viernes, abril 20, 2018
Todo

Situaciones reales en la búsqueda de empleo. Visto desde Recursos Humanos.

El caso que contamos a continuación, es real. La semana
pasada estuve en la delegación de una empresa de trabajo temporal viendo
currículums . Estaban clasificados por formación académica y ocurrían casos
muy dispares, en los que quizás te veas reflejado en estas líneas. Para ello,
te damos alguna solución.

Supervisar esas demandas de empleo consigue sacar una serie
de conclusiones que, derivadas del momento en que vivimos, bien merece una
reflexión y, para algunos, quizás un cambio de enfoque. Nos encontramos con
muchas circunstancias particulares y, por ello, estas conclusiones son
generales y, no siempre, pueden ser adaptadas a todos los perfiles.

Decir NO a un trabajo

Más de cinco millones de parados, un proceso de selección
realizado con los mejores contrincantes existentes para el puesto. El gestor de
recursos humanos, llama para comunicar que una persona ha sido seleccionada.
Para sorpresa de todos, el candidato dice: “Tengo que pensármelo”. Finalmente dice NO.

Aún nos permitimos decir NO a un trabajo. En un momento en
que las empresas piden más responsabilidades en el puesto que ocupas, en un
momento en el que se trabajan más horas que las pactadas en tu convenio y en un
momento donde las empresas tienen un amplio abanico de candidatos que ofrecen
la mejor formación y excelentes experiencias, alguien dice NO a un trabajo. ¿Realmente existe esa necesidad de trabajar?, ¿Qué puesto de trabajo buscamos y en qué
condiciones?

Monotonía en los
curriculums

Ves un sólo currículum y ya los has vistos todos. Muchos curriculums están realizados
sobre papel en blanco o fotocopias. En algunos casos no tienen foto y en otros
cuesta encontrar los datos básicos para la criba inicial de candidatos. El
técnico no descubre nada en ellos, ni un rostro, ni una formación, ni nada que
identifique que ha cambiado de candidatos. Parecen fotocopias iguales aunque
cambien los datos personales y formativos.

De ingenieros había cientos y me imagino a cualquier
ciudadano buscando una aguja en un pajar, donde todas las pajas son idénticas y
la aguja muy fina. Si tenemos cientos de curriculums en formato similar y sin
foto, ¿qué hace que nos fijemos en el tuyo? ¿Por qué escondes tu rostro? Al
seleccionador le gusta poner imagen al candidato.

Se diferente en tu presentación, llama la atención. Poneros
en el caso del seleccionador que ve cientos de curriculums iguales. Tiene que
fijarse en el tuyo. Tu formación, tu experiencia tiene que ser vista y
analizada. Al menos, tendrás una oportunidad. No puedes mentir en el
curriculum, pero si puedes ser creativo en el mismo. Llama la atención de la
empresa donde te diriges a buscar empleo.

Desfase entre tu
formación y tu búsqueda de empleo

En ocasiones, en esta revisión, hemos observado que existen
candidatos que desde el año que concluyeron su formación académica hasta la
fecha, han tenido indefinidos contratos temporales, pero no han conseguido su
oportunidad definitiva.

Esto tiene dos lecturas:

Por un lado, si han pasado muchos años desde su formación a
la fecha actual, sus estudios están empezando a des-actualizarse y necesitan
una renovación. Máxime cuando año tras año están saliendo al mercado de trabajo
nuevas promociones de estudiantes con los estudios actualizados y recién
terminados. Ese candidato debe reaccionar, pararse a pensar y buscar una
solución a su situación. Su formación es adecuado, pero  un candidato más joven, ofrece una formación
más actualizada y más preparada.

Por otro lado, que ha pasado en sus experiencias laborales anteriores
para que en ninguna de ellas haya tenido una oportunidad definitiva. El
seleccionador reflexiona en sus carencias y las competencias profesionales no
desarrolladas, para que ninguna empresa anterior no se haya decidido por ese
candidato.

En ambos casos, la reflexión y la decisión de un camino
determinado ha de ser crucial para el candidato. Se están pasando sus mejores
etapas y sus mejores oportunidades, pero llega un punto que debe parar y
retomar el camino hacia la oportunidad definitiva.

Sí  alguno de los lectores, no ha encontrado trabajo aún y
no se ve reflejado en cualquiera de estas circunstancias, puede contarnos su
caso particular, para buscar alguna solución.

Deja un comentario