miércoles, mayo 23, 2018
Recursos humanosTodo

¿Soy empleable?. 6 Cualidades que definen tu grado de empleabilidad.

 La empleabilidad es ese concepto que define a un empleado para
mantenerse en el puesto de trabajo gracias a su facilidad de adaptación a un
mercado laboral en continuos cambios. Dicho de otra manera, es la facilidad de
mantener el puesto de trabajo y evitar que tu contrato laboral se rescinda.

No te echan, simplemente no te adaptas a las condiciones del
puesto de trabajo en función de una serie de características que hacen que el
empresario siga confiando en tus valores profesionales y capacidades técnicas.

En este sentido, existen seis parámetros que definen tu
grado de empleabilidad, comprueba en las seis definiciones adjuntas tu grado de
mantener tu puesto de trabajo y no incrementar la lista del paro.

Cualidades para
conseguir la empleabilidad
Vocación
La tarea que realizas a diario durante la jornada laboral o
la profesión que has elegido ¿es la tuya? Muchos trabajan en oficios que no son
los suyos y, para conseguir mejor rendimiento profesional deben cambiarse de
puesto.
Siempre se ha dicho que el médico o el profesor son oficios
con vocación. Imagínense alguien enseñando en un centro educativo, sin eso, la
vocación de trasmitir sus propios conocimientos al alumnado.

Un empleado al que no le gusta su oficio, ni está motivado,
ni disfruta con su trabajo; lo que hace muy floja la empleabilidad en empresas
no afines a sus intereses personales.

Competencia
profesional

No es suficiente conseguir el puesto de trabajo y vegetar.
Hay que mantenerse en forma dentro del oficio. Los estudios son requisito para
entrar y, actualizarse en el oficio ampliando conocimientos e intereses, la
manera de mantenerse y renovarse en el puesto de trabajo.

Un atleta que gana una medalla y no sigue entrenando
diariamente, no conseguirá más reconocimientos a su esfuerzo, es más, el día
que salga terminará rendido por el esfuerzo realizado.

Idoneidad

El puesto tiene que ser el adecuado para ti, tienes que
creer en él y trasmitirlo en la entrevista inicial y en el desarrollo
profesional posterior.  El puesto tiene
que estar adecuado a tu perfil, cualquier diferencia entre el puesto y tus
capacidades personales y profesionales se convertirá en debilidades de tu
empleabilidad.

Sería como llevar una ropa que no es adecuada a tu estilo de
vida.

En forma

El título hace referencia a la salud, pero sería mejor
hablar de absentismo o ausencias al puesto de trabajo. Una persona que tiene
reiteradas ausencias por motivos varios al puesto de trabajo, es alguien que no
se siente identificado con el puesto y, si no lo está, tampoco desarrollara una
inquietud por mantenerlo lo suficientemente alta para asegurar su
empleabilidad.

Es como aquel enfermo de colesterol al que recomiendan
realizar ejercicio y por sistema busca escusas para no hacerlo. Su colesterol
no baja y su identificación con su problema no existe.

Recursos alternativos

El empleado que busca la continuidad en el puesto es aquel
que se siente identificado con él. Aquel empleado que busca continúas
soluciones a los problemas, aquel que busca salidas nuevas a sus problemas y
que tiene una formación amplia y variada para reforzar su imagen de hombre de
recursos.

Don de gentes

Las relaciones interpersonales crean un buen clima y una
buena oportunidad para estar a gusto en el puesto de trabajo. También se valora
aquellas personas que evitan problemas y crean buen ambiente laboral,
participando del equipo, con buen carácter y buena disposición a la
comunicación.

Buena aptitud profesional, buenas ganas de trabajar e
interés por la mejora son las mejores bazas para una tasa elevada de empleabilidad.

Reflexiona sobre estos conceptos, identifícate con ellos y
veras tus posibilidades de seguir disfrutando de tu puesto de trabajo. A más
grados de empleabilidad mejores opciones para mantener en el puesto de trabajo
y tu calidad de vida.

Otros temas similares

Deja un comentario