos errores

El currículum debe estar en orden cronológico, tanto en la
formación académica como en las experiencias laborales. De más actual a  más antiguo. Cualquier otro formato genera
despistes y complicaciones en el seleccionador. El desorden indica una persona desorganizada y, en muchos casos, motivo de
descarte.

Lo mismo ocurre con las faltas de ortografía. Es una mala
señal que un texto pequeño de una carta de presentación se cometan errores. Da
una imagen negativa, inculta y desinteresada del candidato. Recordemos que es
la primera imagen tuya, que recibe la empresa, de esas primeras sensaciones
dependerá el futuro de tu tiempo como candidato en la misma.

La fotografía del candidato y la imagen del currículum son
la primera sensación del técnico de selección. Si llamas la atención de alguna
manera, te vera y estudiará tu oferta con más atención y cuidado. Por lo tanto,
no desmerezcamos oportunidades con malas fotocopias o presentaciones pobres. Es
como ligar, tu futuro con tu chica ideal, dependerá de su primera impresión
contigo.

No hagas currículums largos. Máximo dos hojas. Al menos
presenta un currículum resumido. Si luego, como en un anexo quieres entrar en
detalle de cada experiencia academica o laboral, lo puedes hacer, pero al menos, la primera imagen debe ser limpia,
cuidada y resumida. Ten cuidado con las explicaciones de los contenidos laborales y academicos, pueden volverse en tu
contra por una mala interpretación del técnico de recursos humanos que los recibe.

Deja un comentario